El Campeón del mundo más joven de la historia…

21 de noviembre de 2016
Autor: Jorge Crosa
Categoría: Boxeo, Columnistas

Era un crack el muchacho nacido en Brooklyn, un 30 de junio del 1966. Rápido, ágil, fuerte con pegada “de mula” y malo de verdad, así le gustaba que lo conocieran, incluso con 20 años y monedas, momento en el que se coronó como campeón del mundo, el más joven de la historia del boxeo mundial, cuando derribó a Trevor Berbick, en el Hilton Hotel de Las Vegas, un 22 de noviembre de 1986.

Un nocaut fuera de serie. A los 2’35” del segundo round, Mike Tyson arremetió con un cross de izquierda impresionante, que derrumbó a Berbick, quien intentó tres veces levantarse pero no pudo ser.

Mills Lane, el árbitro, lo abrazó, le explicó que no podía ser … y no fue.

UN BOTIJA, COMO AQUI …

Tyson, campeón del mundo, un botija, para nosotros, de 20 pirulos, campeón del mundo.

Tuvo todo a favor, logrado por él mismo, por su pasión, por su potencia, por ser un gran boxeador.

Pero … todo lo grande que fue arriba del ring, fue todo lo pésimo abajo.

Una pena, realmente, aún cuando ahora, sigue haciendo trabajos de cuasi teatro, tipo stand up, recordamos que estuvo por Punta del Este con su show unipersonal … bueno, así lo llama él, sin lucimiento alguno, donde trata de contar todo lo mal que hizo, pero no logra convencer al público, creemos que ni a él mismo.

MALO POR MALO, NOMAS …

Un deportista malogrado por su mala conducta, golpeador de mujeres, arrepentido, ese disparate que no se le puede perdonar a un hombre de manera alguna, con arranques de ira, como aquella oreja que le arrancó, literalmente, a Holyfield, en fin, mucho y feo, demasiado y malo para un deportista y más para un ejemplo que debió haber sido para la juventud, este notable boxeador.

NO ES EJEMPLO, ASI NO …

“Malo”, le dijeron así más de una vez: “sos el más malo del planeta”, pero no arriba del ring, sino abajo y eso no sumó, Mike …

Igualmente, nadie puede ignorar su trayectoria extraordinaria y no lo hacemos. 50 (44 ko) 6(5ko) 0.

Por ello, recordamos que, hoy, hace 30 años, se consagraba como campeón del mundo de peso pesado, con su formidable pegada, un  botija llamado Tyson, un crack arriba y lamentable abajo …

Después hizo de su vida lo que quiso …

Y no le fue nada bien.

O le va como él quiere, vaya uno a saber …

 

 


TORNEO CLAUSURA 2017