Lucas Cavallini: jugador de la etapa

18 de mayo de 2015
Autor: Tenfield Com

Fue la figura sorprendente de la fecha, con dos goles ante Rentistas, en un partido donde volvió a brillar Martín Ligüera, como ya es costumbre para la hinchada de Fénix y tuvo en el canadiense Cavallini el socio perfecto para el gol.

El canadiense tiene, a los veintidós años, una rica historia de vida, por su afán de triunfar en el fútbol rioplatense que lo llevó a dejar su país a los dieciséis.

Lucas y Brianna

Brianna Cavallini y su padre, Lucas

-Mi viejo es argentino y mi madre es canadiense. Mi padre llegó a Canadá a los catorce años y mantuvo contacto con la colonia latina, por eso yo empecé a jugar al fútbol en Canadá a los tres años en un cuadro de baby fútbol que se llama Club Uruguay. El padre de un amigo era el técnico y eran todos uruguayos y mi padre me llevó a jugar ahí. De ahí fui a jugar a otros cuadros locales de Toronto. Jugábamos fútbol de a once y en invierno, cuando por la nieve no se podía jugar afuera, jugábamos fútbol sala. A los dieciséis años vine a Uruguay, porque siempre quise jugar fútbol profesional en Sudamérica, en el Río de la Plata, primero que nada en Argentina pero como tenía un conocido, Jorge Armúa, que tenía contactos acá en Uruguay y venía a un cuadro grande como Nacional, quise venir a Uruguay.

Fue medio difícil la adaptación. Vine con dieciséis años y fui a vivir a La Casona, donde había que compartir todo con otros chicos, como quince chicos, cuartos compartidos y todo, pero me adapté bien igual, porque ya conocía el idioma. Estuve hablando con muchos compañeros y me adapté bien. Me gustaba la cultura de acá, de la que ya tenía una idea porque yo crecí con gente latina. Ya conocía bien.

En el fútbol también me adapté porque desde los catorce años, en Toronto, había estado entrenando con Jorge Armúa, que ya había jugado en el fútbol uruguayo y él me entrenó como se entrena acá. Las tácticas, la técnica, los ejercicios eran todos más o menos similares, pero antes de estar con Armúa, allá las prácticas eran cualquier cosa. Los canadienses no saben mucho de fútbol. Juegan con mucho más físico que técnica. Clarkson era el club de Toronto donde entrenaba Armúa, donde también me entrenó un argentino llamado Juan Cruz que había jugado en Independiente.

"A la liga uruguaya se la valora mucho en el mundo porque saca muchos jugadores"

“A la liga uruguaya se la valora mucho en el mundo por todos los jugadores que saca”

En Nacional no podía jugar por la edad hasta que cumpliera los dieciocho. Me acuerdo cuando estaba Carrasco que yo jugaba sólo amistosos en Cuarta. Un día hice tres goles en un amistoso contra Boston River y me subieron a jugar amistosos en Primera con Carrasco, en el Parque y después, cuando tuve dieciocho jugué directamente en Tercera sin haber tenido ningún partido oficial en Cuarta. Al año siguiente me ficharon y fui jugando minutos, haciendo goles y cuando vino Gallardo, me subió a Primera, pero no debuté. Después vino el Chavo Díaz e hice la pretemporada en Nacional, una buena pretemporada. Me mandaron en préstamo a Juventud para poder jugar en Primera. Me quedó el mejor recuerdo del Juventud, un cuadro del que yo nunca había oído hablar. Debuté en Primera jugando contra River y perdimos y al segundo partido, jugamos en el Parque Artigas contra Central, hice un gol, ganamos uno a cero y fue el primer gol de un canadiense en el Campeonato Uruguayo. El primer semestre anduve bien pero tuve una lesión que me dejó un mes afuera. Ya en el segundo semestre tuve regularidad, convertí diez goles en total en el Uruguayo y me llamó el Vasco Arruabarrena para que volviera a Nacional.

Cuando volví a Nacional no tuve mucha oportunidad y me mandaron en préstamo a Fénix, un cuadro que siempre lucha para salvarse pero es de la A. Un buen plantel tenemos siempre. En el Clausura 2014 me costó mucho volver a jugar, porque estuve muchos meses parado en Nacional, pero hizo dos goles y luego de una pretemporada fuerte en Nacional, que me hizo muy bien, firmé por suerte por un año más a préstamo en Fénix y estuve con Gustavo Bueno que me puso de titular todos los partidos y convertí bastante en el Apertura pasado y ahora estoy volviendo a hacer goles, como el sábado, jugando con Ligüera, que es un jugador de mucha experiencia, de buscarme mucho. Jugamos cerca. Él me entiende a mí y yo lo entiendo a él mucho porque ya hace año y medio que estamos juntos y por suerte nos conocemos bien. Yo lo aprovecho. Mis goles son muchos de pases de él.

Espejos: Tévez y Suárez

Espejos: Tévez y Suárez

Espejos

-Tévez, que era una bestia en la cancha. También me gusta como juega Suárez. Me gustaría jugar como ellos.

-¿Entrenadores que más te influyeron?

-Gallardo, porque yo en Nacional entrenaba de mañana en Tercera a veces y después de tarde nos quedábamos con él algunos jugadores, para seguir mejorando cosas y me acuerdo que con Gallardo mejoré muchas cosas y gracias a él estoy jugando en Primera. Después en Juventud convertí muchos goles con Mario Saralegui que me ayudó mucho, me motivó mucho y era un muy buen técnico.

-¿Contanos de Brianna?

-Tiene seis meses recién cumplidos. A fin de año, el 19 de diciembre, vamos a casarnos con mi mujer. Ahora estamos viviendo en la casa de mis suegros, en La Blanqueada. Por suerte cada vez que salgo a la cancha con mi hija hago algún gol, así que todos partidos voy a salir con esta belleza que tenemos acá.

Me gusta vivir en Uruguay, que es un país chico, tranquilo, me gusta siempre ir en los días lindos de tarde a la rambla a tomar mate con mi mujer y mi hija. A mí me gusta la vida así, tranquila. En Canadá tenés mucha gente por todos lados, multicultural. Acá compartís todas las cosas con toda la gente. Acá es tranquilo.

-Jugaste en la selección de Canadá…

-Primero jugué en la Sub-20 de Canadá. Debuté en la Sub-20 en el 2011 en el campeonato de CONCACAF en Guatemala. Después me citaron tres veces para la selección sub-23 por mi rendimiento en un tipo diferente de liga, que se valora mucho en el mundo, la liga de Uruguay por todos los jugadores que saca. Debuté en Canadá contra Trinidad, ganamos 2 a 0. Después en Octubre del 2012 fui citado para jugar contra Honduras, en Honduras, por la mayor. Yo estaba en casa a punto de dormirme. Era un viernes de noche. Jugaba con Juventud al día siguiente contra Fénix y me llamaron porque se había lesionado el 9 y necesitaban un sustituto. El partido era un martes. El sábado hice un gol, empatamos contra Fénix y fui al aeropuerto que casi llego tarde y viajé, pero no jugué de entrada. Me da vergüenza el resultado, fue de derrota 8 a 1. Yo entré a los 65 minutos y pude hacer algo, pude cambiar el partido un poquito. Así debuté en la mayor, en un partido oficial clasificatorio, pero ahora me arrepiento mucho porque la verdad, mi hija capaz que algún día me dice, “Papá ¿por qué nunca pudiste jugar en la Selección Uruguaya?”.

Objetivos

-Ser lo mejor jugador posible, tener una carrera con mucho éxito y mantener bien a mi familia.

Lucas Cavallini, el canadiense de Fénix, creciente figura del Campeonato Uruguayo.

"Voy a salir a todos los partidos con esta belleza"

“Voy a salir a todos los partidos con esta belleza”


SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones