Hay que trabajar desde mañana mismo para reencontrar el camino

16 de octubre de 2012

No es momento de bajar la cabeza. Por el contrario, el segundo tiempo que jugó el equipo uruguayo mostró una cierta recuperación que no cuajó por la notable actuación del golero boliviano. A pensar en marzo, en Paraguay y Chile, y a seguir manteniendo en alto la bandera de la esperanza.

Suárez, Scotti y Arévalo son pura desazón.

Escribe: Atilio Garrido / Fotos: Fernando González (enviados a La Paz)

Uruguay volvió a perder. Nuevamente por goleada. Sinceramente, con el corazón en la mano, los resultados no me preocupan. Insistimos, cuando cualquier entrenador del mundo analiza un calendario a disputar, toma en cuenta y suma los puntos donde puede y debe ganar unidades. Los encuentros ante Argentina y Bolivia de visita, no figuran en esa nómina. Si se gana y se conquistan puntos… ¡bienvenido sea! Pero, si quedan por el camino, no es algo que resulte extraño. La historia así lo indica. Es muy difícil para Uruguay vencer a los albicelestes en su casa y, hasta ahora, ha sido imposible ganarle en La Paz a ese doble rival formado por la altura y el equipo local.

Por lo tanto, hay que dar vuelta la página de las dos derortas, rápidamente, y pensar en el futuro. En ese futuro que, con muy buen tino, el Presidente de la AUF, Dr. Sebastián Bauzá, se encargó de marcar de antemano en el reportaje que le realizáramos el sábado. ¡Nada ocurrirá como consecuencia de esta derrota! Oscar Tabárez y su gente seguirán adelante. Eso permite, entonces, comenzar a trabajar desde mañana mismo pensando en marzo de 2013 y en los partidos ante Paraguay y Chile.

Dicho esto, no dudamos que Tabárez analizará la situación actual y encontrará la salida adecuada. El domingo lo dejó bien claro, al señalar que el veía todo lo que todos los demás también vemos… En ese aspecto el partido con Bolivia confirmó realidad de rendimientos que, sin duda y en estos meses que tiene por delante, harán pensar al entrenador si es aconsejable seguir insistiendo con el plan desarrollado hasta el momento o, por el contrario, ha llegado la hora de realizar algunos ajustes y pequeños retoques. Porque algo tiene que quedar claro. ¡No se puede tirar por la borda una tarea que lleva seis años y medio! ¡No es cuestión de borrar y empezar de nuevo! De lo que se trata, es de introducir los ajustes y las correcciones que permitan retomar el camino del éxito.

A esperar, entonces, que la Selección recupere la senda. Además, hasta el momento, la Selección parece seguir contando con la ayuda del destino. ¡Hace cuatro partidos que no gana y sigue en zona de clasificación! El empate de Venezuela y Ecuador; la victoria de Argentina y el triunfo de Paraguay, mantienen las cosas casi iguales que como estaban en el mes de agosto pasado. En consecuencia, nada está terminado. Hay mucho camino por delante y por recorrer. Eso sí, el nuevo estudio tiene que pasar por la impostergable necesidad de ganar como local, de asegurar los puntos que se jugarán ante Paraguay, Colombia y Argentina. Y habrá que salir a buscar algunos más afuera. Con decisión y con valentía…

En cuanto al partido frente a Bolivia, también debemos ser concluyentes. La goleada es exagerada. No hubo hoy, ni hay en la realidad actual, tres goles de diferencia con el fútbol boliviano. Es más, en el segundo tiempo, primero cuando Uruguay salió “enchufado” y luego cuando se rearmó el equipo con 4-4-2 y la dupla Cavani-Suárez adelante, el equipo generó varias y muchas situaciones de gol. ¿Cuántas? No menos de seis, que de haberlas convertido, hoy estaríamos celebrando una victoria hazañosa.

Existe otro detalle. La diferencia entre los arqueros. El bolviano Galarza tapó todo lo que le tiraron. Estuvo sensacional. Nuestro Muslera, lamentablemente, no redondeó una de esas actuaciones magistrales a las que nos tiene acostumbrados. Analizo detalladamente en el “Hombre a hombre” la actuación de nuestro portero que considero baja. ¿El motivo? Sin duda la falta de experiencia para jugar en la altura…

Por lo tanto, a seguir adelante, a buscar las soluciones que tienen que estar al alcance de la mano, porque material para trabajar existe, es de la mejor calidad y ha sido probado. ¡No podemos pensar que Suárez, Cavani, Forlán, Lugano, Godín, Muslera y varios muchachos más, a los que tanto elogiamos en el pasado, ahora hayan perdido la capacidad para jugar con la celeste. El técnico Tabárez tendrá que hacer retoques, balancear los elementos, procurar que el equipo no pierda presencia de edad y veteranía, pero a su vez inyectarle la juventud que, incluso, asegure recambios futuros.

En consecuencia, en esta hora de dolor y tristeza por la goleada, arriba los corazones, que al final del camino encontraremos la luz.


Etapa 10

0:00
16:00
Estadio Belvedere
16:00
Estadio Domingo Burgueño Miguel
16:00
Estadio Campeón del Siglo
16:00
Parque Artigas
16:00
Parque Federico Saroldi
16:00
Parque Capurro
18:30
Parque Viera
Ver fixture y posiciones