La décima yarda 2da. entrega: “Generalidades del football”

24 de agosto de 2015

En esta nueva entrega de nuestra columna de football Americano vamos a empezar a sumergirnos en este deporte. Comenzaremos a disecar las bases y las reglas que componen el juego.

Como nota previa debemos aclarar que en “La Décima Yarda” trataremos las reglas que se utilizan en la NFL (pináculo del Football Americano) y que éstas tienen ciertas diferencias, aunque en su enorme mayoría son similares, con las que rigen el Football colegial, canadiense y otros.decima yarda2

En primera instancia hablaremos del terreno de juego:

El football se juega en un campo (de césped natural o sintético) de 120 yardas de largo por 53 de ancho (110 X 49 metros). Las últimas 10 yardas de cada extremo son las zonas de anotación de cada equipo (a donde el equipo rival intentará llevar el balón). El terreno está dividido transversalmente de a 1 yarda (marcadas con líneas truncadas que no atraviesan todo el terreno), de a 5 yardas (línea completa que cruza todo el terreno) y de a 10 yardas (línea completa con el número de la yarda). Los palos o postes están al final de cada zona de anotación y están separados entre sí 5,5 metros.

El balón es de goma, recubierta de cuero, es alargado, de unos 28 centímetros de largo y tiene las características “costuras” blancas que son utilizadas por la mayoría de los pasadores para tener mejor control de la misma.

Como en la mayoría de los deportes, el objetivo es marcar más puntos que el rival. Para lograrlo existen varias maneras de anotar, las cuales son:

1) Gol de campo o Field goal: vale 3 puntos, es una patada hacia los palos. El balón es lanzado hacia atrás (entre las piernas de quien inicia la jugada), un jugador lo recibe y lo sostiene con una punta del mismo en el césped y una mano en el extremo opuesto. El Pateador patea el balón. Si éste pasa entre los palos y por encima del poste transversal (a 3 metros del césped) se adjudican los 3 puntos.

2) Touchdown: es la anotación más importante de este deporte, se premia con 6 puntos. Se obtiene al llegar con posesión del balón a la zona de anotación contraria (al menos que la punta del balón rompa el eje imaginario que va verticalmente desde el comienzo de la zona de anotación). No es necesario apoyar el balón en el césped. (En nuevas ediciones vamos a extendernos en las diferentes maneras de anotar un touchdown).

Luego del touchdown, el equipo que anotó puede elegir entre dos opciones:

3) Punto extra: el equipo anotador puede optar por intentar una patada a los palos desde una distancia muy cercana. Es un gol de campo que vale 1 punto. La jugada se inicia en la yarda 2 rival pero la patada se hace alrededor de la yarda 9 (lo que sumado a las 10 yardas de la zona de anotación, en cuya parte posterior están ubicados los postes da como resultado un intento de 19 yardas). Como nota, hay que aclarar que desde la temporada 2015 la NFL ha decidido retrasar el lugar desde donde se realiza esta patada. Hoy en día el punto extra en la NFL se inicia en la yarda 15, con lo cual el pateador realizará el intento desde la yarda 22 (intento de 32 yardas). Este cambio se debe a que el porcentaje de conversión de esta patada era de más del 99% y la liga más importante de los Estados Unidos busca darle algo más de dramatismo a esta jugada.

4) Conversión de dos puntos: es la otra opción del equipo luego de anotar un touchdown y consta de una jugada ofensiva  (no de patada) desde la yarda 2. Si el equipo logra llevar el balón dentro de la zona de anotación contraria adecuadamente, el equipo se llevará 2 puntos en lugar de uno. Lo más común, antes del cambio de regla, era que luego de anotar seis puntos se intente un punto extra y no una conversión de 2 puntos. Sin embargo, y siempre hablando de reglas de la NFL (otras ligas, como la colegial, no han cambiado el lugar de ejecución del punto extra), se cree que desde esta temporada habrán muchos más intentos de conversión de dos puntos.

5) Safety: se premia con 2 puntos y se pita cuando: a) un equipo defensivo logra tacklear al jugador rival que posee el balón dentro de su propia zona de anotación, b) si el poseedor del balón sale por la línea de banda o posterior de su propia zona de anotación, c) si el equipo ofensivo comete una infracción dentro de su zona de anotación o d) si el equipo defensivo bloquea una patada de despeje (“punt”, veremos en próximas columnas) dentro de la zona de anotación rival y la pelota sale del campo de juego por la misma zona de anotación.

6) Drop kick: vale 3 puntos y es muy similar al drop goal del rugby. Cualquier jugador puede realizarla (siempre y cuando la patada sea intentada por detrás del lugar desde donde se inició la jugada) y el balón debe picar una vez en la cancha antes de que el jugador la patee e intente pasarla entre los palos, si lo logra se puntúa con 3 puntos. También se puede intentar un drop kick luego de un touchdown en lugar de una patada de punto extra,  pero seguirá valiendo 1 solo punto en caso de lograr convertirla. Es extremadamente raro ver esta jugada en el football moderno. El último drop kick efectivo fue en el 2006, lo convirtió el Mariscal de campo suplente de New England Patriots, Doug Flutie, ante Miami Dolphins, en lugar de un punto extra, en el final de un partido por demás definido.


SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones