Nos sacamos de arriba el IVA al fútbol

7 de octubre de 2017
Autor: Ariel Longo
Categoría: Columnistas

Mientras que las figuras mundiales Cristiano Ronaldo o Lionel Messi y todos sus  fans, deben esperar para saber si están en el próximo mundial de Rusia 2018; por aquí  la espera es con otra esperanza más real de clasificación. Al estilo uruguayo pero con paso firme y con características diferentes a otras del pasado.

La angustia, la calculadora, el dolor o sufrimiento están ausentes en esta instancia.

La crítica no, porque es una faceta ineludible de nuestra característica. Y creo que no se debería perder porque eso hace que aflore en los participantes directos la rebeldía; que es el escudo que nos defendió en el campo de juego; siempre.

Definimos en casa con un Estadio Centenario repleto y si ansioso  por ver “in situ” lo que siempre quisimos tener …………el festejo merecido y el premio a un pueblo que ha sufrido siempre las clasificatorias al mundial que fuera, a veces con repechajes y otras con no participaciones en los eventos que reúnen a la “crema” del orbe.

La última clasificación directa fue casualmente con Washington Tabárez al frente, en 1989 para el Mundial Italia 90´, cuando el régimen de clasificación en América del Sur, era por grupos y Uruguay terminó primero en el suyo por sobre Bolivia y Perú.

Tenemos un “colchón” de goles a favor de 10, para la última fecha.

Desde que comenzó este régimen de clasificatorias; porque no me eliminan; me clasifican, es la primera vez que la angustia cambia por la ilusión cierta de clasificación sin el IVA futbolístico (repechaje).

Desde que decimos eliminatorias, sufrimos, probemos con decir clasificatorias, porque clasificamos.

No solo estarán felices los “que la lucharon”……….lo deben de estar las agencias de viajes, los que venden televisores, las casas de créditos, audiciones, en fin; todo “sacude” a este país con el fútbol, y lo que se debería mirar el es el objetivo que está  a punto de lograrse.

Falta una fecha, debemos esperar con felicidad.


TORNEO CLAUSURA 2017