OSCAR VIEJO, DUELE DECIRTE ADIOS …

1 de septiembre de 2014
Autor: Jorge Crosa
Categoría: Sin Categoría

Porque más allá de un amigo de muchísimo años, siempre diste una mano cuando realmente se precisó.

Momentos bravos de la salud de la familia de uno, por ejemplo, fuiste solidario, te acercaste siempre a controlar, a preguntar qué pasaba y que “cualquier cosa me llamás, ta?”.

Esas eran tus expresiones.

Al igual que tu compañera, Teresa, fuiste un tipo de brindarte con lo que tuvieras a tu alcance.

En el orden personal, una vez te necesité y me respondiste como un verdadero amigo.

Con mi mamá. Enferma la viejita, siempre tuviste lugar, encontraste el sitio donde vigilarla hasta que Dios la llamó.

Esas cosas no se olvidan, Oscar.

Por eso y por todo lo bueno que fuiste, duele profundamente el adiós …

Además vos siempre te recuperabas.

¿Que le pasó al Oscar? ” Y le vino tal cosa …, pero lo operaron y ya está bien”.

Nos acostumbraste a eso. Como que no te podía pasar nada.

En la Española, en Welcome, en Nacional, en la calle, con la barra de amigos, en todos lados un señor.

Y como nos contaste una  y otra vez. “De abajo, yo vengo bien de abajo, nada de trucos, capaz que sé poquito, pero conozco donde está el problema porque lo olfateo, lo intuyo …”

Ese era Magurno. El amigo, el que nunca dijo “Ah, disculpame eso no se puede o lo otro, llamelo en otro momento, está reunido …”.

No. Siempre atendiste, nunca, en momentos bravos, de los duros, nos dejaste esperando sin respuesta.

¿Sabés lo que pienso, Oscar?

Que los tipos como vos, se están yendo y no hay reposición. Que rompieron  el molde de los cracks, de la buena gente, de los que “están cuando hay que estar”.

Eso, se van ustedes y no hay quien los sustituya.

Anduviste como un tigre en el deporte con tu Welcome, nos acompañaste en decenas de veladas de boxeo, en los tiempos de Radio Sport,  cuando era La Pantera Radio Sport, en aquellos momentos, con mi compañero de tantas horas, Walter Billy.

Fuiste Presidente de la Federación de Box  y le imprimiste el ritmo de tu trabajo incesante.

Entonces, Oscar, en la vida …  y en la muerte, hay que ser agradecidos.

Y lo soy.

Donde estés, gracias por todo, por mamá, por mi familia,  por los que más quiero, gracias Oscar.

Ademas, el deporte todo está llorando, viejo.

Oscar Magurno falleció el lunes a los 84 años.

Oscar Magurno falleció el lunes a los 84 años.