Alentador

16 de noviembre de 2012
Autor: Jorge Crosa
Categoría: Columnistas

Ver a Uruguay con ataque sostenido, nos causó una gratísima impresión.

Es que los golpes de los cuatro últimos resultados en la clasificación hacia Brasil 2014, nos habían dejado muy mal, como a todos los uruguayos.

Igualmente, todos sabemos, más que nosotros los jugadores y el cuerpo técnico, que se puso muy brava la tarea, más no imposible, claro está.

Decíamos que el avance continuado de Cavani, como en el Nápoles, de un Suárez extraordinario, que se mandó una jopeada, un caño y un pase “Clase A”, a Cavani para el segundo gol celeste nos renovó la esperanza, que nunca debemos perder.

Antes, en jugada colectiva célebre, Cáceres para Rodríguez, éste para Suárez, levantó centro hacia Cavani, pero interrumpió Glik y ¡caja! para Uruguay. 1 a 0, 20 minutos. Bien.

Se agrega en la presentación uruguaya, un esquema interesante y rendidor. Muslera con la seguridad de siempre y una atajada salvadora a los pies de Lewandoswki, (Borussia Dortmund). Los del fondo, Aguirregaray (con subidas muy buenas y dificultades en la marca), Lugano (el orden y la fuerza conocida), Godín (el que resta y va adelante en el Atlético de Madrid,  muy bueno) y Cáceres (gran juego, impecable en quites, tiempista clásico y un pase genial para el tercero de Suárez).

Alvaro González (con problemas, pero con gran voluntad), Areválo Ríos (gran recorrido y traslado, sin sobresalir), Lodeiro (luchador, agresivo, figura, sin duda), Cristián Rodríguez (siempre veloz y encarador con buenas resoluciones), de Suárez ya escribimos de su jerarquía, un fuera de serie y Cavani, en el lugar que hace goles o los asiste.

Esto es, una celeste prometedora, solidaria y con potencia.

Tres ítems que nos faltaron en las tristes jornadas de un empate y tres derrotas.

CLARO QUE POLONIA …

Sabemos que los polacos no son fantásticos, pero estaban en su rancho y entrenados,  con tres  jugadores de primer nivel como Lewandowski el punta y el volante Mierzejewski (Trabzonspor) , junto a Obraniak (Girondins de Bordeaux, el del potente gol con un zurdazo implacable al ángulo de Muslera), se lucieron en los locales.

Son rápidos, pero les falta profundidad y de allí la justificación de la eliminación de la Eurocopa. Se complicaron para marcar a Suárez y perdieron siempre con Cáceres.

De cualquier manera, hacemos lugar al costumbrismo uruguayo que, cuando ganamos, “no le ganamos a nadie” y cuando perdemos, “somos un desastre“.

Vale la mención.

UN BANCO FUERTE

Sorprendió  el ingreso de Gastón Ramírez (46′, buscador e impreciso)  por Cavani, pero fue por precaución y teniendo presente la carga de partidos del salteño en Italia. Gargano (correcto) por Aguirregaray, los minutos de Eguren, Castro, Alvaro Pereira y Stuani, fueron para participar, más que nada. Fue bueno ver a Castro y Stuani, como para que se vayan acostumbrando.

Eso es lo destacable y lo que importa.

Saber que  tenemos un “banco” sólido, en el que se puede confiar y que seguramente, irá aumentando sus “acciones” con otras convocatorias.

La “inversión” ya empezó.

Finalizó el año para la celeste.

Muy duro, con dolorosas actuaciones en la clasificación hacia el Mundial, es cierto, que sufrimos todos.

Este partido, sin embargo, nos ayuda a recomponer la acción. Con tranquilidad, sin estridencias, ni euforia. Se trata de un cambio positivo para lo que viene.

 

Y aunque falte mucho, prepararse y celebrar el año nuevo con victoria, entusiasma.


Etapa 10

0:00
16:00
Estadio Belvedere
0 - 0
Estadio Atenas
16:00
Estadio Campeón del Siglo
16:00
Parque Artigas
16:00
Parque Federico Saroldi
16:00
Parque Capurro
18:30
Parque Viera
Ver fixture y posiciones