Hoy como hace 116 años y 107 días juega Uruguay frente a Argentina el gran partido internacional, el más antiguo del mundo

30 de agosto de 2017
Categoría: Pelota al medio

Cobertura del diario La Razón de Montevideo del viernes 17 de mayo de 1901, sobre “el partido internacional” disputado en la tarde anterior entre equipos combinados de jugadores uruguayos y argentinos. Fue el primer partido de la historia del fútbol mundial entre selecciones de países diferentes.

Henry Lichtenberger fue el alma mater de la creación del Albion Football Club el 1.º de junio de 1891. Tenía 18 años cuando convocó a ex alumnos del colegio English High School (EHS) para formar el primer club en el país, destinado exclusivamente a la práctica del deporte que en las aulas les había enseñado el profesor William Leslie Poole. Nacido en Londres en 1866, llegó a Montevideo en 1885 procedente de la británica Universidad de Cambridge, como profesor de inglés.

La sede del club funcionaba su domicilio, en el entonces aristocrático casco antiguo de Montevideo, en la calle Solis No. 65. En 1900, con 28 años, Lichtenberger resultó decisivo para fundar la Uruguay Association Football League (UAFL). Ocupó la vice presidencia. En mérito al cargo que desempeñaba, sus conocimientos y prestigio en Buenos Aires, Lichtenberger invitó a la asociación argentina a disputar un partido internacional entre equipos combinados. El secretario de AAFL, Horace W. Botting, aceptó a través de una nota en la que se comprometió a asegurar la presencia del mejor equipo y ofreció su apoyo.

EN URUGUAY EL FÚTBOL INGRESA EN LAS PÁGINAS DE LOS DIARIOS

La Tribuna Popular de Montevideo, que destinaba sin continuidad y sólo en algunas ocasiones pequeños espacios diarios en una sección denominada Football, difundió la noticia del encuentro para el 16 de mayo de 1901, en la cancha del Albion, inaugurada en 1899 en el Paso Molino, la mejor que existía en la ciudad. En los días previos, en sus páginas el vespertino propuso una integración del combinado uruguayo.

El diario La Razón de Montevideo, no incluía información deportiva en sus páginas. El día previo apareció una columna titulada “El partido internacional”, anunciando que “Este gran torneo atlético se verificará el jueves próximo en la hermosa cancha que posee el Albion en la Avenida 19 de abril”. La cita sirve para destacar que no se trataba de un simple partido de fútbol. Era un acontecimiento especial. Por ese motivo La Razón informó del equipo argentino mencionando los clubes a que pertenecían los jugadores: Lomas (H. B. Anderson, J. O. Anderson, S. M. Leonard y G. E. Leslie); Quilmes (W. Leslie), Alumni (A. A. Mack y S. U. Leonard) y Belgrano (C. E. Dickinson, H. J. Ratchiff y G. N. Dickinson), además de J. R. Pelly quien “es un ex-jugador  internacional perteneciente al Club Old Forester, habiendo jugado de full back representando a Inglaterra. Aunque es ya un hombre de edad y no juega en su antiguo puesto, pues viene de goal-keeper, eso no bastará para que medio Montevideo deje de ir al campo del Albion para ver con sus propios ojos la figura de tan importante atleta”. También brindó la integración del conjunto uruguayo -al que llama Albion- incluyendo a Bolívar Céspedes y M. Ortíz Garzón, jugadores de Nacional, que le otorgaron característica de combinado.

Asimismo daba cuenta que “empezará el partido a las 2 y 30 pm. Pues los jugadores porteños tienen que tener bastante tiempo para llegar a bordo del vapor que los conducirá esa misma noche a Buenos Aires (…) El team argentino llegará el jueves de mañana y será recibido a bordo por los Sres. W. J. Maclean y H. C. Lichtenberger, vicepresidente y secretario honorario del Albion. A las 11.30 se les dará un almuerzo en la Rotisserie Severi y el Sr. Sardeson, presidente del Albion será quien ofrecerá el banquete. Los teams serán conducidos al campo de lucha en un vagón lujosamente adornado. El palco será adornado con banderas orientales, argentinas e inglesas, para lo cual se ha solicitado el permiso necesario del Ministerio de Gobierno”.

El jueves, con el mismo título, informa que “se han efectuado varios cambios en ambos teams” y brinda las variantes. En los argentinos “R. E. H. Anderson jugará en el goal y Dickinson pasando Pelly de half-bck, el gran jugador  internacional que será la admiración de todo footballista en el día de hoy”. Agrega que en el Albion “jugarán Campbell y Lichtenberger, en lugar de Morton y Lodge. Sera recibida con simpatía la reaparició de Alberto Lichtenberger, que ha hecho honor al Albion desde su fundación habiendo formado parte del team en todas las épocas”. Era el hermano de Henry Candid. La Razón también anticipó que “el tiempo promete ser bueno” y luego destacó que “justo es recordar que el Albion ha sido algo así como el iniciador de todas las asociaciones congéneres existentes”. Finalizó destacando “la visita que nos hace el distinguido sportman argentino Sr. J. O. Anderson, trayendo el mejor elemento que tiene Buenos Aires, incluso el gran jugador internacional Pelly, del Club Old Forester, habiendo jugado de full back representando a Inglaterra. Aunque es ya hombre de edad (…) eso no bastará para que medio Montevideo deje de ir al campo del Albion para ver con sus propios ojos la figura de tan importante atleta”.

LA RAZÓN Y LA CRÓNICA DE LA VICTORIA DE ARGENTINA 3:2

El viernes, la crónica de La Razón fue más extensa. Debajo del mismo título de días anteriores, agrega “Tres goals contra dos”. Da cuenta “de la concurrencia extraordinaria, cuyo número no bajaría 6.000 personas”. Se refiere al equipo argentino como “el mejor team de Sud América y así lo proclaman los entendidos”. Agrega que “A las 2 y ½ después de haber sacado una fotografía el señor Cánepa, de la casa Fitz Patrick dio comienzo el partido, actuando como referee el Sr. H. W. Botting, secretario honorario de la Argentine Association Football League y gran conocedor de las leyes del football. Fue por cierto un juez justo e imparcial. Los linesmen eran los Sres. Chevallier Boutell y C. Scarth”. Importa señalar que el primer línea, desde 1900 ocupaba la presidencia de la AAFL (asociación argentina de fútbol).

La Razón describe el partido dando cuenta de un gol anulado a H. B. Anderson de Argentina, a poco de empezar, por offside. Luego registra el primer tanto de la visita sin mencionar su nombre. Empató Bolívar Céspedes de Nacional y el veterano Cecil B. Poole puso en ganancia a los uruguayos. “Antes de concluir el partido Dickinson y Anderson hicieron dos goals”. El artículo finaliza con las integraciones.

“Albion: C. Sardeson; C. B. Poole y E. Cardenal; J. López, F. Cutler y M. Ortíz Garzón; Morton, A. F. Lodge, J. Sardeson, B. Céspedes y W. L. Poole”.

“Team contrario: D. Anderson; F. R. Pelly (campeón internacional) y W. Leslie; E. L. Dugan, H. T. Ratsclift, C. G. Dickinson; G. N. Dickinson, H. B. Anderson, Ailing, J. O. Anderson y G. C. Leslie”.

Algunos investigadores argentinos no consideran, ni tienen en cuenta este partido, a pesar que fue incluido como el primer internacional rioplatense de combinados, en “El Libro del Fútbol”, publicación argentina de Editorial Abril, Tomo IV, pág. 183. Sostienen que debe tomarse como inicial el cotejo del 20 de julio de 1902, también disputado en Montevideo, en la misma cancha del Albion y también con victoria visitante 6:0 en este caso. El reconocido Escobar Bavio, a este partido de 1902 lo llama el primer internacional “neto”, reconociendo implícitamente la existencia del anterior. Y agrega que se pudo llevar a cabo gracias a “tres colaboradores principales de esta fiesta atlética: J.O. Anderson, F. H. Chevallier Boutell y E. Lichtenberger”. Los mismos que participaron en 1901 en la organización del primer partido. Un dato más aporta elementos. William Leslie Poole, presidente de la AUFL en ese momento, vistió de corto en la punta izquierda del ataque uruguayo. Es decir que los dos presidentes estaban dentro del campo como protagonistas. ¿Esto no “oficializa” el enfrentamiento?

La explicación del calificativo “neto”, la justifica el autor en el párrafo siguiente al transcribir las palabras que pronunció Domingo Prat, secretario de la UAFL, en el almuerzo previo al partido: “es la primera ocasión en que un team compuesto esencialmente de jugadores argentinos y otro de orientales se disputarán con tesón, en suelo uruguayo, los costosos laureles de la victoria”.

LAS DUDAS DE LOS ARGENTINOS SOBRE ESTE PARTIDO Y NO DEL PRÓXIMO DE 1902

Las dudas del reconocido historiador argentino, quien implícitamente admite la existencia del partido del 16 de mayo de 1901 aunque sin calificarlo como el primero, tienen justificación. El investigador Carlos F. Yametti –también argentino– buscó el partido de 1901 en las colecciones de los diarios de su territorio (La Prensa, La Nación y El País), los que ni siquiera citan el evento; en tanto los periódicos británicos The Standard y Buenos Aires Herald realizaron una pequeña mención de la visita del combinado argentino a Montevideo. La imposibilidad que tuvo Bavio en su tiempo –época de menor acceso a la información, a diferencia de lo que sucede hoy en día– de consultar los diarios uruguayos de 1901 le impidió comprobar que varios elementos que él cita son los que llevan a la inequívoca conclusión de que el primer internacional entre seleccionados argentinos y uruguayos fue el de 1901.

Los organizadores de ambos partidos son los mismos (J. O. Anderson, F. H. Chevallier Boutell y E. Lichtenberger). Los dos equipos se integraron con una mezcla de jugadores británicos y criollos. Siete de ellos actuaron en los dos cotejos (tres en Uruguay y cuatro en Argentina). William Leslie Poole, presidente de la AUFL, jugó en el ataque oriental, y su similar de la AAFL, Chevallier Boutell, actuó como juez de línea. O sea que los dos conductores del fútbol de ambos países participaron como protagonistas del evento. ¿Esto no “oficializa” el enfrentamiento y derriba el argumento de otros investigadores, que excluyen el partido de 1901 porque no fue pactado por ambas asociaciones, ya que la iniciativa oriental surgió del Albion FC?

Quienes así lo sostienen, no toman en cuenta que este club lideraba la liga uruguaya, que fue suya la idea de crearla y que en tal condición actuaba en nombre de ella. Escobar Bavio, para justificar el calificativo “neto” que utiliza refiriéndose al partido de 1902, se basa en una frase del discurso pronunciado por Domingo Prat, sin tener en cuenta que la referencia que realizó de las características de los jugadores de ambos equipos no se ajusta a la verdad. Los equipos no estaban integrados –como afirmó– “esencialmente de jugadores argentinos y otro de orientales”. En su mayoría eran británicos, lo mismo que ocurrió en el partido anterior de 1901.Además, hay que tener en cuenta que Prat había sido fundador de Nacional, club que en ese momento pugnaba por ocupar el lugar del Albion, que iniciaba su descenso, hasta desaparecer. ¿Una prueba?

En 1901 actuaron dos jugadores de Nacional y nueve del Albion. En 1902 se invirtieron los papeles: ocho y tres.  En consecuencia, es lógico que Prat haya buscado darle lustre al nuevo enfrentamiento, desmereciendo el primero.

EL MUNDO ENTERO CONSIDERA QUE EL PRIMERO FUE EL DE 1901

La compañía londinense Optasport –perteneciente al grupo de medios digitales Perform–, líder mundial en análisis de datos deportivos, con sede en Londres, en su amplio informe previo al enfrentamiento por la Copa América entre Argentina y Uruguay del 16 de junio de 2015, consignó que “el clásico del Río de la Plata es, sin lugar a dudas, uno de los mayores atractivos de la fase de grupos […]. El interés de este encuentro va más allá de las repletas vitrinas de ambas selecciones, pues la rivalidad entre argentinos y uruguayos es una de las más famosas del deporte mundial. No en vano, el primer duelo internacional fuera de las Islas Británicas enfrentó a estas dos selecciones el 16 de mayo de 1901. Choque en el que Argentina se impuso por 2:3”.

Asimismo el sitio web Wikipedia, en el anexo “Partidos de la selección de fútbol de Uruguay”, en el que consta un registro cronológico de los encuentros disputados por la celeste, inicia el listado con el entrenamiento de 1901. Ambos aportes independientes laudan el tema. Más allá de las controversias, no hay duda de que ambos fueron partidos internacionales de equipos combinados (hoy llamados selecciones) de Argentina y Uruguay de carácter amistoso.

Hijos de su tiempo. Una época totalmente diferente a la actual, cuando nadie pensaba que el fútbol llegaría a los rigurosos extremos reglamentarios del presente. Hay que tomarlos como fueron concebidos en su ambiente y en su momento. Vale el apunte para aquellos que analizan el pasado, catalogan partidos y realizan estadísticas, juzgando con los ojos de la realidad actual, aplicando reglas con un injusto e indebido criterio retroactivo.

Transcurrieron hasta el partido de esta noche -jueves 31 de agosto de 2017- nada menos que 116 años y 107 días de aquel jueves de 1901. Sin saberlo, sin que se promocionara en su momento -el fútbol interesaba a muy pocos-, ese encuentro ingresará en la historia como el primer partido internacional de fútbol del mundo disputado entre dos selecciones de países diferentes. El próximo ocurrirá en 1903 en Europa al enfrentarse Hungría y Bohemia (hoy parte de la República Chica). Corresponde señalar que el British Home Championship, que se disputó entre la temporada de 1883/84 hasta 1984 (un siglo), tenía como participantes a Inglaterra y Escocia primero, agregándose luego País de Gales e Irlanda del Norte. No lo eran -y tampoco lo son en la actualidad- países diferentes. Integran el Reino Unido de Gran Bretaña. Por tal motivo este certamen no compite con los cotejos internacionales entre naciones.

 


Etapa 10

0:00
16:00
Estadio Belvedere
16:00
Estadio Domingo Burgueño Miguel
16:00
Estadio Campeón del Siglo
16:00
Parque Artigas
16:00
Parque Federico Saroldi
16:00
Parque Capurro
18:30
Parque Viera
Ver fixture y posiciones