“EL  IMPERIO INCA”

12 de abril de 2019
Categoría: Columnistas

José Guillermo “Chemo” del Solar vistiendo la camiseta de la selección de Perú.

-Renacer, cada día es una aventura nueva, durante la noche, quedamos en un estado de catalepsia, donde los sueños o pesadillas nos invaden, en un mundo donde las fantasías se vuelven reales, al despertar, salimos a que las sorpresas y desavenencias diarias nos hagan vivir otra jornada sin olvidarnos de los días ya vividos. ¡¡Renacemos!!

-Así somos nosotros los deportistas, cada fin de semana, el público te hace vivir, te exige, la pelota te marca los ritmos, jugás a su antojo, somos 22 jugadores concentrados en su ir y venir. Miles de personas, gritando, sufriendo por sus equipos o selecciones de su país. Un Coliseo, que nos aclama o nos crucifica…

-En ese ir y venir de la pelota , encontramos a quien habla ese idioma universal del fútbol. Un jugador que como el “Quijote” de la Mancha, paseo su hidalguía por tierras españolas, desde Perú, su tierra natal, el “Caballero” , El “Chemo,”  José Guillermo del Solar, se juntó con Jorge Valdano y Fernando Redondo, ambos argentinos, uno como técnico, el otro como compañero, juntos comenzaron andar los caminos, antes los “Molinos de Viento”. En Tenerife la isla volvió a sonreír, volvió el fútbol, comenzó a jugar  “El Chemo”.

-Su lema, siempre fue la quijotesca frase:

“Ladran Sancho, señal que cabalgamos”. Así fue su juego, un ida y vuelta, avasallante, incansable, demoledor y siempre triunfador…

 

EL “TANO”

Café por medio, nos juntamos, el “Tano” Gutiérrez, el “Chemo”  del Solar y quien escribe. Lo primero que se acordó “El Chemo” y lo larga:

-¿Te acordas “Tano” la patada que me diste?

Afino mi oído y pregunto:

¿-Como fue?

El “Tano” responde!!:

-Si recordara todas las “caricias” que me mandé hacía un libro.

Ni lerdo ni perezoso, apelando a mi olfato de gol, enseguida intervengo -“Chemo”, contá como fue…- 

Nelson “El Tano” Gutiérrez, zaguero del Logroñez enfrentó al “Chemo” a nivel de selecciones como en la Liga española.

-Mira fue en la Liga Española, el “Tano” jugaba en el Logroñés de España, venía de la Lazio de Italia, y yo llego de la Universidad Católica de Chile al Tenerife, también de España. Temporada 1992-1993, por ahí tiene que haber sido, mes de octubre o noviembre, año ‘92 , jugábamos contra el Logroñés en su estadio, de nombre “Las Gaunas”, la cancha es pequeña , por lo general el césped no es bueno y llueve mucho en esa ciudad, se encharcaba la cancha, mucho barro,  nuestro técnico era Jorge Valdano, y nos peleábamos el puesto con Fernando Redondo. En nuestro equipo había varios sudamericanos, nos gustaba poner la pelota contra el piso, salir jugando, tocar mucho el balón, teníamos mucha elaboración de juego, esa cancha no nos favorecía. A la hora de jugar, salimos a calentar, e iba el “Tano” a hacer lo mismo con su equipo. Yo ya sabía quién era Nelson Gutiérrez, campeón Mundial con River Plate de Argentina, capitán de la selección uruguaya, toda la trayectoria que ya tenía, ya lo había enfrentado algunas veces, con la selección de mi país por las eliminatorias, pero nunca se dio alguna jugada de fricción porque yo me movía en zonas del campo un poco fuera del área, y tampoco porque las circunstancias no se habían dado. Empieza el partido, comenzamos a jugar, y me lanzan una pelota, yo jugaba de volante central, pero me la envían en profundidad y  rompo de derecha hacia izquierda, como si fuese un extremo, y el “Tano” jugaba de zaguero central, típico número 2, barriendo la zona a espaldas de los volantes y zagueros. La pelota va a la espalda del lateral derecho, y yo voy hacia el extremo izquierdo a recibirla, el “Tano” se cruza para cubrir ese espacio,y la pelota queda entre Él y yo, trato picarla con zurda, y el “Tano” me pega una patada por el hombro, encima hace como una tijera con la otra pierna, me lleva arrastrando hasta el alambrado de “Las Gaunas”, como te comenté al principio era un estadio muy pequeño y el alambrado estaba a 5 metros más menos de la línea de cal lateral, fue con tal fuerza que el impulso me hizo volar literalmente hasta ahí, caí y me levanté como pude. Ni podía caminar. Se acerca el fisioterapeuta del equipo, me pregunta ¿-cómo estoy? le respondo -¡¡Me duele todo!!. Yo no me había dado cuenta que fue el “Tano”. Y este episodio, había ocurrido a unos 10 metros de la banca de relevos nuestra, donde estaba Jorge Valdano. Entonces, cuando yo me he levantado y comienzo a caminar hacía la mitad de la cancha para ingresar de vuelta al partido, para que el juez te autorice, me acerco a la banca.

