¿QUIÉN LE DIGA …?

15 de marzo de 2019
Autor: Jorge Crosa
Categoría: Columnistas

Jorge Crosa: Columnista

31 años …

Tres décadas y un piquito hace que un equipo uruguayo no se acerca, siquiera, a ser el mejor de América en la Copa Libertadores.

No vamos a ponernos a llorar la pena, no hace falta, pero 31 años, nos parece una cifra que duele al fútbol uruguayo, al deporte que nos vincula a todos, sin excepción, sea partidario de quien sea.

Aquellas gestas inolvidables de Peñarol y Nacional, las últimas en el 1987 y 1988 y después, como que se quedó sin nafta el balompié celeste.

Surgieron figuras estupendas, es cierto, pero no se quedan, el poder del dinero, los lleva temprano al exterior y bien por ellos, pero aquí no hay un recambio fuerte como para asistir a una buena mano de grupos de la Copa.

Mucho tiempo, demasiado …

Sin embargo, este parecer, esta ilusión que hoy sostengo, de repente es una visión, nomás o acaso una aspiración o “uruguayez”, que le dicen pero veo a los grandes bien posicionados y con posibilidades ciertas de avanzar, a saber de los grupos que les tocaron y los resultados que se vienen dando.

Es cierto que esto es prematuro, Que es ilusorio decir que ya estamos en carrera con los grandes en la Copa, pero … algo hay. Algo me dice que muy lejos no estamos de una muy buena participación en el certamen internacional.

Vemos los grupos y vimos el fútbol de cada uno, con atención y no parecen inaccesibles.

Internacional y River Plate.  G.A

Cruzeiro y Emelec.  G.B

Universidad de Concepción y Olimpia. G.C

Flamengo y Peñarol.  G.D

Cerro Porteño y Nacional.  G. E

Palmeiras y San Lorenzo.  G.F

Boca y A. Paranaense.  G.G

..y Libertad, Universidad Católica.  G.F .

Parecen estar en sintonía con la victoria y con la clasificación hacia la próxima fase.

Acaso sea muy pronto, este intento de visualizar posibilidades para tricolores y aurinegros pero, vistos varios encuentros, respetando los equipos de siempre, como los brasileños y los argentinos, más River que Boca,  parecería probable que se acceda a la otra fase.

Esto es, simplemente un avance, de lo que hemos visto.

No hay un equipazo destacado, ni vemos ninguna sorpresa, de esas que llamen la atención.

¿Qué es muy pronto para pronosticar o vaticinar posibilidades?

Es cierto. Pero, por lo observado con atención, con muchas horas de fútbol, no estamos tan lejos y no por los rivales que les tocaron en suerte a Peñarol y Nacional, sino porque el nivel no es fantástico (en los brasileños, ni en los argentinos), de allí la conclusión.

Estamos, aunque puede discreparse siempre, porque el fútbol es eso: opiniones diferentes, ópticas distintas, la suerte juega un papel fundamental cuando se es parejo, como vemos esta Libertadores y por su nivel, que no es fantástico.

Está pareja la carrera.

Claro está que, igualmente, el fútbol es sorpresa siempre y aquel que no te puede ganar, lo hace y bien y tu chance queda hipotecada en 90 minutos.

Pero los vemos con chance a los equipos uruguayos.

Y firme, lo que es bueno.

No se trata ésta apreciación de una aseveración que tanto Peñarol como Nacional llegarán a las finales, pero tampoco descartamos esa posibilidad.

Los partidos no se ganan antes y el fútbol no es matemático.

Hoy bien, mañana muy bien y pasado mal  o acaso como hoy, realmente mal,  con éste Danubio 2 a 0 a Nacional.

Lo sabemos, como cualquier deporte o actividad laboral.

Salvo que, en ésta oportunidad, los observamos a los uruguayos con una chance destacada.

Claro que importarán los cruces, con quienes nos toque, todo eso que ya sabemos, pero el nivel de lo que observamos, alcanza para tener una esperanza mayor en este 2019.

De repente, estamos equivocados y quedamos afuera.

Pero no lo creemos, pensamos que van a llegar los dos a posiciones privilegiadas.

No se trata de una adivinanza, porque acaso sea muy temprano para estas consideraciones.

Pero, justamente de eso se trata.

Cuando pasan las cosas, todos opinan.

El tema, siempre, para nosotros, en nuestro periodismo y forma de trabajar, es anticipar.

Porque, luego, “todos saben” o las frase comunes ” como lo habíamos dicho”.

No.

El asunto es periodismo de anticipación, sin adivinanzas, ni ilusiones, que después se frustran y se tratan de acomodar a como de lugar.

Esta vez hay chance. Y en alto porcentaje. Eso es lo que vemos ahora, pero se puede avanzar e ilusionarnos, como en aquellos años 1987 y 1988, los últimos de gloria mundial de los aurinegros y tricolores.

Hasta donde, no sabemos, Houdini, el ilusionista austrohúngaro, hubo uno sólo …

Con humildad y perspectiva, vamos al título …(uruguayismo puro)

¿Quién le diga …?

 


Etapa 2

SERIE A
1 - 1 - VTV
Parque Capurro
1 - 1
Estadio Luis Franzini
1 - 2 - VTV
Estadio Jardines
0 - 0
Complejo Rentistas
SERIE B
1 - 2
Parque Viera
0 - 2
Parque Osvaldo Roberto
0 - 1 - VTV
Estadio Olímpico
5 - 1
Estadio Belvedere