Belo Horizonte, lejos de las playas…

14 de junio de 2019

Belo Horizonte, la capital del Estado de Minas Gerais, lejos de las famosas playas de Brasil, fue considerada por la ONU como la ciudad con mejor calidad de vida de Latinoamérica.

Tres personas aguardan sentadas en una parada de transporte público del centro de la ciudad.

La capital de Minas Gerais, fundada en el siglo XIX, hoy es considerada de las ciudades más limpias y alegres de Brasil, siendo símbolo de modernidad, ecologismo y crecimiento económico. Rodeada por las montañas de la Sierra do Curral, ofrece un panorama lleno de naturaleza y su clima es agradable durante todo el año lo que invita a los visitantes a disfrutar de las actividades al aire libre. Su población actual se aproxima a las dos millones y medio de personas, número que la colocan en la sexta posición entre las más pobladas del gigantesco país norteños.

En el aspecto deportivo ha sido sede de los Mundiales 1950 y 2014, de la Copa Confederaciones de 2013 y de diez partidos de fútbol de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

En Brasil, el fervor por el fútbol alcanza límites casi religiosos y Belo Horizonte no podía ser la excepción. Como lo demuestra la imagen captada por el lente de Tenfield.com, en un bar típico de la ciudad, que se apronta para recibir a decenas de parroquianos. Quienes con el infaltable vaso de cerveza en mano y a través del televisor apoyarán a su querido “Scracht” que debuta en la jornada en la Copa América, luciendo tras 69 años camiseta blanca, color que había sido desterrado tras la catástrofe del Maracanazo.

El “Bar do Negao” se apronta para recibir a los “torcedores” de la selección brasileña.