Jorge Valdano, se está riendo, y me dice:

-¿Qué pasó?

-¿Cómo que pasó?- le respondo –¡Mira lo que me acaban de hacer! Me han tirado contra el alambrado, estoy todo reventado, me duele todo..

-¿No sabes quien te ha pegado la patada esa?

-No, no me he dado cuenta? ¿Quién fue?- pregunto. 

-Fue el “Tano” Gutierrez, jajaja…Esa patada que te ha pegado ha sido muy suave, porque a mi me pegaba más patadas, porque yo jugaba de delantero y he jugado muchas veces contra Él.

-Bueno de esa patada salió una amistad, como dice la frase, “la tinta con sangre entra” . .

-Y vos “Tano” viste que era el “Chemo” que arrancó por la punta? -Le pregunto…

-¡¡Claro que lo vi!!  Imaginate nosotros hacíamos zona, yo lo venía observando que no nos llegara con pelota dominada, era muy hábil, ya lo había enfrentado varias veces y no quería un mano a mano dentro del área,  yo era el ultimo que tenía el “Chemo” para driblear, y como siempre nos manejamos nosotros desde niños, pasa uno solo, pelota o jugador… ambos no.. Pero eso ya lo llevo en mis genes, pero sabía de su capacidad, había que marcar la cancha, lo quería bien lejos del área, si era fuera de la cancha mejor…

-Que facil es escribir con el “Chemo” de entrevistado, jajaja, es como cuando jugaba, lo difícil lo hace fácil,  sigue con su elocuencia, contando parte de su vida, quizás las mas linda, nos narra con la misma pasión que jugaba.

-En ese mismo partido- me dice el “Chemo”- yo soy una persona alta, cabeceaba en ambas áreas bien, tanto en defensa como cuando iba al ataque. El Logroñés tiene un tiro de esquina a favor de su equipo y lógicamente yo era uno que si subían los zagueros los marcaba, sube el “Tano” y lo tomo en el área, de todas formas él me gana y cabecea, pasando el balón por encima del horizontal, casi nos convierte, termina el primer tiempo, y en los vestuarios Jorge Valdano nuestro técnico me dice:

-¡¡ “Chemo” tenes que agarrarlo al “Tano” no te puede cabecear en nuestra área !!

-Jorge, que lo voy a agarrar si no puedo ni acercarme a él, es imposible, me pego cada manotazos y codazos que no lo puedo ni tocar… 

“TANO” 2

-Me sumo a las anécdotas del “Chemo” con el “Tano”, y le cuento las mías vividas con él, jugábamos en Peñarol, contra el Olimpia de Paraguay, no recuerdo qué copa estábamos disputando el partido, desde lejos veía como el número nueve de los guaraníes, que era alto, muy corpulento, estaba imponiendo su físico con absoluta impunidad por parte del árbitro y dejando huellas en nuestros compañeros de equipo. El juez cobró una falta a favor de Olimpia, cerca del área nuestra, contra la Colombes y Platea América, vengo desde mi posición para colocarme en la barrera y llamo al “Tano” para decirle que un jugador del Olimpia, estaba pegando a diestra y siniestra a los nuestros, si se había dado cuenta.

-¡No me dice! ¿-Quien es?

– ¡El  número nueve! -Le digo…

-Estoy en la barrera esperando la ejecución y veo que el que iba a levantar el centro sale corriendo hacia el área, me doy vuelta y todos los jugadores amontonados empujándose, los  cinco que estábamos de espalda hicimos lo mismo, fuimos a ver qué pasaba, yo ya me imaginaba, veo al jugador número 9 noqueado en el suelo, miro al “Tano” y con los brazos en alto y el famoso dicho, -¡¡Yo no fui!!

-Le pregunto; ¿-Que paso?

-¡¡Cabeza!!; ¿ no me dijiste que estaba de vivo?

-¡¡Si “Tano,” pero no que lo mataras!!…

No pasó a mayores, porque nadie lo vio, se ve que el “Tano,” antes de ejecutarlos tenía una visión periférica de los jueces, ahora con tantas cámaras, estaría en la prisión jajajaaja

EL RUSO

-Tengo otra, me dice el “Chemo”.

Alexsandr Mostovoi, capitan de la selección de la URSS, compañero del “Chemo” en el Celta de Vigo.

-El ruso Aleksandr Vladimirovich Mostovói, el “Zar” de Balaídos, gran jugador, fue capitán de la selección Rusa un media punta espectacular, jugué con él de compañero, cuando paso al Celta de Vigo, del Tenerife, también de España, ya jugaba Mazinho el brasileño, volante, Campeón del Mundo con su país en el año ‘94,  había otro ruso en el equipo,Valeri Karpin, nos toca jugar por la Liga Española en la cancha del Sporting de Gijón, en su famoso estadio “El Molinón” en Asturias. Comenzamos ganando 1a 0, y así terminó el primer tiempo, comienza el segundo tiempo, nos empataron comenzando y faltando 10’ nos dan vuelta el partido anotando el segundo gol el Sporting de Gijón. Vamos a poner la pelota en el medio del campo, para reanudar el encuentro, y  el “ruso” Mostovói se da media vuelta y se va caminado de la cancha a los vestuarios, se fue así nomás, nosotros no entendíamos qué pasaba, no era que lo estaban cambiando ni nada, Patxi Salinas, zaguero fuerte, rudo, con mucho carácter, que era el capitán del Celta en ese momento, hermano de Julio Salinas jugador de la selección Española, dice:

¿ -Que ha pasado con este ruso de mierda?

-Nadie entendía nada, ni el árbitro. El ruso venia del Benfica de Portugal, así que se le entendía bien lo que decía, hablaba bien el portugués, vamos todos corriendo para sacarlo y que vuelva al terreno de juego, habíamos hecho los dos  cambios en ese momento no había más, y si no volvía quedabamos en inferioridad numérica, le preguntamos que pasaba, y nos dice:

¡¡- No, yo no voy a jugar más!!

¿-Por qué? -le preguntamos todos nosotros al unísono.

¡-¡Ustedes son muy malos!! -Nos dice…

-Se sacó los zapatos, la ropa, vino el entrenador y nadie lo pudo convencer.

-Volvimos al campo de nuevo,  hasta el juez nos espero y tuvimos que jugar los últimos 10’ con un jugador menos. -Finalizó el encuentro 2 a 1. No pudimos empatarles, Regresamos a Vigo y lo suspendieron, lo hicieron entrenar con el equipo filial, no le pagaron por 2 meses y despues volvio, era muy bueno el ruso como para dejarlo sin jugar y el equipo lo extrañaba.

-Fue una novela típica de Fiódor Dostoievsky, como la de los hermanos Karamazov:

Una de sus frases más célebres, también puede caberle a Mostovói

“El secreto de la existencia humana no solo está en vivir, sino también en saber para qué se vive”… 

ROMARIO

Chemo del Solar del Valencia marcado por Romario del Barcelona.

-Me dice el “Chemo”, tengo un par de anécdotas muy bonitas con Romario, yo jugué con él en el Valencia.

-Yo empecé en España en Tenerife, después paso al Celta de Vigo y luego al Valencia.

-Me lleva Jorge Valdano, que pasa como técnico del Tenerife al Real de Madrid y después al Valencia.

-Romario ya estaba en el Valencia, comienzo a entrenar, la pre temporada, veo que continuamente Valdano se acerca a Romario y charla con El.

-Siento las charlas  porque Jorge lo hacía delante nuestro, ¿-Como estas hoy? -le preguntaba..

-Romario le respondía; ¡¡Bien!! hoy dia estoy bien, al otro dia lo mismo se repetía en sus preguntas.

¿Hoy dia como estas?

-Hoy no quiero hacer mucho, no voy a trabajar en campo, me voy al gimnasio, y no salía a entrenar Romario. Todos los demás salíamos y el no.

-En el equipo estaba Andoni Zubizarreta, gran golero y capitán del Barcelona y de la selección Española, había sido compañero de Romario en el Barça.

-Un día nos reúne y nos habla a todos con respecto a Romario, muchachos nos dice, el es un jugador muy especial, ya lo conozco porque lo tuve de compañero, hay que entenderlo, nos va hacer ganar dinero, hay que saber llevarlo, en fin tenemos que tenerle paciencia.

-Yo le entendía, aparte no podía creer que estaba jugando con Romario, yo no tengo problemas corro para Él, sin ningún problema, que haga lo que quiera, al final él siempre nos va hacer goles. cosa que pasaba. Por ejemplo, hubo un partido, jugábamos contra el Athletic de Bilbao en el estadio Mestalla, la cancha del Valencia, nos iban ganando 1 a 0, faltaban 5’ para terminar el partido, y no había manera de hacerle goles al Bilbao, Romario hijo de puta, no se había movido en todo el partido, ni la tocó, estaba parado adelante sin moverse, recibió 3 pelotas faltando 4’ e hizo 2 goles. -Le dimos vuelta el partido con 2 apariciones de Romario.

