Los grandes complicados si llegan a semifinales

21 de diciembre de 2012
Categoría: Libertadores

Los delegados Dres. Balbi y Barrera, conjuntamente, advirtieron a la CSF de un serio problema que les crea a los “grandes” la participación en la Libertadores 2013, en caso que avances en el torneo y lleguen a los cuartos de final.

Escribe: Atilio Garrido / enviado especial

Con el régimen de organización que se ha dado la Confederación Sudamericana de Fútbol para estructurar los calendarios de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, poco o nada es lo que pueden realizar los delegados de los clubes participantes en defensa de sus intereses. Todo se “cocina” a favor de Argentina y Brasil sin tener en cuenta la posición o la situación de las instituciones de los demás países. Solucionados los problemas de la AFA y la CBD, en acuerdo con la empresa argentina T&T en tiene los derechos de televisación que vende a la cadena Fox Sports, lo demás es considerado temas de segundo orden, sin interés…

Ante esta realidad debieron luchar los activos dirigentes de Nacional (Dr. Alejandro Balbi Della Valle) y de Peñarol (Dr. Jorge Barrera), demostrando que cuando se tienen inquietudes y se trabaja conjuntamente para defender los derechos del fútbol uruguayo y sus clubes, se puede poner en evidencia las carencias organizativos que se generan en la CSF, preocupada exclusivamente por solucionar los problemas de los clubes de Argentina y Brasil y compatibilizarlos con los intereses de la TV (Fox Sport para toda América, menos Brasil, donde la que talla es Globo).

Los Dres. Balbi y Barrera se metieron en el despacho del Gerente Ejecutivo, Francisco Figueredo Brites, procurando información sobre la forma de disputa de la próxima Libertadores, cuyo sorteo se llevará a cabo hoy, viernes, al mediodía. Allí se enteraron de lo que había resuelto la TV (T&T de Argentina y Globo de Brasil). ¿Qué resolvieron?

Debido a que la Copa de las Confederaciones de la FIFA se disputará en el mes de junio en Brasil, las televisoras se pusieron de acuerdo para que en ese mes no se lleven a cabo partidos de la Copa Libertadores, pasándose su etapa final a partir de semifinales, para el mes de julio y parte de agosto de 2013.

Los dos delegados uruguayos saltaron al unísono: “¿Y nosotros, Uruguay, Nacional y Peñarol, cómo arreglamos el lío que esto nos genera si nuestros clubes o uno de ellos, llegan a esa instancia?”

¿Qué lio? preguntaron los de la Confederación.

“Nuestra temporada, la de Uruguay, va de agosto de un año a junio del otro. Así hacemos los contratos a los jugadores. Entonces, si llegamos a esa instancia, es seguro que no vamos a tener a varios grandes jugadores porque se les terminó el contrato en junio. ¿Qué hacemos?”

-Bueno –les respondieron–, hemos previsto que para las semifinales y finales, los clubes puedan agregar a sus listas de jugadores, 5 futbolistas cada uno.

-“Sí, pero yo cómo hago para volver a contratar a Zalayeta, Grosmuller y Olivera, que son los que me interesa que jueguen si Peñarol llega a esa instancia”, saltó Barrera.

Punto final. La Confederación una vez más no había pensado en los problemas que a Uruguay le va a acarrear esta situación que, de pronto aunque difícil, pueda registrarse.