Federico Valverde pinta para crack

5 de julio de 2015

Peñarol se ilusiona con jugadores que llegan a Los Aromos, enciende las luces con Diego Forlán, juveniles en la pretemporada y le hace lugar a Federico Valverde, a la vuelta de la Selección Sub 18. El volante de 16 años impactó en formativas, la Selección Sub 17, viajó a Madrid por su futuro Real y también impresionó en los entrenamientos de primera, en el Clausura. Elogiado por Pablo Bengoechea, su historia desde el proceso de  captación que encabezó Néstor Goncalvez a Víctor Púa, el ex Coordinador y  los entrenadores desde José “Chueco” Perdomo a Ramiro Martínez, coincidieron: “tiene una visión de juego única, es de lo que buscan en Europa”.

Federico Valverde, el juvenil de Peñarol que pinta para crack.

Federico Valverde, el juvenil de Peñarol que pinta para crack.

“¿Qué pasó con Valverde?” preguntaron los hinchas cuando el miércoles en Los Aromos no entrenó en el plantel de Pablo Bengoechea. Federico, el volante convocado en la semana a la preparación de plantel en el Torneo Clausura y jugando los sábados en Sub 17 del club (Campeón del Torneo Apertura), está al servicio de la Selección Sub 18. Luego del cuadrangular internacional en Los Angeles, su destino será de primera.

 “Nunca ví un chico con 16 años y tantas virtudes. Es un jugador excepcional para su edad” elogió Bengoechea, en el final del Clausura y abrió espacio para su ascenso definitivo. El 22 de julio cumplirá 17. “La rompe, tiene todo” describieron los allegados que siguieron los movimientos a puertas cerradas donde se avanzaba en los detalles tácticos.

El volante derecho que se distinguió en la Sub 17 y desveló al Real Madrid que se apuró en negociar para oficializar el fichaje a los 18 de la gran promesa, motivó el interés superlativo de los aurinegros en disfrutar de su juego, en sintonía con las cuentas y los millones de dólares. “Por lo menos un año en casa”.

GONCALVEZ: “SOBRESALÍA POR LA LECTURA DE JUEGO E INTELIGENCIA”

“Es una linda historia. Le dije a la madre que lo quería en Peñarol.  Tenía 11 años, jugaba al baby fútbol (Carabelas, en la Unión). Le propuse que se quedara un año en la Escuelita de Peñarol, pasó ese tiempo sin  jugar en el baby y luego lo hizo en AUFI. Desde mi responsabilidad les dieron Las Acacias para entrenar. Jugó dos partidos en Peñarol de AUFI. Cuando me lo trajeron a Las Acacias era fácil darse cuenta cómo jugaba ese nene muy flaquito y con increíble velocidad mental. A ciertas edades, eso se percibe con mayor simpleza” recordó Néstor Goncalvez, hijo del gran capitán, hermano de Jorge, coordinador de la captación de los aurinegros, hoy desde otro lugar, específicamente en el interior del país.

“Estabas en un entrenamiento y te dabas cuenta de sus condiciones. En primera instancia no lo citaron a la Selección (Sub 14). Hablé con Garay pero no lo convencía mucho, después no salió más. Sobresalió por la lectura de juego y la inteligencia. El Dr. Rienzi hizo un estudio de previsión de talla y dio en los parámetros de crecimiento. El desarrollo de los pibes es tardío. La mamá confió en Peñarol. La familia siempre estuvo y acompañó el proceso evolutivo. Esa madre lo siguió a todos lados. Me trae en el tiempo. Me pone muy contento que llegue a primera” resaltó por el seguimiento y el objetivo desde la formación. “Siento que valió la pena, como también los que son del interior. Veía a Gastón Vitancurt que entrenó en Los Aromos y es lo mismo. Es de  Maldonado y también le dije a la madre, señora me gusta como juega el nene. Son pasos difíciles, a los 13 años, soy padre y que un hijo se vaya es muy difícil. Lo que deben sufrir. No me defino como captador, sino coordinador de la captación, con compañeros, gente que va a la canchas y se establece una red de contactos, engranaje en el que también hay técnicos que pasan información. Es una tarea de campo que requiere la política institucional. El entorno es clave. No hay que apurarlos, que los dejen tranquilos. Aparecen diez personas y les dicen que son fenómenos para representarlos. Esa es otra etapa, posterior. A los diez le dicen lo mismo y no todos llegan. ¿Después que pasa con ese chico que deja de estudiar porque le dijeron que era un crack y no se confirmó?”.

