Home  »  Columnistas

LAS COSAS DE LA VIDA…



17 febrero, 2019
Columnistas

Fútbol, palabra que no defino su procedencia, ¿será inglesa?, ellos son los inventores,  pero si la escribimos como ellos, sería Football, así que nosotros jugamos al Fútbol y los demás al Football. Es un buen comienzo para definir un estilo de juego, un modo de vivir y de sentir. Palabra que encierra muchas cosas, tal como el título de mi narración. Es vida, es pasión, es enseñanza. Son  “las cosas de la vida” mismas. Nuestro idioma es hispano, pero mezclamos el inglés sin darnos cuenta; !! -Bo línea, fue corner, ¡¡- Che levanta el banderín, fue “orsai” (offside) !!, fue hand, (mano) se fue la pelota al “obol” (outball) !!

Fútbol, una fuerza arrasadora, impredecible,  una fuente inagotable de generaciones de deportistas, quebramos cualquier sistema que nos enfrente, somos mágicos, inventamos sobre la marcha, no sabemos perder, armamos líos, creamos la vuelta olímpica. Somos la cuna de la historia…

Fútbol e  historias, escribo las mías, me reuno con futbolistas,  me cuentan las suyas, vamos recordando lo vivido. No hay mejor narrador que la vida misma, ella nos engaña, nos hace creer que ese  momento fugaz de triunfo, es eterno, pero solo queda en nuestras mentes. El triunfo es tan efímero, como hacer una fogata y ver el humo como desaparece. Pero es mentira, un día fuimos, un día seremos, pero el día a día es la realidad. Esa situación me hace pensar que la tengo que engañar,  la letra es un arma poderosa, la mente viaja al pasado, al futuro, y esquiva al presente.

“Vivir como si nunca fuésemos a morir, o morimos como si nunca hubiésemos vivido”  Siempre hay que elegir una opción, pero a veces se juntan, es por eso que aprendí con las reuniones que los recuerdos siguen vivos, latentes en cada jugador, porque seguimos siendo jugadores, por eso, hay que sacarlos a la luz., vestirlos con su mejor traje y darles vida, engañarla…

“De chiquilín te miraba de afuera”

30 de enero de 1966.-Noche de clásico, Nacional vs. Peñarol.

Techera, Emilio «Cococho» Álvarez, Julio «Mudo» Montero Castillo, Hugo Fernández, Jorge Manicera, Roberto Sosa; Domingo Pérez, Milton «Tornillo» Viera, Orlando Virgili, Luis «Chufla» Ramos, Julio César «Cascarilla» Morales.

Por la tarde, en la calle Industria y Túnez, estábamos juntandonos ambas hinchadas, el gran tema, como iríamos, y como nos colaremos al estadio Centenario,  de dinero, ni hablar, nadie tenía un “vinten pal’ peso”, no había tiempo de vender botellas, ni huesos y ni pedirles a nuestros padres, eso ni se nos pasaba por la mente..

.Bombazo de Virgili para el tercer gol, penúltimo de Nacional esa noche.

El “gordo Cocola”, su hermano Heber, Omar Casanova, Eduardo Conde hinchas de Peñarol, y por el otro lado, Walter Perez, Ricardo Conde, Mario Carrero y yo, de Nacional.

Debutaban, Julio Cesar Morales (“Cascarilla”), Julio Montero Castillo, (el “Mudo”), Orlando Virgili, ( el “Gordo”) y Rubén Techera (“Techerita”), había que verlos en su debut, nos traía mal la máquina aurinegra, con un ataque demoledor, que daba miedo, Abbadie, Rocha, Silva, Spencer y Joya.. los sabía de memoria, eran campeones de todo lo que jugaban, era imposible ganarles..  Así que sin money, había que tener un plan alternativo para verlos, lo primero ir caminando, nos llevaría fácil una hora y media, lo segundo colarnos, en ese ramo éramos muy buenos, teníamos experiencia en cines y varías veces en el estadio Centenario, solo que esta vez estábamos seguros que tendríamos problemas, habría más policías, y los porteros de la Colombes del lado de la Olímpica nos conocían bien, varias veces les mostrabamos un papel, se descuidaban para darnos el espacio para correr hasta las escaleras, la segunda es ir detrás de una familia numerosa,  hacer una avalancha y perdernos en la multitud, ellos no nos alcanzaban nunca, lo maximo que llegaron fueron al inicio de las mismas.. Primer obstáculo, en el plan estaba superado, a patacón por cuadra, el segundo, cambiamos de tribuna, apuntamos a la tribuna Olímpica, tenía tres entradas, nos dividimos en parejas y cuando se descuidaran a volar para a dentro. Así fue, la banda de amigos, mirando el partido debajo de la torre del estadio…

