Murió el “Coco” Peralta: Se nos fue al rincón del “nunca volver” …

21 de febrero de 2017
Autor: Jorge Crosa

Jorge Crosa: Columnista

Jorge Crosa: Columnista

Murió un campeón, formidable persona y gran deportista que marcó una época en el boxeo uruguayo.

Se fue al rincón del “nunca volver”, el querido,  Jorge “Coco” Peralta.

Estilista,fuerte, encarador, con rapidez de manos, gran cintura y trabajo a conciencia, supo pelear por varios títulos, fue campeón uruguayo welter, en su última consagración, por el 1974 ante Carlos Casal, a quien derrotó por puntos.

Recordamos sus “mano a mano” con el Tito Votta, de ida y vuelta, con Mario Benítez, en aquel Palacio Peñarol, bautizados por nosotros, como el Templo del Boxeo Uruguayo.

Así es la vida … así es la muerte.

Se nos fue con 80 años y Humberto Schiavone, amigo nuestro y del Coco, nos dijo que el mes próximo cumplía, justo el 17 …

No llegó lamentablemente, pero sí llegó a ser figura, a ser recordado como lo estamos haciendo ahora, con enorme cariño, con pasión por su figura, por su destreza, por esas 60 y pico de peleas, que destaca el “diccionario del boxeo mundial” que nos muestra su record de 62 ganadas, con 13 ko, 14 perdidas con 7 ko, 8 empates.

 

Y aquellas épicas peleas con el brillante panameño, después nacionalizado argentino, Luis Federico Thompson, la primera con derrota, aquí en el Palacio Peñarol, por KO5 en agosto del 1960 y la revancha, el 6 de octubre del 62,  en un durísimo combate por el título sudamericano, en el mítico Luna Park, en el que perdió por puntos en los 15 rounds.

Pero, quedaba aún fuego en sus puños y peleó por el título sudamericano venciendo al cordobés, Ramón Pereyra, el 7 de mayo del 1971 aquí en Montevideo en 12 rounds.

Se retiró peleando por el título con el argentino Esteban Osuna, perdiendo por Kot9.

Allí cerró su capítulo arriba de los cuadriláteros.

Muchos recuerdos que llegan después de esa comunicación de Richard Vidal, estimadísimo amigo, que nos avisó del fallecimiento del Coco y que nos dijo que el papá. lo conoció bien y llegó a subir unas vueltas con el Coco.

Historias y anécdotas que hoy se van juntando por la despedida de otro deportista de categoría de una época que no volverá del boxeo uruguayo.

Una etapa trascendente, de gente bien, honrada, trabajadora y deportista, de los que, ahora, lamentablemente hay muy pocos, pero, felizmente, existen, gracias a Dios.

El Coco viejo dijo chau …

Cada tanto, allá abajo en Cerrito y Ciudadela, en el gimnasio histórico de Don Antonio Canedo, lo veíamos enseñar, mover las manos, dictar cátedra, como aquella extraordinaria generación que nos hizo vibrar a los botijas de la época, como nosotros, como Pilar Bastidas, bueno, Dogomar, claro está, el Pocholo Burgues, Eulogio Caballero, Santos Pereyra, Arquímedes Pérez Parson y sigue una larga lista de figuras …

Que en paz descanses, querido Coco, nuestro fraterno abrazo a la familia y a sus amigos.

Siempre pensamos que podía “tirar” un poquito más … 80 años, en fin … la vida tiene su tiempo.

Se nos fue el Coco al rincón del “nunca volver” …

Pero nada nos impedirá recordarlo siempre como un crack que fue, arriba y abajo del ring.

Que descanses en paz, campeón …


TORNEO CLAUSURA 2017