Home   »   Fútbol Uruguayo  »  Primera

El minuano Pablo Alonso llegó a Racing para seguir peleando arriba pensando en todas las copas a disputar




Pablo Alonso, el nuevo entrenador del Vicecampeón del Apertura


4 enero, 2015
Fútbol Uruguayo Primera

Pablo Alonso volvió a Racing, al Vicecampeón del Apertura, donde había trabajado en juveniles con Juan Alberto Acosta. Llegó para «seguir peleando arriba el Campeonato». Viene de dos experiencias como entrenador de Primera División. Una, con Bella Vista, que lo llevó a Copa Sudamericana.

Pablo Alonso, el nuevo entrenador del Vicecampeón del Apertura

Pablo Alonso, el nuevo entrenador del Vicecampeón del Apertura

Empezó a dirigir mayores en el año 2008, entrenando a la Selección de Lavalleja, obteniendo la Copa Nacional de Selecciones del Interior. En 2009 comienza a dirigir a Bella Vista, club en el que había jugado previamente, logrando el Torneo Clausura de Segunda División y posteriormente el ascenso a Primera División. En 2010 con Bella Vista consigue la tercera posición en el Torneo Apertura del Campeonato Uruguayo 2010-11. En 2011, tras finalizar en la quinta posición de la Tabla Acumulada 2010-11, logra clasificar a la Copa Sudamericana. En 2013, asume como entrenador de Cerro y ahora tiene la gran responsabilidad de tomar un equipo de Rancing que fue la sensación y gran sorpresa del Apertura 2014.

Como jugador integró la Selección Juvenil que salió tercera en Tokio, en el comienzo de una exitosa carrera: Lavalleja de Minas; Selección Sub 19 en el Torneo de Las Palmas (1977); Bella Vista (1978-1983), Selección Sub 19 en el Mundial de Japón (1979); Deportivo La Coruña 1983-1985), Nacional (1985), Universidad Católica de Quito (1986), Cerro (1986), Central Español (1987), Liga Deportiva Alajuenense de Costa Rica (1988-1989), El Tanque Sisley (1990-1991) y Sud América (1992).

Trayectoria como técnico de juveniles: Sexta División de El Tanque; Tercera División de Central Español; Quinta División de River Plate; Villa Española (con Juan Alberto Acosta); Quinta División de Racing.

Los técnicos que más me marcaron fueron don Raúl Bentancur, un maestro -lo tuve en la Selección Juvenil y en Bella Vista- y Miguel Basílico, también en Bella Vista -afirma Pablo Alonso.

Sobre las experiencias como entrenador en Primera División, asegura que «las dos experiencias fueron muy enriquecedoras. Después de la Selección de Lavalleja, con la que ganamos todo, tomé Bella Vista que estaba muy golpeado; ascendimos, con jugadores del club. En el Apertura hicimos los mismos puntos que Nacional y terminamos terceros por diferencia de goles. Llegamos a la Copa Sudamericana con muchísimas dificultades, pero con un grupo humano espectacular.

En Cerro no nos fue bien deportivamente, pero el equipo tenía mucho trabajo, un equipo con jugadores grandes, con un compromiso importante con el club por salvar una situación de la que todavía está pendiente. Conocí gente extraordinaria en Cerro, dentro del plantel y dentro de la hinchada, y conocí de los otros. Evidentemente prefiero recordar al plantel y a la gente buena que conocí, con la que aún mantengo contacto y es lo que más me enriquece, porque fue una experiencia en la cual, aunque Cerro no es un equipo fácil, creo que se trabajó bien, con mucho profesionalismo. Los jugadores trabajaron espectacularmente todos, sin excepción. Después los resultados mandan. El fútbol son momentos; el equipo generaba pero cuando se te da vuelta la red que la pelota no entra, se complica y la gente se pone nerviosa.

Dirigió Primera a los 50 años

Me recibí de entrenador siendo futbolista. En aquella época no se hacía el dinero que se hace ahora. Si le ganabas una casa al fútbol salías empatado. Terminé de jugar y tuve que empezar a trabajar. Trabajé con el Indio Olivera en Central Español. Yo en la tercera. A mí me fue bárbaro. 6 partidos y ganamos los 6, pero no se dieron los resultados arriba y nos tuvimos que ir.

La consigna es "seguir peleando arriba".

La consigna es «seguir peleando arriba».

La pasión por dirigir todavía no me había pegado. Yo trabajaba en un cambio y en un campito que tengo cerca de Minas. Fui a Central, donde estaba Omar Pérez, Azambuya… Estuve en River, donde había ido como aspirante Iván Alonso, Matías Cresceri, Cáscara Varela, Adrián Sarkisian, muchachos que todos jugaron. Nos fue muy bien. Después como acompañante del Beto Acosta fui a Villa Española, donde no subimos por un punto y estuvimos un semestre en Racing y después estuve un lapso como de cuatro años sin trabajar en el fútbol, trabajaba muchísimo pero en otras actividades; trabajé en Defensor pero en lo social. Entonces me llamaron a la selección de Lavalleja. La verdad es que al principio dudé mucho. El primer amistoso que jugamos fue contra la Sub 20 de Diego Aguirre. Perdimos ¡8 a 1! Pero… jugamos bien, tan mal no jugamos. Al final salimos campeones del Este y después, cerca de mediados de 2009, campeones del Interior; pero allá había una organización bárbara, comparado con Bella Vista, era el Real Madrid. Domínguez me dio la oportunidad de dirigir a Bella Vista, en un fútbol profesional muy competitivo como es el nuestro, con las exigencias que implica. Yo ya tenía casi cincuenta años, pero me permitió trabajar en lo que fue mi pasión toda la vida: el fútbol y el campo.

-Ya conocés a Racing, ¿cómo lo encontraste?

-La interna la conozco y me sorprendió gratamente al volver. Dentro de lo que implica el esfuerzo que se necesita para mantener una institución, está muy ordenado. Estuve hablando con Darío Larrosa, me estuvo mostrando todo y todo lo que tienen lo tienen muy cuidado, en todos los pequeños detalles, logística, todo… Darío lo tiene todo controlado y eso facilita muchísimo el trabajo. Hablamos del plantel y de todo lo que implica empezar una temporada nueva. Quiénes se pueden ir, quiénes quedar, promesas, todo lo relacionado al plantel. Empezamos a trabajar el lunes de mañana y el fin de semana siguiente tenemos un cuadrangular amistoso con Danubio, Defensor y Atlético Rafaela. Tenemos que actuar con cautela porque los futbolistas vienen de un descanso y no hicimos todavía la pretemporada.

-La exigencia de tomar al Vicecampeón del Apertura…

-Es una responsabilidad muy grande. Tenemos que mantener lo que lograron. El torneo pasado lo seguí a Racing porque era una de las grandes atracciones del torneo. Me gusta mucho ver fútbol y voy a ver a los que andan bien; no a los que andan mal para evitar suspicacias. A Racing lo vi mucho, me gustó, un equipo muy solidario, con jugadores muy interesantes, una mezcla de juventud y experiencia muy linda, jugadores muy bien formados y es una posibilidad para aprovechar y seguir peleando arriba, ese es el objetivo, seguir estando arriba. Si peleás arriba pensás en todas las copas.

-¿Algo para agregar?

-Agradecer a Racing, agradecer a don Raúl Rodríguez por la oportunidad de trabajar y prometer toda la dedicación, toda la responsabilidad, todo el trabajo de mi parte para seguir peleando arriba.

"Llego a una institución muy ordenada"

«Llego a una institución muy ordenada»


Etiquetas: Pablo Alonso Primera

Intermedio Serie A