Home   »   Primera

Lo dio vuelta en la curva

River Plate se recuperó de un mal comienzo, para ganarle de atrás a Danubio 3:1 en el Estadio María Mincheff de Lazaroff, por la cuarta fecha del Intermedio.




Doblete: Thiago Borbas festeja su segundo gol para el darsenero ante Danubio, en Jardines.


10 julio, 2022
Primera

River Plate cambió la pisada y se llevó un triunfo incuestionable, de atrás, 3:1 ante Danubio y en Jardines. Gonzalo Castro -la figura del partido- fue clave en la remontada del darsenero, que lo dio vuelta con dos goles de Thiago Borbas y con uno de Matías Ocampo. Danubio, por su parte, no supo aprovechar su buen comienzo en el partido, en el que se puso en ventaja con un gol de «Papelito» Fernández. Sin embargo, el franjeado terminó pagando caro sus falencias defensivas.

 

Efectivamente, Danubio se puso en ventaja en forma tempranera. Tras un saque largo desde el arco de Conde, «Ojito» Rodríguez recibió, desbordó y mandó el centro, que derivó en el pase de Guillermo May a Sebastián Fernández, quien llegó justo para poner la apertura en el marcador. Es más: a River Plate le costó acomodarse en la cancha luego del cachetazo inicial. Y tuvo la gran oportunidad de empatar, porque a Matías Ocampo le anularon un gol por offside, después de que el juez fuera asistido por el VAR. El darsenero no cesó en su esfuerzo, y logró llegar al empate pocos minutos más tarde. Un centro medido de Gonzalo Castro, de vigencia total a los 37 años, derivó en el cabezazo por abajo de Thiago Borbas que dejó sin asunto a Conde.

 

El equipo de «Chavo» Díaz puso el pie en el acelerador y siguió de largo. Emanuel Hernández tocó la pelota con la mano en la lucha por la posesión de la pelota con Borbas. El propio delantero de River no falló desde el disco blanco para marcar de penal el segundo gol  y dar vuelta el trámite. Hasta que, ante la desesperación de Danubio por arriesgar más en el complemento en busca del empate, River aprovechó a la perfección los espacios para liquidar el pleito. Un pase en profundidad de Castro, que derivó en la acertada definición de Matías Ocampo para marcar el 3:1 en el marcador, encaminó a la visita a un revitalizador triunfo. El local, para colmo de males, terminó jugando los minutos finales con diez por la roja a Hernández, con lo cual todo se hizo más cuesta arriba. 

 

River Plate logró cambiar la pisada en su visita a Jardines. El darsenero le ganó bien, de atrás, a Danubio. Y consiguió una victoria por demás merecida.