“Nuestra profesión es la más hermosa del mundo, lástima que existan partidos”

22 de diciembre de 2017
Autor: Ariel Longo
Categoría: Columnistas

Frase que repetía el inolvidable y mas que exitoso entrenador uruguayo Enrique Fernández, campeón con Nacional de Uruguay, Barcelona de España, Real Madrid de España, Colo Colo de Chile, Sporting de Lisboa de Portugal (también entrenador de selección de Portugal en clasificatorias mundialistas a Suecia 1958)  y entrenador que clasificó a Uruguay al mundial de 1962.

Nos centraremos en solo la función del entrenador y su destino.

Enrique Fernández Viola. Sitio oficial de Real Madrid

Paralelo a mi profesión he tenido diferentes y variadas actividades, una de ellas es haber sido presidente de los entrenadores de Uruguay por primera vez en 1996. Ha pasado mucha “agua bajo el puente”, y luego de muchos años sigo en la defensa del entrenador. Una porque lo soy y otra porque es un sentimiento. He defendido a los uruguayos de esta profesión en 4 libros, con argumentos y realidades innegables.

Y siempre deben ser fundamentadas, las mismas. Ser obsecuente, no.

Se dice que “cada familia, un  mundo”.

La nuestra universalmente es una familia mundial, en cuanto a lo que sentimos, lo que amamos, el trabajo, la prensa, los dirigentes. Es casi muy similar en todos lados ese sentir con matices, por culturas, por géneros, por edades, pero lo que nos queda claro, el resultado de una pésima o mala campaña.

“El fusible es el entrenador” se dice, y se hace. De mi parte no hay quejas.

Si siempre son fundamentadas.

Mi segundo libro se llamó; “Campeones y culpables”. Porque podemos ser campeones y nos echan igual. Muy claro y antecedentes sobran.

Hay un antecedente  muy cercano, que es para meditar, en cuanto a que sentimiento reflejamos y como  se sienten  ciertas circunstancias por las que atraviesa un entrenador, y sus consecuencias.

“Campeones y culpables”

Además adonde  lo deportivo va de la mano en una decisión.

En este caso no es nuestro en cuanto a país, pero si a nuestra profesión.

Pero muy comparable ya que aquí, en nuestra tierra, ha fallecido un entrenador en funciones (Mario Patrón) horas antes de un partido de su equipo, hace unos años y el partido se jugó igual, por un campeonato uruguayo.

Es decir que creo será válido lo ocurrido recientemente.

El Sevilla,  de la Madre Patria, ocupa la quinta posición actual  en el Torneo de Liga española. El cuarto  es el Real Madrid. Transcurrido casi la mitad del torneo.

Son 20 equipos.

España es un país donde generalmente en lo deportivo definen 2 equipos, Barcelona  y Real Madrid, no dejando de lado que no con frecuencia otros equipos arrebatan el título de mejor.

En los últimos 30 años y campeonatos;  entre ellos dos han ganado 26 torneos. El resto fue así; Atlético de Madrid 2 (1996 y 2014), Valencia 2 (2002 y 2004) y el otro Deportivo La Coruña (2000). El Sevilla no está en la lista de campeones de ese periodo.

Es más desde 1929 a hoy ha ganado 1 Liga de España en 1946.

En un país donde todos los clubes mueven cifras astronómicas comparadas con las nuestras, solo 2 prácticamente  ganan sus ligas.

Hoy, reitero, ocupa la quinta posición debajo de Real Madrid, que está cuarto.

No estamos escribiendo de la suerte del equipo, estamos haciéndolo de la situación de un entrenador.

Y no está en juego que un entrenador al igual que cualquiera sufre, llora, ríe, siente…….es un ser humano, con la responsabilidad de conducir algo que hace subir pulsaciones “a mil” y muchas veces es irracional.

Se entrenador era hasta hace unas horas, Eduardo Berizzo, ex defensa  argentino y desde 2011, como profesión; entrenador.

En noviembre pasado (estamos en diciembre), el Sevilla tiene una levantada espectacular contra el Liverpool de Inglaterra, por la Liga de Campeones, cuando perdía 3 a 0 y mantiene sus chances de clasificar porque empató a 3.

Simultáneamente el mundo se entera de que Berizzo tiene cáncer de próstata y debe ser intervenido.

El presidente  de su club, Sr. José Castro declara inmediatamente que, “no imaginamos ningún escenario en el que no lo sea (entrenador del Sevilla) y vamos a apoyarlo y a volcarnos con el porqué estamos seguros que su problema tendrá solución”

Fue operado (28 de noviembre) y en días ya se presentó a la práctica (15 de diciembre)  y comenzó las dos tareas simultáneas; recuperarse de su cáncer de próstata y entrenar a su equipo, estando presente ya en su charla preparativa para su enfrentamiento ante el Levante que terminó en empate 0 a 0.

Este viernes pasado (23 de diciembre) en vísperas de Navidad, en plena recuperación de su cáncer y  activo con su profesión, Berizzo es cesado por el Sevilla.

Dejando al equipo en la quinta posición de la Liga española al lado de Real Madrid y en zona de clasificación a torneos europeos.

Esa es nuestra profesión y sus destinos.

En este caso particular él no fue campeón, pero está en un país donde 2 dominan y su equipo esta cerquita en tabla, no en puntos porque los primeros están siempre “cortados”.

Cuando bauticé el segundo libro “Campeones y culpables”, creo no haberme equivocado en cuanto a lo que encierra ser entrenador.


TORNEO CLAUSURA 2017