Damián Frascarelli y Luis Mejía, entre sus manos se puede quedar la punta del Clausura

14 de marzo de 2014
Autor: Tenfield Com

Por detrás de las de Damián Frascarelli y de las de Luis Mejía, otras manos atajan. El domingo por la mañana en el Saroldi, televisado, River Plate y Fénix, definen cuál podrá quedar puntero en exclusiva, en caso de ganar. Son los dos únicos punteros del Torneo Clausura según la tabla de puntos perdidos (a River le falta jugar un pico con Cerro; va ganando 1:0; en caso de terminar ganando, cumplidos seis partidos cada equipo, tendrá 13 puntos ganados al igual que Fénix). Ambos vienen realizando notables campañas con verdaderos bastiones en la solvencia de sus arqueros, Damián Frascarelli y el panameño Luis Mejía, respectivamente.

Damián Frascarelli, arquero de River Plate y el panameño Luis Mejía, golero de Fénix. El duelo de las manos en partido de punta del  Clausura.

Damián Frascarelli, arquero de River Plate y el panameño Luis Mejía, golero de Fénix. El duelo de las manos en partido de punta del Clausura.

Damián Frascarelli, el locatario, tiene 28 años, vive en villa Colón, comenzó a atajar a los ocho, en el Libertad Washington y en el Mauá del Prado, de fútbol infantil, Liga La Teja-Capurro. “Jugué siempre de arquero, porque quería ser como mi hermano, Roque Scalese Frascarelli, que era muy buen arquero. Jugó en la Selección de Colonia, donde anduvo en muy buen nivel y vino Vélez a llevárselo. Te estoy hablando de hace muchísimo tiempo atrás. Mi hermano ahora tiene cincuenta y dos años. Fue a entrenar a Vélez una semana, pero se le terminaba la licencia en el laburo de él en la empresa Cololó y volvió a Colonia, sin saber si el fútbol pudo haber sido la vida de él o no. Se vino de Vélez sin avisar y siguió jugando en las ligas del interior y en la Selección de Colonia. Tengo un casete con momentos de relatos de atajadas de él, que recopiló mi madre y cada vez que lo escucho, se me eriza la piel. ¡Es increíble cómo atajaba, pero cómo no llegó!”.

-¿Qué te trasmitió, que hicieras como él o todo lo contrario?

-No me aconsejó qué hacer para adelante. Lo que hizo fue darme las armas. Lo que sé hoy en día, lo sé gracias a él, porque desde el momento en que decidí ser arquero me entrenó, me potenció, en técnica, en fuerza, aprendí mucho de él, más allá de lo que me han enseñado grandes entrenadores que tuve como Víctor Guala, como Leo Rocco… Ahora mi hermano está muy conforme, muy orgulloso de verme, no tanto por lo que él no pudo hacer, sino por lo que yo estoy haciendo ahora. También mis otros hermanos son de ir siempre a la cancha y de apoyarme y eso para mí es muy gratificante. Tengo un hermano fotógrafo, Danielo Scalese Frascarelli, que desde que tengo ocho años me saca fotos atajando y además cumplió conmigo un poco el papel de padre, ya que mi padre -que no lo tengo ahora, hace tres años que falleció-, iba a todas canchas desde el baby fútbol, a apoyarme desde chiquito, pero por ahí mi hermano hizo también el papel de padre, que no lo tuve tanto. Mi hermano arrancó como fotógrafo profesional sacándome fotos en las canchas de fútbol infantil y hasta el día de hoy va a todas las canchas conmigo y me saca fotos.

FRASCARELLI: “LO MÁS IMPORTANTE DE UN ARQUERO ES SER SOBRIO”

Para Damián Frascarelli “lo más importante de un arquero es ser sobrio, transmitir seguridad a los compañeros y al cuerpo técnico. El arquero no tiene que sobresalir mucho, sino transmitir seguridad en los momentos complicados y sacar en el momento justo las pelotas que son complicadas. No ser tan volador sino sacar esas dos o tres pelotas de gol por partido”.

-El sacrificio fue lo que me llevó siempre a tener buen rendimiento. Nadie me regaló nada en mi carrera. También me quedó demostrado que en el fútbol, como en la vida, es todo muy cíclico. En corto tiempo podés estar muy arriba y luego abajo de nuevo en corto tiempo. Tenés que ser muy fuerte de cabeza para sobreponerte a esos momentos y con sacrificio volver a estar arriba.

Mi pasaje por Peñarol, por ejemplo, fue de los choques anímicos más importante que tuve en mi carrera, porque cuando llegué fue lo máximo para mí, por ser hincha del club y lo negativo fue que llegué y me lesioné enseguida. Fue muy duro para mí en lo personal. Mi familia estuvo en ese momento conmigo y me ayudó a mantener la cabeza fuerte y a superar el momento.

-¿Cuáles son los motivos de estas sensacionales campañas de River Plate?

-La base arranca en que la directiva apostó a este cuerpo técnico y lo mantiene desde hace más de tres años y eso es muy importante para cualquier institución. La idea de lo que quiere el cuerpo técnico se entiende claro, así ya es el tercer o cuarto campeonato que estamos acostumbrados a pelear arriba, con una clara idea de a qué jugar, sabiendo en la interna que se puede, demostrándolo. También jugamos de gran manera una Copa Sudamericana. Todo eso se nos fue dando, por el tiempo de trabajo que nos da confianza, porque van de la mano la motivación, las ganas, el interés que le ponemos, la humidad y las ideas del cuerpo técnico plasmadas en la cancha.

-¿Qué significación tiene el partido del domingo ante Fénix?

-Que es Fénix, que viene arriba en la tabla del Clausura y por algo está ahí, pero no sólo el partido ante Fénix, también los siguiente: Wanderers y Danubio. En estos tres partidos va a quedar demostrado si estamos para grandes cosas o no. Tenemos la confianza de que estamos capacitados para superar a Fénix, pero vamos a tener que hacer un partido muy inteligente, porque Fénix tiene muy claro lo que está haciendo. De la concentración va a tener que salir el resultado.

Damián Frascarelli y Luis Mejía se colocan los guantes. De los mejores arqueros del torneo.

Damián Frascarelli y Luis Mejía se colocan los guantes. De los mejores arqueros del torneo.

MEJÍA: “LO MÁS IMPORTANTE DE UN ARQUERO ES EL ENTRENAMIENTO”

Luis Ángel Mejía es de Panamá capital. Tiene 22 años. Se inició en el Sporting 89 de Panamá a los diez años, jugando en cualquier puesto, pero de golero empezó a los doce en el Tauro Fútbol Club, “donde me prepararon bien como arquero“. Jugó dos mundiales con la Sub-20 de Panamá (Canadá 2007 y Colombia 2011) y debutó en la Selección mayor de Panamá, dirigida por Julio César Dely Valdés en junio de 2009 ante Jamaica. “Julio  y Jorge Dely Valdés fueron decisivos en mi carrera, aprendí muchas cosas de ellos“. LLegó a Uruguay, a Fénix, en 2008.

-El primer año me costó mucho por el frío, pero al siguiente año pude adaptarme de la mejor forma, me he sentido bien y el frío quedó de lado”. Tuvo un breve pasaje de seis meses por el Toulouse de Francia y volvió a Fénix, “donde tuve a Rosario Martínez, al Lolo Favaro y a Juan Tejera, junto a entrenadores de arqueros como Lorenzo Carrabs, el flaco Mauricio Carol y a Maximiliano Fernández, que han influido mucho en mi preparación como arquero. La verdad que de cada uno de ellos he recibido muchas cosas que han moldeado mi corta carrera de arquero.

Fénix es un club que me dio todo, me dio a conocer, tengo muchos amigos en el club, mucha gente que me ha ayudado a ser un gran profesional. Tengo que agradecer a la gente del club como Nelson Acosta, que siempre me ha ayudado, una de las personas muy especiales que encontré en Uruguay. Un país donde la gente es muy amable, siempre trata que te sientas cómodo. En otros países al extranjero lo tratan diferente, pero gracias a Dios vine al Uruguay donde la gente me brinda su cariño”.

-¿En cuanto al fútbol, qué diferencias encontraste?

-Muchas. La verdad es que el fútbol a nivel local en Panamá no es muy profesional. En la Selección levanta un poco el nivel, pero el fútbol uruguayo es muy profesional, es un fútbol donde al extranjero no se le hace muy fácil venir a jugar, porque es un fútbol muy fuerte y al extranjero se le complica, pero gracias a Dios me pude adaptar. Llevo seis años en Uruguay y estoy muy contento.

-¿Qué es lo más importante de un arquero?

-Lo más importante de un arquero es el entrenamiento, el trabajar día a día. Es muy importante para uno mismo, para sentirse bien y rendir partido tras partido.

-¿Cuáles son los motivos de esta campaña de Fénix, líder del Clausura?

-El grupo, que es muy unido. Desde el primer día de la pretemporada nos pusimos la meta de trabajar fuerte, entrenar bien y eso se ve plasmado en la cancha. Somos conscientes de lo que estamos logrando y de que tenemos que mantenerlo con trabajo y mucho sacrificio.

-¿El partido del domingo…?

-Es un partido muy difícil, porque ellos vienen jugando bien. Perdieron un partido con Peñarol pero después prácticamente ganaron todo y nosotros, a pesar del partido con Rentistas, estamos en un buen momento, conscientes del partido que vamos a afrontar el domingo y esperando hacer bien las cosas.

Las manos de Roque Scalese Frascarelli, Víctor Guala, Leonel Rocco, Lorenzo Carrabas, Maurico Carol y Maximiliano Fernández estarán por detrás de las de Damián Frascarelli y Luis Ángel Mejía, el domingo de mañana en el Saroldi. La cámara de Danielo Scalese Frascarelli y la prensa panameña (que suele reportar sobre los partidos que juega en Uruguay el arquero de su Selección) estarán especialmente atentas a los goleros. En noventa minutos de fútbol, de haber un ganador, se decidirá cuál de los dos puede quedar puntero en exclusiva.

"Lo más importante de un arquero es ser sobrio" comentó Frascarelli. "Lo más importante de un arquero es el entrenamiento", afirmó Mejía

“Lo más importante de un arquero es ser sobrio” comentó Frascarelli. “Lo más importante de un arquero es el entrenamiento”, afirmó Mejía



SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones