Exclusivo: “Tabárez tiene que seguir en la selección” dijo el Presidente de la AUF

21 de junio de 2014
Autor: Tenfield Com
Categoría: Pelota al medio

 

El Presidente de la AUF, Esc. Wilmar Valdéz, dialoga esta mañana en la cancha de la "Arena do Jacaré", con el técnico Oscar Tabárez.

El Presidente de la AUF, Esc. Wilmar Valdéz, dialoga esta mañana en la cancha de la “Arena do Jacaré”, con el técnico Oscar Tabárez.

Escribe: Atilio Garrido / Fotografías: Fernando González (enviados especiales)

A una distancia de ochenta quilómetros de Montevideo, próximo al límite de Canelones con Lavalleja y Florida, el viajero llega a la ciudad de Tala. El nombre proviene de un arroyo sobre cuya costa, se fundó la ciudad en 1860. Un pueblito como tantos, de los centenares que se desparraman por nuestro territorio, con algo menos de diez mil habitantes en la actualidad, hoy alcanzó notoriedad gracias a los goles convertidos por Christian Stuani con la camiseta celeste. Pocos conocen que el primer personaje famoso del poblado, fue “El Viejo Pancho”, escritor y poeta gauchesco, además de fino humorista con la pluma, nacido en Galicia, que llegó a la Cámara de Diputados por el Partido Nacional. Tampoco saben allí nació Martín Aquino, el famoso matrero. El periodista Hugo Alfaro, redactor de “Marcha” y fundador de “Brecha”, es otro de los que allí vio la luz. ¡Y qué decir de Ciro Pérez, uno de los guitarristas que creó el “estilo Zitarrosa”, acompañando a Alfredo. En el fútbol, además de Stuani, el Tala se conoció en los tiempos que “Pepe” Herrera llegaba a la conquista de la Copa Libertadores de 1987 con Peñarol.

DESDE TALA SORPRESIVAMENTE A LA FAMA

El Esc. Valdéz y aquellos recuerdos del pasado en Tala.

El Esc. Valdéz y aquellos recuerdos del pasado en Tala.

Todos ellos preceden, en popularidad, a alguien que hoy ocupa la Presidencia de la Asociación Uruguaya de Fútbol en forma interina hasta el 31 de julio, el cargo del que siempre se afirma que en el Uruguay, logra mayor exposición pública, después del Presidente de la República.

El Escribano Wilmar Valdéz (48), nacido en Tala el 10 de julio de 1965, suelta una carcajada, cuando le hago esa referencia, este mediodía caluroso de sol, aquí en el “JN Resort” de “Sete Lagoas”. Y reconoce la certeza de la afirmación…

-“Bueno, sí. Y más en esta circunstancia en que asumí el cargo con los compañeros del Ejecutivo. En la previa de un Campeonato del Mundo y ahora en su desarrollo. Mi exposición aumentó, aunque yo, sinceramente me siento bien, soy el mismo y estoy apoyado en que tengo muchos años de dirigente de fútbol. Eso no implica que tenga una receta o una fórmula para ejercer este cargo. Me tocó. Me cayó. Lo tomé y creo que he ido dando los pasos que corresponden, junto con mis compañeros de Consejo Ejecutivo”.

-¿Esperaba el nombramiento?

-“No, no lo esperaba. Fue totalmente inesperado. Después de la renuncia de Sebastián  (Bauzá), un grupo de clubes barajaron varios nombres, se propusieron diversas fórmulas, hasta que había quedado como firme, digamos en la mañana previa a la asamblea, la Presidencia para Oscar Curuchet. Yo iba a integrar ese Ejecutivo con el resto de los compañeros. Fue una Asamblea inesperada, con el paso al costado de Curuchet y me tomó totalmente de sorpresa mí designación. Siempre lo cuento. Fue tan sorpresivo que tuve que llamar a mi señora a la casa para pedirle su opinión sobre la propuesta, porque era una cosa inesperada. Esa es la verdad”.

DE TALA AL CERRITO DE LA VICTORIA

La vida del Esc. Valdéz es la misma de miles de uruguayos nacidos en el interior. La infancia en el pueblo; la Escuela Pública No. 116 y el Liceo local. Allí, en ese momento el camino se bifurca en dos opciones. Descubrir Montevideo o iniciarse en el plano laboral en el pago. Si la opción es la primera, siempre hay un familiar o un amigo que tienden la mano para recibir al “pariente” que viene de afuera. El destino depositó a aquel muchacho lleno de ilusiones, en el Cerrito de la Victoria.

