La Visa de Venezuela y Bolivia al Mundial

20 de octubre de 2017
Autor: Ariel Longo
Categoría: Columnistas

A veces se puede pensar en el jugador que queda fuera de una selección y no en el que está dentro.

De la misma manera recordamos que no fuimos a tal mundial pero no recordamos quienes nos dejaron fuera.

Las listas definitivas para los eventos, sea de la dimensión que sea; local o internacional, y  dentro de la rama que se pida, desde Copas internacionales a nivel de clubes como Torneo de selecciones continentales, mundiales, etc; no son nada fáciles de elaborar.

Variadas son las  opciones que se ponen en la balanza, para elegir sin lugar a arrepentirse.

Se ha escuchado que Washington Tabárez luego a haber clasificado nuevamente a un mundial, donde hizo “póker” con la máxima disputa del planeta en fútbol, puede tener un dolor de cabeza porque debe “hilar muy fino” en la elección.

Esa clase de dolores de cabeza la quiere tener cualquier entrenador, porque debe elegir entre los mejores.

Cuando miras para el “banco de suplentes” y no tienes opción de mejorar la situación;  ese sí que es un dolor de cabeza.

Para este desgastante sistema de disputa que tiene América  del sur, el tener que hacer una lista definitiva para el mundial, es de  mucha menos tensión que la propia clasificatoria de  2 interminables años.

Se sortearon estadísticas en contra durante el transcurso  de los mismos.

Supongo que el pensamiento fue que las estadísticas están para romperse, porque una de las cosas demostradas por esta selección  fue su convicción en situaciones límites. Y “quebraron” muchas estadísticas  en contra.

Dentro de todo lo que se puede pensar, hay un hecho que no se le ha dado la dimensión que como merito tuvo la celeste; a pesar de los pesares, nunca salió de los puestos de clasificación. Y eso era una carta de crédito que siempre estuvo en la manga. Un gran merito, incuestionable.

La formación de Uruguay ante Bolivia.

Y como presagio fue con  Bolivia el terminar la ruta;  y nos tocó “cerrar o sellar” la clasificación.

Todos los países son difíciles.

Pero hay 2 veces dentro de otras  que quedamos fuera de mundiales que recordaremos.

Argentina 78, fue una, donde estuvo Bolivia como uno de nuestros  rivales en la ronda clasificatoria (el otro era Venezuela), aunque no clasificaron en la otra ronda los del altiplano, que si les daba el pasaje al mundial.

El otro fue para el mundial de E.E.U.U 94, donde los bolivianos  también  estuvieron por encima nuestro en puntos (11 contra 10) en el  grupo y acompañaron  a Brasil que fue el otro clasificado al evento.

El color verde de su camiseta, en este último partido, nos dio la esperanza que todos teníamos, pero que el plantel y cuerpo técnico, tenían como certeza de clasificación, aunque no lo expresaran en la previa.

Y el otro rival de la última doble  etapa fue el partido anterior, Venezuela, como para también “vengar” aquel triste recuerdo del las clasificatorias de Argentina 78 donde para estar en el mundial era solo “cruzar el charco” y esos dos países lo impidieron. Y hoy después de agotadora clasificatoria, con la regularidad de estar siempre, aun con buenos momentos y de los otros; donde jamás abandonaron el lugar de estar clasificado y dejaron para el final que fuera la “memoria” de los  que  recordamos aquel triste momento; lo pudiéramos  trocar por alegría inmensa, para que con los mismos  países tuviéramos, “el visado al mundial”.

 


Próxima Fecha - Etapa 1

15:00
Estadio Belvedere
15:00
Parque Artigas
18:00
Estadio Campeón del Siglo
15:00
Estadio Jardines
15:00
Estadio Olímpico
15:00
Estadio Atenas
19:00
Gran Parque Central
19:00
Ver fixture y posiciones