Bentancur, Suárez y ¡olé!

10 de octubre de 2017

Rodrigo Bentancur ve pasar de largo el balón, el boliviano Christian Machado se agacha.

Escribe Atilio Garrido

FERNANDO MUSLERA (6). Casi no tuvo trabajo. Recibió el primer gol en una fatalidad. En el segundo se encontraba adelantado cuando llegó el centro al área y, en lugar de salir a cortarlo, optó por recular sin poder alcanzar a desviarla.

MARTÍN CÁCERES (8). Otro buen rendimiento con el agregado de convertir el gol del empate. Por otra parte jugó con el hombro izquierdo lesionado contenido en un fuerte vendaje.

JOSE MARÍA GIMENÉZ (7). Seguro y firme.

DIEGO GODÍN (6). Participación desafortunada en los dos goles que recibió Uruguay. Intentó alguna proyección ofensiva –la última especialmente- que no definió correctamente.

GASTÓN SILVA (8). Clausuró su lateral y escaló hacia el ataque con acierto. Participación decisiva en los dos goles. Especialmente en el segundo donde culminó con excelente pase una subida en posición de wing zurdo.

FEDERICO VALVERDE (7). Otra buena presentación del jugador más joven del plantel quién actuaba por primera vez en el Estadio Centenario con la celeste en el pecho. Firme en la marca y con aciertos reiterados en la entrega siempre segura de la pelota. Inclusive con algún pase-gol como el enviado a De Arrascaeta en el primer tiempo. No se entendió –como ocurrió en Venezuela- su exclusión del equipo.

MATÍAS VECINO (8). Ocupó la posición de eje central –antiguo centre half– en el esquema con el que Uruguay comenzó el partido colocando tres volantes delante de la línea final de cuatro. Desplegó otra muy buena producción con seguridad en el quite y apoyo correcto.

RODRIGO BENTANCUR (9). Junto con Suárez la figura de la cancha. Aire suficiente para desplegar un constante ir y venir en la cancha. “Tiempista” para marcar con técnica y notable precisión para pasar la pelota. Un gran pase para el tercer gol de Uruguay y otro remate bueno desde fuera del área.

GIORGIAN DE ARRASCAETA (8). La mejor exhibición desde que viste la camiseta celeste. En ocasiones anteriores no llegó a rendir dentro de sus posibilidades. Ante Bolivia arrancando en la posición de “enganche” –por delante de la línea de tres volantes- se mostró muy activo y seguro. Participó en el segundo y tercer gol de Uruguay y ejecutó un buen remate con pelota quieta. Tampoco entendimos su exclusión.

LUIS SUÁREZ (9). Debe tenerse en cuenta, para valorar aún más su notable rendimiento, que está actuando en visible inferioridad física. Se le nota en una cantidad de movimientos en donde se ve limitado por ese infortunio. De todas formas resultó el jugador más peligroso del equipo. Convirtió dos goles, participó en otro y dispuso de otra chances que definió bien perdiéndose por poco aumentar su cosecha personal de goles.

EDINSON CAVANI (8). Jugó de principio a fin con su acostumbrado derroche generoso. En el primer tiempo favorecido por el juego que realizó el equipo pudo compenetrarse exclusivamente en el ataque. Convirtió un gol y dispuso de otras situaciones favorables. En la segunda parte continuó en busca de aumentar su cosecha personal que lo transformó en el goleador de las eliminatorias sudamericanas.

CRISTIAN RODRÍGUEZ (7). Buen ingreso. Un remate peligroso, participación decisiva en el segundo gol de Luis Suárez, y disposición para ir y venir entre defensa y ataque.

NICOLÁS LODEIRO (-) Y MAXIMILIANO PEREIRA (-). Ingresaron sin posibilidades de incidir como para ser juzgados.

Cuato gol uruguayo. El zurdazo de Luis Suárez supera al estira del arquero boliviano Carlos Lampe y la pelota viaja con destino de red.