-“Me vine a estudiar a Montevideo. Viví en la casa de unos tíos, en Callao y Jaime Roldós y Pons, durante unos años y allí comenzó mi vinculación con Rentistas a través del carnaval. Cada febrero iba al tablado del club. Encontré buena gente, me hice de amigos y con 21 años empecé a trabajar en el club en las divisiones juveniles. La relación siguió con un hermano mío que vino a jugar a Rentistas. Llegué al cargo de Presidente de Juveniles. Después, cuando me recibí de Escribano en 1992, definitivamente entré de lleno en la Directiva. Mario Burztyn –el actual presidente-, se estaba yendo y al año siguiente agarró ‘Cacho’ Ribero. Con él hicimos una gran amistad. Él ocupó la Presidencia y yo el cargo de Secretario General. Después siempre fui delegado en la Asociación Uruguaya de fútbol, hasta que ocupé la Presidencia durante 4 años”.

No pueden existir dudas. El Esc. Wilmar Valdéz no es un recién llegado al fútbol. Un paracaidistas de ocasión. Desde su juventud se vinculó al club que fundó el siempre recordado “Turco” Marino, a quién “tuve la suerte de conocerlo, aunque hablé poco porque había una diferencia importante de edad y él ya estaba muy viejo”, según relata. Su tránsito de un cuarto de siglo por la vida de un club chico, le ha permitido un acopio de experiencia para darse cuenta que la existencia de nuestro fútbol profesional como tal, es un milagro.

Si algo pudiera faltarle para conocer profundamente la realidad que hoy está en sus manos, el propio Esc. Valdéz lo señala sin advertir que su revelación, cierra el círculo: “Está toda mi familia vinculada al club, al extremo que mi hijo juega actualmente en la séptima de Rentistas”.

AQUEL RELATOR DE FÚTBOL QUE SEGUÍA LOS PASOS DE VICTOR HUGO

El Esc. Valdéz cuando rememora su etapa de relator de fútbol.

El Esc. Valdéz cuando rememora su etapa de relator de fútbol.

Las palabras del Esc. Valdéz salen de su boca en catarata constante. Bien hilvanadas, con correcta sintaxis, el reportaje se desliza con fluidez en el micrófono del grabador. Ocurre que como tantos botijas de barrio que otean el paisaje para definir su futuro, el Esc. Valdéz quería ser relator de fútbol

-“Sí. El relato deportivo fue una de mis pasiones. Soy del 65, esa generación creció mucho, primero, con Heber (Pinto), pero en mi caso fue con Víctor Hugo. Fue una generación marcada por el relato de Victor Hugo, que revolucionó el relato radial. Siempre me gustó. Logré ejercerlo en algún momento. Primero en el interior, en Radio Continental de Pando, después en Montevideo cuando fui suplente de Alvaro Recoba en la etapa que se fue de Radio Oriental para CVX 10 Continente. Después en CX 44, también fui suplente de Alvaro. Cubrí el Campeonato Sudamericano Sub-20 de 1999, en Mar del Plata y en Tandil donde jugaba Uruguay. El torneo era clasificatorio para el mundial Sub-20 de Nigeria. Al torneo fui con la gente del Sodre, del programa ‘Placard’ con Nelson Fogliatti y compartí aquellos días con el ‘Gallego’ González. Ese fue uno de los últimos trabajos que hice en función de relator, porque ya me había metido mucho en la dirigencia de Rentistas, que también me gustaba. Rentistas es un club muy familiar para trabajar, de  gente muy bien, donde te sentís bien, realmente. Ya estaba recibido de Escribano, comencé a trabajar y… bueno, llegás a una altura de la vida donde se dan esas cosas que decís, lo intenté, me gusta, pero creo que no estoy para seguir”.

LAS PRIMERAS DECISIONES EN LA PRESIDENCIA DE LA AUF

-¿Cuáles fueron las primeras acciones que encaró en el ejercicio del nuevo cargo en la Asociación?

-“Cuando nosotros tomamos el gobierno del fútbol, lo principal y fundamental fue lograr que inmediatamente se reanudara el Campeonato Clausura. Que terminara en paz. Por suerte se logró… Luego, inmediatamente nos abocamos a respaldar el proceso de la selección que venía desarrollando Tabárez. Volcamos todo el apoyo al mismo para llegar a la Copa del Mundo cumpliendo todo lo que el técnico había previsto y solicitado. Lo hicimos convencidos, porque lo realizado ha sido un proceso exitoso, no solamente por el tema de los resultados. Yo, personalmente, creo que se marcó un estilo, un perfil, una forma de hacer y realizar las cosas, que además por supuesto del resultado deportivo, le ha dado mucha tranquilidad, organización, profesionalismo a la selección, que antes no tenía y que, bueno, ahora estamos gozando de eso que nos permite –creo yo, tiene mucho que ver-, llegar a una competencia como es una Copa del Mundo con chances y logrando hacer cosas tan trascendentes como ganarle el partido a Inglaterra”.

-¿Hasta hoy esa fue su emoción más grande en el fútbol?

-“Yo creo que sí. Por un montón de cosas. Primero porque por más que nosotros hayamos ganado los campeonatos que ganamos el triunfo ante Inglaterra fue muy fuerte. Por más que Uruguay históricamente sea grande en el mundo, siempre, cuando te enfrentás a un rival como Inglaterra, que no solamente en el fútbol, sino en otros aspectos de la vida es una potencia, ganarles es muy difícil. Además, cuando vos salís fuera del país, y tenés un marco de público como el que tuvimos el otro día, y con los ingredientes que tuvo el partido, evitar la emoción es imposible. Porque era un partido definitorio para los dos. No era que Inglaterra vino a especular, porque le servía el empate o si perdía seguía con chance. Fue un partido definitorio para los dos. Creo que es algo que va a quedar grabado en mis retinas durante mucho tiempo”.

EL INOLVIDABLE TRIUNFO ANTE INGLATERRA DEL JUEVES 19

-Por otra parte fue un gran partido…

-“Sí, había muchos ingleses. Lo he hablado con mucha gente que no es uruguaya y también con uruguayos que estaban en Montevideo, y dicen que fue un partido totalmente disfrutable para la gente. Nosotros lo vivimos con mucho nerviosismo y con una tensión increíble. Pero para el mundo entero fue un clásico, fue un partido con años y años de historia y verdaderamente es increíble que Uruguay pueda lograr esas cosas. Por eso yo creo que fue una de las emociones más grandes, porque yo, por edad no había vivido antes una cosa así”.

-Y además con esa impresionante actuación de Suarez que parecía imposible que la lograra…

-“La vuelta de Luis, con un montón de dudas para la gente, no para nosotros porque lo veíamos que estaba muy bien, independientemente que la falta de rodaje. Creo que, como lo dijo el Maestro en la conferencia de prensa después del partido, parecía que fuera un guion escrito especialmente. Por eso respondo la pregunta afirmativamente, diciendo que fue una de las emociones más grandes de mi vida”.

EL FUTURO DE LA SELECCIÓN Y TABAREZ

El Esc. Valdéz, reflexivo cuando afirma que de continuar en el cargo ofrecerá a Tabárez la permanencia en la Selección.

El Esc. Valdéz, reflexivo cuando afirma que de continuar en el cargo ofrecerá a Tabárez la permanencia en la Selección.

Como queda demostrado en líneas precedentes, el Esc. Wilmar Valdéz no es un hombre que viene a aprender de fútbol en la conducción de la Selección. Existe, además, un profundo conocimiento de lo que podríamos llamar “proceso Tabárez” al frente de la celeste. Conoce el trabajo y la forma como lo desarrolla Oscar Tabárez, debido a un aspecto que merece ser destacado.

-“Antes de ser nombrado Tabárez al frente de la selección en 2006, a las Selección la dirige Gustavo Ferrín. Justamente, viajé como delegado con la Selección a Inglaterra, donde enfrentó a Uruguay en Anfield Road. Fue un partido amistoso que Uruguay iba ganando 1 a 0 con gol de Pouso. Luego ellos lo dieron vuelta y ganaron en el final 2 a 1. Luego Tabárez toma el cargo. Increíblemente, por esas cosas de la vida, cuando Tabárez es nombrado en 2006, en los meses previos al mundial de Alemania, arranca su trabajo con una gira larga que comenzó en Estados Unidos, después jugamos en Serbia y actuando en un cuadrangular en Túnez. Por eso conozco bien este proceso desde su nacimiento”.

Los recuerdos del Esc. Valdéz dejaron la pelota picando. La pregunta surgía sola. Hoy estamos en la antesala de otro juego de vida o muerte ante Italia. El próximo 31 de julio termina su interinato. Hagamos una suposición y pensemos que, de pronto es muy probable, que el actual Consejo Ejecutivo por Vd. presidido, continúe en funciones y ya no como interino, sino definitivo. En ese momento, ¿qué haría Vd. con el “proceso Tabárez”? ¿Votaría su continuación? ¿Le propondría a Tabárez que siguiera en el cargo? El Esc. Valdéz no vacila. No elude la pregunta. La responde inmediatamente con firmeza y seguridad.

-“Yo creo que el proceso debe continuar. De eso no tengo ninguna duda. Es mi opinión personal y lo expreso. El tema aún no se ha tratado. En mi opinión personal, en mi concepto, si el Maestro quiere y se siente con fuerzas para seguir al frente de la Selección, yo, al menos como Presidente no tengo duda alguna. Tiene que seguir”.

 La rotunda afirmación pone punto final a una ola de rumores lanzados sin ningún tipo de sustentación. A su vez, la nota en su extensión, demuestra que el fútbol, actualmente con la Presidencia del Esc. Valdéz, está en manos de un hombre que, por su trayectoria, lo conoce a fondo y desde adentro.

 


SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones