Nacional, primera Copa en propiedad

24 de octubre de 2017
Categoría: Pelota al medio

Esta fotografía tiene un indiscutible carácter histórico. Es un equipo de Nacional que se formó muy pocas veces. Hay que tener en cuenta que es un registro especial. No fue captado en el campo de juego sino en un recinto anterior al ingreso al escenario.
Dejando de lado los particulares, aparecen arriba, desde la izquierda Pedro Olivieri, José Vanzzino, Abdón Porte, Santiago Demarchi (golero), Alfredo Foglino y Pesquera. Abajo en igual sentido: José Brachi, Héctor Scarone, Carlos Scarone, Rodolfo Marán y Pascual Somma. Estos once jugadores actuaron juntos en muy pocos partidos en estos tres años.
En consecuencia surgen preguntas claves: ¿en qué fecha se captó el registro?, ¿en que lugar? y ¿en qué partido? Hay que tener en cuenta que en aquel tiempo no resultaba muy fácil tomar un fotografía y en menor grado de tan buena calidad. En los diarios de la época que analizamos (1915 – 1917) aparecen imágenes en las crónicas de los grandes partidos. Por ejemplo en los clásicos entre Nacional y Peñarol.
Si nos llevamos por esta afirmación la fotografía puede haber sido registrada el 20 de mayo de 1917, en el Parque Central, previamente al partido que Nacional le ganó a Peñarol 4:0 por la Copa Uruguaya.
Otro partido importante como para que concurriera un fotógrafo, sin duda, fue el partido entre Nacional y Racing de Avellaneda llevado a cabo el 3 de diciembre de 1916, en la cancha de los albicelestes en la provincia. Ese enfrentamiento fue el primero de la historia por la Copa Río de la Plata entre los campeones de Argentina y Uruguay de 1915. Ganaron los uruguayos 2:0 logrando una hazaña.
Finalmente, no creemos que la imágenes pertenezca a los partidos de Nacional ante Central el 22 de abril de 1917 y Wanderers el 24 de junio del mismo año, ambos en el Parque Central y por la Copa Uruguaya. No eran partidos de tanta trascendencia como para que se enviara un chasirete al escenario.

Escribe Atilio Garrido

Se aproxima una fecha histórica para Nacional. El 11 de noviembre próximo se cumplen 100 años del enfrentamiento ante Peñarol en la cancha del Parque Pereira (donde hoy se encuentra la pista de atletismo) que finalizó empatado sin goles. Nacional se consagró campeón invicto y se convirtió en el primer club de nuestro fútbol en conquistar la Copa Uruguaya en propiedad. El éxito de la institución que digna y noblemente presidía el Dr. José María Delgado, cerró un trienio donde Nacional igualó el récord del Alumni AC de Buenos Aires. Los diarios de la época señalaron -y con razón- que estos logros superaban lo hecho por el club en 1903.

AQUEL INICIAL TRIUNFO DE URUGUAY ANTE ARGENTINA

La primera gran conquista internacional del entonces football uruguayo, desde la fundación de la Uruguay Association Football League, la obtuvo el Club Nacional de Football. Algunos años después pasó a denominarse Club Nacional de Deportes. El éxito resonante se registró el 13 de setiembre de 1903, en Buenos Aires. En el tercer partido internacional del combinado uruguayo frente a su similar argentino, vencieron 3:2 los orientales defendidos por los once jugadores que pertenecían a la incipiente institución, y que esa tarde ejercieron la representación de la UAFL.

En esos primeros cuatro años de vida –y durante algunos más- “sus principios fueron difíciles; no teníamos libros de actas, ni sede social, y su comisión directiva se reunía en cualesquiera esquina de las calles de Montevideo o en alguna trastienda de algún café de ínfima categoría, pero la fuerza de tesón y voluntad se impuso dando días de glorias al fútbol uruguayo”.[1]

Se iniciaba con ese triunfo el duelo entre los maestros argentinos y los discípulos orientales, surgiendo el clásico del Río de la Plata que involucró no sólo a las selecciones, sino que también se amplió a nivel de clubes. Esas contiendas incluyeron desde su comienzo en 1900 a los rosarinos, cuya asociación propia competió en ambos niveles –combinados e instituciones- con bonaerenses y montevideanos.

En 1915 se produjo otro episodio a nivel internacional que hasta ese momento no había sido conquistado por ningún club de nuestro país. “El carácter, la voluntad, y la perseverancia dio sus frutos y después de las horas de la duda, dirigentes y defensores encuentran con la llegada de 1915, una conquista más triunfal que aquella que el cuadro de Enero conquistó hace dos lustros. Ratificamos: 1903 ha sido superado por 1915”.[2] Resulta importante la transcripción precedente por cuanto en aquel año, al día siguiente de la conquista del campeonato uruguayo, el periodismo y por consiguiente también los aficionados, le otorgaban a este episodio mayor significación que el inicial ya señalado. ¿A qué hacían referencia? El Club Nacional de Deportes “realizó la hazaña más completa que registra la Historia del Football Uruguayo, hasta este año, conquistando los tres trofeos correspondientes al Campeonato anual del Río de la Plata. Triunfo semejante solo tenía antecedentes en el Alumni de la vecina orilla, que consiguió la misma triple victoria en el año 1906”.[3]

Los tres títulos aludidos refieren a la Copa Competencia cuya disputa se inició en 1900 y la Copa de Honor Cusenier nacida en 1905. En ambas participaban los clubes de Montevideo, Buenos Aires y Rosario de Argentina. El restante correspondía al importante éxito alcanzado en la Copa Uruguaya.

Es necesario resaltar el destaque que se otorgaba al hecho de haber logrado igualar lo que anteriormente sólo había alcanzado Alumni AC, señera institución de Buenos Aires que compitió hasta 1911, lapso en el cual ganó todos los campeonatos argentinos con excepción de 1904.

EL PRIMER TRIENIO DE UN CLUB CAMPEÓN URUGUAYO

Bajo la presidencia del Dr. José María Delgado desde 1911, año en que el talentoso médico salteño salvó a Nacional de su desaparición, la histórica campaña del club en 1915, marcó el comienzo de una etapa excepcional que alcanzó su punto culminante hace exactamente 100 años. Los invito a recordarla.

“Dentro de pocas horas el Campeonato Uruguayo de 1917 puede quedar definido, adjudicándose en tal caso Nacional, los honores de una proeza sin ejemplo en nuestros lares: la conquista en propiedad de la Copa Uruguaya, ganada tres años consecutivos en jornadas de recuerdos memorables. En caso contrario, si Peñarol logra imponerse en la prueba, a costa de esfuerzos inteligentes, en virtud de su capacidad innegable, se abrirá un breve paréntesis, deseable por los peñarolenses a pesar de la dolorosa alternativa de una semana más de impaciencia. (…) El field oficial ha de vivir hoy una de sus tardes más memorables. El entusiasmos despertado por este match es tan extraordinario, que sólo puede compararse con la final del Campeonato Sudamericano”.[4] Efectivamente, en ese escenario, el 14 de octubre anterior -un mes y algunos días antes-, Uruguay venció 1:0 a Argentina.

La presentación del clásico en las páginas de La Tribuna Popular deja constancia de la trascendencia del enfrentamiento que desde antes de ser disputado tenía carácter de histórico, reflejaba la mejor chance con la que Nacional llegaba al compromiso. El campeón uruguayo de 1915 y 1916 disponía de dos resultado a favor para adjudicarse el título: triunfo y empate.

El encuentro finalizó sin goles. Fue el segundo clásico entre Nacional y Peñarol que se disputó en lo que por entonces se consideraba “el mejor field del continente”. Se trataba del estadio del Parque Pereira inaugurado poco tiempo atrás, el 30 de setiembre de 1917 con el partido entre Uruguay y Chile que abrió el segundo campeonato sudamericano con la particularidad que fue el primero organizado por la novel Confederación Sudamericana de Fútbol y en el que estuvo –también por vez primera- la copa América en juego.

LOS FESTEJOS DEL 11 DE NOVIEMBRE DE 1917 Y… ABDON PORTE

Arbitró Álvaro Saralegui ante una concurrencia que superó las 20.000 personas. Nacional formó con Ares, Urdinarán y Foglino; Pedro Olivieri, Abdón Porte y Vanzzino; Héctor Scarone, Carlos Scarone, Ángel Romano, Marán y Somma. Peñarol presentó su equipo con Roberto Chery, Rímoli y José Benincasa; Pacheco, Juan Delgado y Manuel Varela; José Pérez, Artigas, Piendibene, Gradín y Campolo.

“Los albos conquistaron su título más glorioso. Nacional ha logrado el premio a sus afanes. Ha conquistado el Campeonato Uruguayo de 1917 y, con él, ha colmado las aspiraciones de su larga y gloriosa jornada deportiva, adjudicándose en propiedad la Copa Uruguaya, repitiendo el milagro que el viejo y magnífico Alumni lograra en sus lares, en los momentos culminantes de su vida deportiva.

Nacional ha logrado lo que no había logrado ningún equipo en el Uruguay, y los títulos de su hazaña son tan absolutos y deslumbrantes que nadie se atrevería a discutirlos.

Los albos han obtenido ayer el justo premio a la labore excepcional de temporada, llegando a la meta con solo dos puntos perdidos después de lograr todo un récord de goales prueba evidente de la capacidad del ataque y con la mínima de tantos en contra, como comprobación también de bondades y méritos de sus líneas defensivas”.[5] Aunque no lo señala la crónica Nacional logró el título en carácter de invicto, convirtió 51 goles y sólo recibió 3 en contra, sumó 34 puntos sobre 32 de Peñarol y Héctor Scarone con 13 goles resultó el artillero del torneo. Como curiosidad puede agregarse que esa temporada bajó de categoría el CA Defensor que sólo sumó 7 puntos. El descenso produjo tal desazón que el club se disolvió y dejó de competir. Retornará en 1922 a militar en ladisidente Federación Uruguaya de Football.

 En la muy extensa crónica en la que lucen cinco fotografías –la de los dos equipos posando por separado y tres incidencias-, de calidad deficiente si las consideramos como actuales, se tejen elogios sobre “Porte el alma mater de la línea media alba”, en referencia a Abdón Porte, el notable centre half de Nacional y la selección de 24 años que en este cotejo alcanzaba un récord inigualado hasta el presente: era su partido 37 en clásicos ante Peñarol en forma ininterrumpida.[6] Nadie en su sano juicio puede pensar a esa edad en suicidarse -hecho que ocurrirá el 5 de marzo del año siguiente-, porque había llegado al ocaso de su carrera deportiva.

Al culminar el partido se organizó una “manifestación hasta el local del Club de Deportes. El acto fue un fiel exponente del entusiasmo de los parciales nacionalofilos que desbordaban de lógica satisfacción. (…) Esa manifestación con letreros alusivos, derrote de cohetes, su cortejo automovilístico, un breack del Jockey Club con la presencia de los campeones, invitaciones impresas para ser presenciada desde los balcones de la Asociación, hablan de un optimismo un tanto arriesgado, pero concurren a afirmar cuánta confianza depositaban en la bondad de los jugadores.

El bullicio que caracterizó a la caravana en su pasaje por nuestra principal avenida, tuvo su corolario digno con la nota de animación dada hasta altas horas de la noche por el estruendoso explotar de las bombas que apercibían al vecindario y hasta los más apáticos por el football, de que allí las gastaban con todas las de la ley, al obtener la alta clasificación deportiva”.[7]

Con esta conquista que cumple 100 años el entonces Club Nacional de Deportes se colocaba en el pináculo de la historia del fútbol uruguayo aventajando claramente a Peñarol o, si lo prefieren los aficionados de Nacional, al CURCC de la Villa Peñarol y –a mi juicio- su continuidad sociológica que lo fue la entidad aurinegra a partir de 1913.

La actual comisión directiva de Nacional y su eficiente comisión de historia no han anunciado aún ningún tipo de festejos por tan importante jornada. ¿Lo harán? Creo que el club debería realizar grandes jornadas al cumplirse este centenario de uno de los hechos a nivel doméstico e internacional de los más importantes de su historia.

—–

[1] Carta del 13 de mayo de 1943 remitida por el Dr. Sebastián Puppo, socio fundador, primer presidente y centro delantero del Club Nacional de Football, a los directores del espacio radial La voz de Nacional, lamentando no poder asistir al día siguiente a la audición en homenaje de los 44 años de la institución. Fallecería en 1945.

[2] “La Copa Uruguaya definida o el campeón superando a 1903- Argentinos con Alumni. Uruguayos con Nacional”. El Plata, 22/11/1915.

[3] Libro de oro del C.N. de F. Tomo 1. Montevideo, 11/01/1953.

[4] MUNDO SPORTIVO. FOOTBALL. “El gran match de hoy por el Campeonato Uruguayo”. Una jornada que puede ser definitiva. ¡Nacional-Peñarol!”. La Tribuna Popular, 11/11/1917:2.

[5] MUNDO SPORTIVO. FOOTBALL. “Los albos conquistaron su título más glorioso”. La Tribuna Popular, 12/11/1917:2.

[6] Eduardo Gutiérrez Cortinas. Diccionario Deportivo. El Diario, 1988.

[7] MUNDO SPORTIVO. FOOTBALL. “Los albos conquistaron su título más glorioso”. La Tribuna Popular, 12/11/1917:2.


Etapa 10

0:00
16:00
Estadio Belvedere
16:00
Estadio Domingo Burgueño Miguel
16:00
Estadio Campeón del Siglo
16:00
Parque Artigas
16:00
Parque Federico Saroldi
16:00
Parque Capurro
18:30
Parque Viera
Ver fixture y posiciones