Se paró en la cúspide

8 de julio de 2012
Autor: Tenfield
Categoría: Sin Categoría

Nacional derrotó 2:1 a Danubio. Victoria que le permite instalarse en el pico más alto de la tabla de posiciones, en forma solitaria. Partido intenso, veloz, con buena dinámica, pero con falta de consistencia ofensiva.

 

 

Movido. Con sabor a intensidad. Victoria, con gustito a cierta angustia, aunque sin imagen de escasez. Así se podría armar el puzle del encuentro, que fue victoria de Nacional y no admite discusión. Ganó bien. Pero pareció que pudo hacerlo mejor. ¿Motivo? Por un lado pasó que Nacional no tuvo la enjundia ofensiva suficiente. Más allá que el propulsor de fútbol (Recoba) intentó catapultar, le faltó claridad en la zona quemante. Medina las peleó todas a su manera. Hizo un gol con una rodilla. Luna buscó, encontró una pelota después de tres rebotes para estampar el primero. Esto habla de la forma cómo encontró las definiciones. Sin esa carga de claridad necesaria.

Danubio, tras un comienzo dubitativo, con problemas de conexión y retraído en su zona, logró afirmarse en defensa y ordenarse en el medio. Eso le permitió tener contextura táctica, pero lo que no encontró nunca fue la consistencia ofensiva. El gol llegó por lo que fue su fuerte: tiro de media distancia. Dos de Richard Núñez (uno de derecha y otro de izquierda), otro dos de Hugo Soria (una gran tapada por Bava y el otro fue golazo), fueron los arrimes con mayor insistencia.

Esquema que marcó el trámite. Camino por el que transitaron los noventa minutos. Todo pautado por un movimiento intenso, con poco andamiaje en el sector central. Buscando que fuera solamente zona de pasada, no de paseo inocuo. Eso permitió dinámica. Le quitó tedio, porque permitió velocidad en el manejo.

Pero los arcos fueron los que no tuvieron la suficiente alimentación. Faltó pisar fuerte las áreas. Triunfo de Nacional. Punta para Nacional. Danubio, mientras tanto, sigue en búsqueda de la nueva identidad.

NACIONAL 2:1 DANUBIO

Cancha: Parque Central. Jueces: Andrés Cunha, Nicolás Tarán y Daniel Castro.

NACIONAL: Jorge Bava, Christian Núñez, Andrés Scotti, Alejandro Lembo, Pablo Alvarez, Facundo Píriz, Maximiliano Calzada, Alvaro Recoba (84′ Israel Damonte), Adrián Luna, Alexander Medina (77′ Sebastián Taborda) y Gonzalo Bueno (65′ Matías Cabrera). Director técnico: Gustavo Díaz. Suplentes: Leonardo Burian, Adrián Romero, Juan Manuel Díaz y Jonathan Ramírez.

DANUBIO: Salvador Ichazo, Andrés Fernández, Emiliano Velázquez, Fabricio Formiliano, Gianni Rodríguez, Camilo Mayada, Angel Cayetano (73′ Emiliano Pessoa), Hugo Soria, Nicolás Díaz, Diego Perrone (58′ José Varela) y Richard Núñez (46′ Josinei Machado). Director técnico: Juan Ramón Carrasco. Suplentes: Franco Tornascioli, Julio Ferrón, Mathías Guzmán y Leandro Sosa.

GOLES: 18′ Adrián Luna (N), 29′ Alexander Medina (N), 37′ Hugo Soria (D).

Tarjetas amarillas: 24′ Alexander Medina (N), 30′ Diego Perrone (D), 45′ Gonzalo Bueno (N), 51′ Angel Cayetano (D), 61′ Gianni Rodríguez (D), 70′ Josinei Machado (D), 71′ Maximiliano Calzada (N), 80′ Alejandro  Lembo (N), 86′ Facundo Píriz (N).