OTRA PERLA PARA EL COLLAR

25 de febrero de 2018
Autor: Ariel Longo
Categoría: Columnistas

El Sport Emelec es un club de fútbol originario de la ciudad de Guayaquil-Ecuador y fue fundado por el estadounidense George Capwell en 1929.

Uno de sus “apodos” es “Los electricistas” y es porque Capwell era el intendente de la empresa eléctrica de Ecuador (EMELEC).

Los primeros jugadores uruguayos en arribar a dicho equipo fue en el 1951; siendo ellos  Manuel Collar y Luis Pérez.

El primer entrenador uruguayo del club fue en 1969, siendo José “Pepe” Etchegoyen el pionero. A quien tuve la suerte y el privilegio de tenerlo como entrenador en el Miramar-Misiones de 1982, teniendo antes que él a Víctor  Luzardo;  después de él  al querido y gran entrenador Ángel Traverso.

Pasaron diez años (1979) de la llegada de Pepe para que un uruguayo se coronara como el primer entrenador campeón con Emelec, Eduardo “Flaco” García, golero de los dos grandes nuestros y campeón sudamericano juvenil en Colombia (1964)  con la particularidad  de que su  suplente  era nada más ni nada menos que Ladislao Mazurkiewicz.

Fueron agregando títulos  de campeones uruguayos con Emelec; en 1981  Juan Eduardo Hohberg se corona campeón con los eléctricos y Juan Ramón Silva pone en lo más alto de Ecuador a los azules en 1988.

Alfredo Arias.

Debieron pasar 29 años para que la bandera de Uruguay flameara al lado del nombre de un entrenador coronándose campeón 2017, del país mitad del mundo; Alfredo Arias.

Y no estuvo solo en esa hazaña; lo acompañaron otros uruguayos; Héctor “Samanta” Rodríguez como alterno, PF  Ignacio Berriel y el entrenador de goleros José Luis “Niño” Sosa. En el plantel también se encontraba el volante uruguayo Sebastián Píriz. Todos ellos son tan ganadores como Alfredo y es digno reconocerlos.

Felicitaciones desde aquí.

Ya había saboreado, Arias,  las mieles del reconocimiento cuando en 2013/2014 fue premiado y reconocido por sus colegas uruguayos entrenadores de primera división, galardonándolo como el mejor entrenador del año por su tarea al frente de Wanderers en esa temporada.

Pero ahora es premiado, y le agrega otra perla al collar de exitosos;  como el Mejor entrenador del futbol ecuatoriano, con los “Premios Bichitos del futbol”, un reconocimiento y premiación tradicional de aquel país.

No es poco merito el ser nominado  a ese galardón.

Eran 5 entrenadores; con la salvedad de que 4 son uruguayos; el propio Alfredo Arias,  Eduardo Favaro, Guillermo Sanguinetti y Guillermo Almada.

Son  ganadores  todos ellos, porque siento lo que sentí cuando me tocó el ganar y es una mezcla de orgullo, de que todo se sepa rápido porque la alegría no te entra en el pecho y el pensar en tu familia; en tu país, es una ansiedad “atada” a la alegria.

Hay un “mundo” peregrino de entrenadores uruguayos que ganan y aunque no ganan lo persiguen ese norte hasta alcanzarlo, porque el ser nacido en esta tierra te da un “plus” de calidad e insistencia. Va mucho más que un titulo en esa aventura; va el ser parte de la historia de un club, de un país y que tu familia sienta el orgullo de quien sos y lo que lográs.

Felicitaciones a cada uno de los que por el mundo, logándolo o no; buscando ese horizonte, sienten el honor de tener una bandera celeste y blanca en algún lado; y que sale a luz cada vez que se logra un objetivo y si no se logra nos abrazamos a ella con la esperanza de lograrlo en otra oportunidad.


SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones