Uruguay, decimoprimero… ¿y qué?

7 de noviembre de 2012
Autor: Jorge Crosa
Categoría: Columnistas

Hace algún tiempo, no mucho,  cuando todo era “color celeste y no rosa”, justamente, festejábamos la Copa América en una jornada  interminable y se desparramaban elogios al combinado uruguayo.

Diego Forlán besa la copa. Uruguay Campeón de la Copa América 2011.

Todos eran unos cracks.

Forlán, el mejor del mundial en Sudáfrica, con excelente producción en la Argentina, Suárez, Lugano, Arévalo Ríos, los Pereira, Muslera, el atajador de tornados, todos brillantísimos y así seguían los adjetivos superlativos hacia cada una de las figuras.

Y no estuvo nada mal, porque nos sacamos las ganas todos los uruguayos, de gritar, de festejar, de sonreír.

El abrazo de Egidio Arévalo Ríos y el “Ruso” Pérez al derrotar a Ghana en el Mundial de Sudáfrica 2010.

A LOS “CONTRA” RECORDARLES …

Porque existen éste tipo de personajes. Saben de todo, entienden de táctica, técnica, preparación física, acaso también se le animen a la estrategia, entonces, esos sujetos, vieron interrumpida su prédica contraria al desarrollo de la selección.

AQUEL QUE NO CAMBIA NUNCA …

Además, les recuerdo que “aquel que no cambia nunca de opinión, en vez de demostrar la buena calidad de la opinión sostenida, demuestra la escasa capacidad mental demismo.”

(del dramaturgo y humorista francés, Marcel Achard).

Incluso los que no creyeron nunca en éste trabajo que se inició hace seis años y fracción, acomodaron el cuerpito y se pusieron del lado del sol de la bandera.

Esto es, ni poco, ni demasiado, pero, aún estando en contra, por estarlo nomás, se hicieron los “solidarios y simpáticos” para acompañar la alegría de millones, que no somos muchos, por éstos pagos del Sur americano.

¡MIRA LA FIFA, TERCEROS! 

Antes nunca le otorgamos importancia al ranking de FIFA, porque, ANTES, jamás se nos ocurrió que pudiésemos estar en los primeros lugares, salvo las gloriosas excepciones de los Juegos Olímpicos y los Mundiales inolvidables de nuestra casaca, cuando no existía éste famoso ranking.

Ahora resulta que bajamos nuestro rendimiento.

Perdimos feo contra Colombia, Argentina, Bolivia y empatamos en casa ante Ecuador.

Estamos quintos y comprometidos en la clasificación hacia Brasil 2014.

Entonces la FIFA nos ubica en el décimo primer lugar.

Y es correcto.

Personalmente, no me importa. 

Ni cuando estuvimos “pagando placé”, como en Maroñas (terceros) ni ahora, afuera del marcador.

Walter Gargano se lamenta, Uruguay cayó ante Argentina por las Eliminatorias de Brasil 2014.

¿SABE LO QUE IMPORTA?

Que vayamos a Brasil. Que no nos quedemos en la puerta como en Argentina 1978, con la “ñata reventada contra el vidrio”.

¿Ta?. Eso nos tiene que importar.

Que estamos quintos, atrás de Venezuela, por diferencia de goles y ganándole a Chile por dos tantos.

Y que nos quedan cuatro partidos de visitante, ante Chile,Venezuela, Perú y Ecuador. 

Y sólo tres de local. Paraguay, Colombia y Argentina.

Entonces, que la FIFA, nos ponga donde le parezca o donde indiquen los cálculos.

Acá lo único válido para la celeste, para el grupo, es que se recuperen, que vuelvan a jugar al fútbol como saben, que Forlán y Cavani sean figuras y Suárez siga como está.

Que tengamos juego asociado, que nos pasemos la pelota y no la regalemos. 

Además, como la clase no se pierde y la jerarquía tampoco, que los muchachos se acuerden y listo.

Lo que tenemos por delante es bravo y complicado.

Más de lo que se pueda suponer por todo lo mal que se jugó.

Y consideramos que este primer paso de Tabárez de cuatro apellidos diferentes, sea el inicio de una acción tendiente a mejorar el producto.

Los uruguayos agradecidos así lo esperamos.


SEMIFINAL - FINAL

1 - 2
Estadio Centenario
Ver fixture y posiciones