Home   »   Selección

«Gracias por ser uruguayo»



28 octubre, 2013
Selección

Quedó inaugurado en el Complejo Celeste el mural que donó Carlos Páez Vilaró. Previamente el entrenador brindó una charla a los jugadores de la Sub-15. La misma comenzó con la difusión de un audiovisual con la vida del artista, que cautivó a los muchachos. Luego, reviviendo la escena inicial que Rodó describe en Ariel, el pintor se dirigió a los jóvenes.

Oscar Tabárez y Carlos Páez Vilaró posan junto al mural que desde hoy pone una nota de color y alegría en el gran salón comedor del Complejo Celeste.

Oscar Tabárez y Carlos Páez Vilaró posan junto al mural que desde hoy pone una nota de color y alegría en el gran salón comedor del Complejo Celeste.

En la tarde de hoy –lunes 28 de octubre-, en el Complejo Celeste, se desarrollaron dos actividades organizadas por el Cuerpo Técnico de la Selección de Uruguay, encabezada por el director técnico Oscar Tabárez. Las mismas tuvieron como epicentro la figura del artista plástico uruguayo Carlos Paéz Vilaró. Con motivo de exhibir al público de todo el país, a través de la prensa, el mural que donó al Complejo Celeste por iniciativa del técnico Tabárez. Antes de proceder a este acto, también a solicitud del entrenador celeste, Páez Vilaró se dirigió a todo el plantel de jugadores de la Selección Sub-15 que se prepara para competir en el próximo Campeonato Sudamericano de Bolivia. Los chicos observaron con enorme ansiedad e interés, un audiovisual que el artista aportó sobre el transcurso de vida por el mundo. Luego, sin proponérselo, se gestó una escena propia de la obra de José Enrique Rodó. En lugar de Próspero –nombre del anciano maestro en la obra-, fue Páez Vilaró quién habló frente a los jóvenes, recordándoles a los jugadores la necesidad de la búsqueda insaciable del conocimiento, la justa valoración de los postulados y el afán por lograr aquello que cada uno ansía de su vida. Al culminar la charla los chicos le entregaron un pequeño presente. La camiseta de la selección de Uruguay con el nombre de Carlos Páez Vilaró, junto con un equipo deportivo de los que lucen los futbolistas.

Los integrantes de la Seleccion Sub-15 posan junto a Páez Vilaró delante del mural.

Los integrantes de la Seleccion Sub-15 posan junto a Páez Vilaró delante del mural.

Visiblemente emocionado, todos los protagonistas se dirigieron luego hacia el gran salón comedor del Complejo Celeste. Allí, en una de sus paredes, lucía el hermoso mural que pintó especialmente para el recinto Páez Vilaró. Todos los jugadores de la Sub-15, junto al artista, Oscar Tabárez y sus colaboradores (Prof. José Herrera, Mario Rebollo, Celso Otero y Matías Faral), posaron para lo fotografía.

Posteriormente, ante la prensa, Oscar Tabárez señaló: “El encuentro con los muchachos de la Sub-15 se inició con lo que vimos en un DVD que trajo Carlos como donación para la biblioteca del Complejo, en donde cuenta su vida y los valores que la alentaron; los lugares donde ha estado. Es maravilloso. Creo que su trayectoria redimensiona el que haya un mural de él acá en el Complejo, que creo que deja registrada la relación que él ha tenido con la Selección, el espíritu positivo, fuera de todo utilitarismo –yo no soy de creer en ciertas cábalas-, aunque sí creo en las personas y en lo que aportan a través de su energía. Y el de Carlos es todo un ejemplo. Y el contacto que ha tenido con los chicos, también ha sido muy cálido y él me confesó, también, que lo ha emocionado eso, porque es algo que a mí me pasa permanentemente, sobre todo con los de la Sub-15. Es como que a uno le dan energías para seguir. Ha estado todo muy lindo.”

Luego Páez Vilaró manifestó que “Tabarez es el Maestro, nuestro Maestro. Él no se da cuenta como logró conmover mi corazón presentándome frente a esta línea de chiquilines que son el futuro del futbol uruguayo. Ese futuro que requiere justamente la presencia de chicos sanos, que están fuera de todos los otros peligros, de las otras tentaciones, para dedicarse con amor a defender la bandera uruguaya. Yo realmente hoy pasé un momento extraordinario. Extraordinario porque estoy pisando los 90 años. Lo tomo como un regalo. Como el primer gran regalo del 1º. de noviembre… En mi caso es un momento de reflexiones. Es un momento de pensar en los errores cometidos para pedir disculpas. Pero también es un momento especial como para mostrar algunos de los aciertos que tuvimos en la vida. Y a eso se refiere el Maestro Tabárez cuando menciona el audiovisual que vimos. Yo traje mi propia vida para impulsar a estos jóvenes, para que sepan que hay que tener fe y confianza en las propias fuerzas para alcanzar la meta que cada uno se propone. Fue como realizar un viaje al interior de la nostalgia. Y abrí mi vida, delante del Maestro Lo que parecía una vanidad se transformó en una especie de episodio inolvidable”.

Seguidamente Tabárez explicó como cosas que pueden ser tan distantes como Páez Vilaró y la selección, se ha unido en este caso. “Se ha dado por circunstancias y quizás por afinidad personal. Pero nosotros en este proyecto que ya va para ocho años de supuesta práctica, apostamos a las personas. De todos estos chicos, lamentablemente, hay muchos que no van a ser futbolistas profesionales, pero cosas como estas que han vivido hoy con Carlos y en el pasado con otras personas, también relevantes en el quehacer cultural y deportivo uruguayo, procuramos lo mismo. Yo creo que estos chiquilines nunca se van a olvidar de esto. Y como dijo uno –sin cometer ninguna infidencia-, algo que no estaba en el libreto, cuando le entregamos un muy modesto presente a Carlos, uno de los chicos le dijo por iniciativa propia, ‘Carlos, gracias por ser uruguayo’. Y creo que eso resume un poco todo, y la llegada que ha tenido esto para estos muchachos. Creo que es parte de su futuro desarrollo y entre otras cosas, ya pasando a ser un poco de utilitarios, también estas cosas los van a hacer mejores jugadores de fútbol”.

Una jornada diferente. Emotiva. Como dijo el propio Carlos Páez Vilaró, recibió primer gran regalo de sus 90 años que cumple el próximo viernes.

 

La escena inicial del Ariel de Rodó reeditada en el Complejo Celeste. Paéz Vilaró delante de los jóvenes que escucharon sus palabras y observaron el audiovisual de su vida.

La escena inicial del Ariel de Rodó reeditada en el Complejo Celeste. Paéz Vilaró delante de los jóvenes que escucharon sus palabras y observaron el audiovisual de su vida.