“En mi casa, mando yo…”

27 de agosto de 2017
Autor: Jorge Crosa
Categoría: Boxeo

Clarito, como dijimos en nuestro comentario previo al “combate”.
Con las reglas del boxeo, los guantes de 8 onzas y años detrás que avalan un prestigio, era bravísimo para un formidable deportista como MacGregor.
Y así pasó.
Lo dejó hacer un rato Mayweather, esperó el cansancio, vino y arremetió con ganchos, cross, jabs, directos y atropelló para vencer por KOT10 a un “fusilado” MacGregor.
Fue valiente, metió “como caballo” (vulgo), pero no fue suficiente porque Mayweather es crack y los 49-0, no se lo regalaron.
Queda claro que con las condiciones impuestas no puede ganar el de las artes marciales porque no llega al tiro y éste no es uno más, es un gran peleador, pero se cansó porque los guantes son “toneladas” (8 onzas, como fue dicho) y no está acostumbrado por más que se haya entrenado a full.
Arremetió de pique para ver qué pasaba.
Nada, el elusivo invicto, no se dejó amedrentar. Lo mantuvo a distancia, recibió lo suyo, claro, pero no fue nada teniendo presente los grandes combates y rivales que tuvo en el boxeo, Pacquiao, el Chino Maidana, Canelo, Cotto, Juan Manuel Márquez y demás estrellas.
Listo. No se trata aquí de denostar al deportista MacGregor, no, se trata de criterios. No corre el MMA con el boxeo y punto.
El ahogo se siente porque es otro deporte.
Y si lo hacés contra un crack, peor.
Ganó muy bien Mayweather, no es sorpresa, por lo menos, para nosotros.
Defendió con valentía su apuesta brava, MacGregor.
Hasta que le dio la cuerda …
Final previsto.
Nada nuevo bajo las luces del T-Mobile de Las Vegas.
En su rancho, Floyd sabe donde están los cubiertos, los platos y los vasos para poner la mesa y cenar con comodidad …
Está en su casa …
Y en su casa … manda él.

 


TORNEO CLAUSURA 2017