PERDOMO: “ES PARTE DE UNA GENERACIÓN MUY BUENA, CON VISIÓN DE JUEGO ÚNICA”

José Batlle Perdomo, el “Chueco, lo dirigió en Sub 15 y Sub 16, con títulos de Campeón Uruguayo 2013 y 2014. “Es parte de una generación muy buena. Juegan de memoria desde hace dos años y medio. Obviamente, Federico se destacó, como Diego Rossi y Chavez. Valverde es un jugador técnico, de gran pegada, muy buen pibe, con visión de juego única, como el Pato Aguilera, adelantado en la cabeza, pase en profundidad que te deja de frente al arco. Con la pelota en los pies a veces exagera porque le gusta y eso le lleva a cometer errores porque hoy se presiona. Conmigo jugó en varias posiciones porque lo rotaba durante el partido. ¿Si es volante o enganche? Empezaba de contención y luego avanzaba, donde se sentía más cómodo. Te puede salvar un partido. Es de los típicos que quieren en Europa, alto, pegada, mixto, ayuda en la marca. Jugó hasta de mediapunta. Físicamente es exuberante. En las evaluaciones se diferenciaba. Me produce satisfacción que vaya a primera. Lo más importante es consolidarse”.

¿Hoy es más complicado en un grande promover un jugador de 16 años? “Eso depende, Hugo Bagnulo me subió a los 17 años. Peñarol venía de ser campeón del mundo 1982. Estaban Morena, el Indio Olivera, el Lagarto Morales, Diogo, Bossio, Saralegui, Gustavo (Fernández). Son generaciones y últimamente no habían aparecido. En el ’87, la nuestra con el Pollo Vidal, Rotti y Herrera, en el ’85 no ganamos nada pero se juntó con la otra y se dieron los títulos. Me refiero a la de Matosas, Tito Goncalvez chico, Ferro, el Tío Sánchez. Todo pasa por la política institucional. Tiene que haber un cupo previsto para juveniles en primera. Los espejos son muy importantes, jugadores referentes. Al irse Darío (Rodríguez) y Tony, se necesita uno para escuchar y aprender”.

RAMIRO MARTÍNEZ: “CARACTERÍSTICAS DE CLASE A”

Ramiro Martínez, entrenador de la Sub 17 de Peñarol, es el último técnico de Peñarol que lo tuvo en competencia. “Sin lugar a dudas es un pibe con característica de clase A. Tiene el prototipo del fútbol de nivel europeo, flaco, elegante, con zancada larga. Arrancó el año con la Selección y después como entrenó en primera, volvía desde el jueves. Me pone feliz que vaya a Los Aromos. Lo dirigí apenas un semestre. No es frecuente en un grande que asciendan a un juvenil de 16 años. Antes pasó con Ruben Sosa, el Pato Aguilera, Fonseca. Eso se perdió. Gracias a la televisión estos pibes salen del anonimato en las Selecciones juveniles”.

Resaltando sus cualidades elogió desde la condición personal. “Es muy humilde, súper callado. En el juego es al revés. Se desinhibe en lugares complicados. Es enganche, el clásico 10, de jerarquía. No siente la marca aunque se adapta. Vino en la captación de Goncalvez, Juan Carlos Braida. Jugó en Carabelas y Estudiantes”.

“Sorprendió por su calidad a tan corta edad. Lo trajo Néstor Goncalvez, encargado de la captación. Su visión de juego era notable” definió Víctor Púa, el ex Coordinador de juveniles.

A los 16 años (22-7-’98), su estatura es de 1.79 mts. y pesa 67 kgs. Federico Valverde, el “Pajaro”,  volante derecho, con talento y goles. El juvenil de Peñarol que pinta para crack con futuro Real…

El Profesor y el alumno. Pablo Bengoechea, crack, ídolo indiscutido y actual entrenador de Peñarol, aparece marcándole el camino a Federico Valverde.

El Profesor y el alumno. Pablo Bengoechea, crack, ídolo indiscutido y actual entrenador de Peñarol, aparece marcándole el camino a Federico Valverde, con proyección de crack mundial.



SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones