Después de medio siglo…

13 de octubre de 2015
Autor: Tenfield Com
Categoría: Selección

Diego Rolan y el gesto del "Topo giggio" en el festejo del segundo gol uruguayo.

Diego Rolan y el gesto del “Topo giggio” en el festejo del segundo gol uruguayo.

Escribe: Atilio Garrido

Las preocupaciones lógicas que generaban en todos los uruguayos las ausencias de Luis Suárez y Edinson Cavani –los dos “super star” de la celeste-, en los dos primeros partidos de las eliminatorias, han sido superadas con la conquista de la totalidad de los puntos en juego.

Se ganó en la altura de La Paz con una producción de gran nivel, consiguiendo la hazaña nunca lograda por la selección celeste, de vencer en el “techo de América”. Se consiguió una contundente victoria ante Colombia, manejando el partido de principio a fin, que permite a Uruguay subirse en la primera posición de la tabla de posiciones de las Eliminatorias de América del Sur para la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Ambos logros no se tratan de un tema menor. Más aún si se mira hacia atrás y se repara en lo que dice la historia. Nunca ha sido fácil para Uruguay recorrer el camino exitoso en este tipo de competencias que comenzaron en 1924. En esa ocasión, las eliminatorias se llevaron a cabo en un solo partido, en París, la tierra donde se disputaba el Torneo Mundial de Fútbol en los Juegos Olímpicos. El ganador, que fue Uruguay por 7:0 sobre Yugoeslavia, clasificó para disputar las finales, integrándose a los 16 países que disputaron el título.

Para 1950 también Uruguay debía disputar una eliminatoria. Sería la primera que se pondría en juego con el sistema actual. Se enfrentarían Uruguay, Paraguay, Ecuador y Perú, por dos lugares para llegar a Brasil. Diversos problemas determinaron que, sin jugar, charrúas y guaraníes lograran el pasaje a la grilla final del torneo que conquistó Uruguay con el “Maracanazo”.

En 1954 el Campeón del Mundo, Uruguay, clasificó en forma directa por esa condición. Cuarto en ese torneo, para Suecia 1958 los celestes libraron su primera eliminatoria en grupos en América del Sur, ante Colombia y Paraguay. Un 5:0 en contra en Asunción, borró del mapa mundialista a Uruguay ocupando Paraguay su lugar.

Nuestro país volvió a disputar eliminatorias para Chile en 1962, superando con enormes dificultades a Bolivia. Fue un mano a mano. Empate en La Paz 1:1 en el primera partido de la historia que un equipo uruguayo jugaba en la altura, y triunfo en Uruguay con silbidos. Estaba presente en esa ocasión. A los celestes los dirigía Enrique Fernández. Se descontaba una cómoda victoria ante los bolivianos. Fue un 2:1 a favor difícil, con el golero Luis Maidana salvando el empate en la hora y… Bolivia despedida con un cerrado aplauso cuando sus once jugadores saludaron en la mitad de la cancha. Aún recuerdo al golero Cobo, con su mano en alto portando una boina blanca con la que actuó durante el partido, agradeciendo a la multitud que aplaudía.

Para llegar a Inglaterra en 1966, el panorama aparecía complicado. Debía pasarse por Venezuela y Perú. Los primeros aparecían por primera vez en lucha para llegar a un mundial. Los incaicos, en cambio, acumulaban una larga historia de triunfos y buen fútbol. Uruguay, dirigido por el Mayor Rafael Milans y el Prof. Coll en la función de preparador físico, acumuló cuatro triunfos al hilo y llegó invicto a Inglaterra. Aunque con otra dupla técnica: Ondino Viera y el Prof. Omar Borrás.

Desde entonces, hasta hoy, han transcurrido 50 años, medio siglo, sin que Uruguay en las eliminatorias para las Copas del Mundo de 1970, 1974, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014, conquistara el triunfo en los dos primeros partidos de estas mini-competencias que llevan al mundial.


SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones