Nacional en la dimensión de campeón

23 de agosto de 2015

Nacional le ganó 2:1 a River Plate,  en partido que se disputó en el Gran Parque Central, por la segunda fecha del Torneo Apertura. El tricolor, invicto y en la punta.

Santiago Romero y el beso del triunfo a su camiseta en el festejo del segundo y decisivo gol.

Santiago Romero y el beso del triunfo a su camiseta en el festejo del segundo y decisivo gol.

Nacional, a lo grande. Yendo al frente, con ímpetu, corazón, atropellando a su rival para dar vuelta el marcador y conquistar un triunfazo. El GPC volvió a explotar de alegría en noche pletórica de fútbol y con nueva cosecha de tres puntos para el dueño de casa que sigue en lo más alto, demostrando toda su pasta de empedernido ganador.

Un partido que se le puso fiero al tricolor desde el primer minuto. El River de JR arrancó pisando fuerte, arriesgando en ataque, con una defensa sólida y un Angel Rodríguez “comiéndose” por completo la cancha. Floja primera mitad del equipo de Munúa, sin juego colectivo, mal atrás y sin ideas arriba. El golazo de “Morro” García, marcó la diferencia a favor del darsenero y en forma merecida. Fue muy superior en lo futbolístico y por yerros propios en la definición, se fue apenas un gol arriba al entretiempo. Se dice que goles errados, muchas veces se convierten goles en contra…

Los cambios de Munúa -acertó con los ingresos del argentino Barbaro y el juvenil Amaral- le dieron a su equipo mayor tenencia de pelota y agresividad. El tricolor con enorme entrega y actitud fue al frente. Acorraló a su oponente en su campo y todo se convirtió en un machacar incesante sobre el arco de Olveira. El darsenero aguantaba atrás, pero resignado, sin salida y posibilidad alguna de avanzar al ataque.

Los minutos corrían, el reloj comenzaba a jugar en contra y el gol no llegaba para el tricolor. Pese a ello, el equipo no perdió nunca la calma y mucho menos la línea futbolística. “Nacho” tomó la manija y con el impulso de la tribuna, la presión sobre el arco rival se tornó avasallante.  Y la presión comenzó a dar sus frutos. Gran jugada colectiva, que comenzó y finalizó con un colocado cabezazo el juvenil Rodrigo Amaral. Gol e igualdad en el marcador a falta de nueve minutos.

El tanto del empate dio más impulso al dueño de casa que pasó a ser único protagonista. Y se dice que en la insistencia, está el premio y vaya si llegó para este tricolor bravío. Se jugaba el minuto final, cuando de repente se equivocó y feo el arquero Olveira, restó mal de puños, dejó el arco sin custodia y el rebote fue capturado por Santiago Romero que sacó un “mordido” disparo que terminó besando las redes riverplatense y desatando la locura total en el Gran Parque Central.

Nacional en toda la dimensión de campeón.     

NACIONAL 2:1 RIVER PLATE

Cancha: Gran Parque Central. Jueces: Fernando Falce, Gabriel Popotivis y Horacio Ferreiro.

NACIONAL: Esteban Conde, Jorge Fucile (63′ Rodrigo Amaral), Matías Malvino, Diego Polenta, Alfonso Espino, Gonzalo Porras, Santiago Romero, Leandro Barcia (58′ Alejandro Barbaro), Ignacio González (90′ Sebastián Eguren), Carlos De Pena e Iván Alonso. Director técnico: Gustavo Munúa. Suplentes: Luis Mejía, José Aja, Sebastián Fernández y Sebastián Abreu.

RIVER PLATE: Gastón Olveira, Claudio Herrera, Iván Silva, Darío Flores, Diego Rodríguez, Angel Rodríguez (74′ Cristian González), Bruno Montelongo, Robert Flores (65′ Fernando Gorriarán), Alexander Rosso (60′ Michael Santos), Santiago García y Martín Alaniz. Director técnico: Juan Ramón Carrasco. Suplentes: Nicola Pérez, Willington Baroni, Agustín Ale y Nicolás Schiappacasse.

GOLES: 24′ Santiago García (RP), 81′ Rodrigo Amaral (N), 89′ Santiago Romero (N).

Tarjetas amarillas: 30′ Carlos De Pena (N), 37′ Angel Rodríguez (RP), 49′ Alexander Rosso (RP), 56′ Jorge Fucile (N), 58′ Gonzalo Porras (N), 79′ Santiago Romero (N), 88′ Iván Alonso (N).


SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones