Desafía la imaginación…

30 de junio de 2018
Autor: Rusia 2018

El estadio desafía los límites de la imaginación…

La cancha en primer plano en buen estado, con el espectacular techo de fondo.

El estadio lleva por nombre Fisht, Cabeza Blanca, en dialecto del Cáucaso, desafía la imaginación, ya que tiene forma de caparazón partido por la mitad, aunque el proyecto original pretendía que se pareciera a una concha marina.

La organización local anunció que se agotaron los boletos, en su mayoría adquiridos por residentes rusos. La concurrencia oscilará en las 40.000 personas.

Trabajo a destajo, las 24 horas, día y noche para recuperar la cancha, que realmente se presenta en buen estado. El verde césped luce en toda su dimensión.