-La inteligencia de Valdano era que Romario esté tranquilo, que se sintiera bien, que el mismo se regule en cuanto a sus cargas físicas… Todos somos diferentes en lo fisico y tambien en las edades, lo que le hace bien a unos es malo para otros. Llegamos a entender cómo era.

……

 -Despiden a Jorge Valdano del Valencia, por el tema de una alineación indebida, vamos a jugar a Santander y estaba ya en vigencia la Ley Bosman , Jean-Marc Bosman ex jugador Belga,  “internacionalmente conocido por su denuncia contra las restricciones en el sistema de transferencia de los jugadores de los clubes de fútbol”. El tema era por los pasaportes y su nacionalidades, en el Valencia no sabían quién era extranjero y quien no. En total éramos como 10 extranjeros.

Ibamos ganando el partido y Jorge se manda un cambio, pone un extranjero más de lo permitido por la ley sin darse cuenta, creyendo que estaba bien. Ganamos el juego, pero nos reclamaron los puntos y los perdimos en el escritorio. Ahí despiden a Valdano del Valencia.

-Llega como técnico Claudio Ranieri, italiano con gran currículum en su haber, hace poco salió campeón con el equipo inglés el Leicester City.

-Ranieri  quiso que Romario sea uno más del grupo, haciéndolo entrenar como nosotros, no hizo diferencia alguna.

-Nunca me voy a olvidar, y acá viene el tema de la anécdota,  el técnico viene con su preparador físico y comienza hacer pruebas, test a todos nosotros, de resistencia y velocidad, hace un test de “Conconi”, se trataba de una cancha marcada por conos, te colocaban un pulsómetro con un reloj, y cada cono tenia una distancia de 30 metros cada uno, seguía la forma de la cancha rectangular el recorrido, había que dar 20 vueltas, empezamos suave y cada vez que llegabas a un cono sonaba un pito que tenías que cambiar el ritmo, cada vez que dabas una vuelta, el pitillo aceleraba el sonido y uno tenía que acelerar para llegar a las marcas y al ritmo del sonido, las últimas 8 vueltas teníamos que andar a un ritmo sinceramente vertiginoso, Romario se para en la vuelta 6, que todavía íbamos trotando, Ranieri que estaba cerca de los vestuarios y Romario se para en la mitad de la cancha, para darte una idea imagínate el estadio Centenario, Ranieri que lo llamaba y el brasileño le levanta los brazos y se da media vuelta y va para los vestuarios.

-Terminamos el test, llegamos a los vestuarios y Romario no estaba,se fue de la ciudad deportiva, al otro día regresa, todos sentados escuchando a Ranieri explicando que íbamos hacer, pero de arranque Ranieri se le va encima a Romario, lo primero que hace es decirle, que esto no puede ser, usted es un mal profesional, delante de todos nosotros, y vas a ver, porque sos un mal profesional, no vas a jugar el Mundial de Francia ‘98, esto se lo dice el técnico gritándole en la cara a Romario, este se levanta y le grita ¡¡-Tú eres un burro!! -¡¡Tú de fútbol no sabes nada, le seguía increpando Romario a Ranieri, al día siguiente se fue a Brasil y arregla en el Flamengo, ese fue el último día que vimos a Romario.

……

El Imperio Inca, la ciudad de los Dioses, el reino de la arquitectura, Machu Picchu, o montaña vieja, de ella han bajado a deleitarnos con su juego, el deporte siempre ha sido la prioridad del Imperio “Tahuantinsuyo”, o los cuatro puntos cardinales, han achicado el mundo y los convirtieron en una pelota, sus atletas más prodigiosos nos han enseñado el camino del Inca, (Qhapaq Ñan), sus destrezas, su juego en equipo, el equilibrio entre el cielo y la tierra.

Oda a sus guerreros, (rimay t’ikray), Chumpitaz, Geronimo Barbadillo, Juan Carlos Oblitas, Teófilo Cubillas, Velázquez, Muñante y el gran “Chemo” José Guillermo del Solar y tantos más, que solo Machu Picchu y sus secretos develaran…


Etapa 14

2 - 4
Estadio Luis Franzini
4 - 1
Parque Artigas
0 - 3 - VTV
Estadio Domingo Burgueño Miguel
15:00
Parque Viera
15:00
Complejo Rentistas
15:00 - VTV
Parque Osvaldo Roberto
18:00 - VTV
Estadio Campeón del Siglo
15:00
Estadio Belvedere