Estábamos tan agrandados, como cuando viajas en avión en clase turista y  te pasan a primera por el mismo precio, nunca habíamos estado de costado viendo un partido, hasta nos molestaba que alguien se nos sentara al lado, mirábamos el “gallinero” de la Amsterdam y la Colombes, como si nunca hubiéramos estado ahí.

«El Gráfico» de aquel tiempo y el título que lo dice todo: «El milagro de los botijas». Techera grita el triunfo y en la foto grande Luis Varela no logra impedir el gol de Domingo Pérez. En el detalle de la izquierda, «Cascarilla» Morales abre el tanteador.

Comienza el partido y lógicamente los hinchas de Peñarol nos apostaban hasta lo que no tenían, éramos pan comido, yo miraba a Spencer, Joya, al “Lito” Silva, haciéndose pases de pelota a Pedro Virgilio Rocha pateando desde lejos a Mazurkiewicz, a Néstor Goncalvez el eterno capitán aurinegro, ¿Dios mio cuantos nos hacen hoy?, pensaba.  Como en los casinos ya no me quedaban más fichas, cuatro bolitas de colores, preciosas y 2 bochones, las últimas 40 figuritas, algunas selladas, las aposté, sabiendo que perdíamos, pero el orgullo ante todo. Más o menos a los 20’ del primer tiempo una jugada de Virgili, cruza un balón de derecha a izquierda y el “Cascarilla” Morales anticipa a Pablo Forlán y goooollll, Walter y Mario saltaban como locos, pero Ricardo y yo temiendo lo que se vendria despues fuimos más cautos, porque se ponen insoportables los hinchas de Peñarol cuando hacían un gol, asi que despues bancate las cargadas y antes que terminara el partido había que pagar las apuestas, 10’ más tarde Rubén Techera, desde afuera del área y con una categoría increíble se la coloca por arriba a “Mazurca”, ahi si ya tenía un margen para “babosear”, salió el indio charrúa, más tranquilo y con resultado a la vista era mi tiempo de sacar tanta rabia acumulada, porque el barrio es el barrio, sus códigos, sus apuestas, sus burlas, todo pasaba por ahí, y más en tiempos de vacaciones, nos veíamos todo el dia.Comienza el segundo tiempo y ya quería otra vez mis bolitas y figuritas selladas de vuelta, que termine pronto, por las dudas que despertara la bestia aurinegra, mediando los 15’ Orlando Virgili saca un cañonazo de izquierda a derecha del lado de la Amsterdam, “Mazurca” ni la vio, cuando reaccionó ya estaba golpeando la red, jajaja Nacional noma’, no acaban mis bromas, se me caía la baba, y el veneno que tenía adentro, de pronto unos 10’ mas tarde, Domingo Perez, levanta un centro que se convirtió en gol, fue una pelota media trabada. Esa noche, hice una fortuna, como en la peleas de “gallos”, empecé a recolectar mis apuestas que las tenía perdidas,  ya tenía por delante una par de meses o no recuerdo bien el tiempo de disfrutar del resultado. Ya jugamos en la calle y éramos Virgili, Techerita o Morales, siempre los goleadores del equipo.

Abbadie, Rocha y Spencer, no salieron en toda la semana…

Pero despues me acuerdo de los tres resultados de los próximos 3 clásicos:

Peñarol 3 Nacional 0,

Peñarol 3 Nacional 0,

Peñarol 1 Nacional 0,  (gol de Julio César Cortés)…

Virgili, Techerita y Morales no salimos por meses…

«Maktub”

Palabra Árabe que significa; “Está Escrito”, me vino muy bien el significado en relación a mis narraciones, mi interpretación; es que “está hecho”, “está vivido”, lo demás es incertidumbre, pensamos siempre que nuestra historia ya está escrita, con el tiempo te das cuenta que la escribís día a día. Por eso, “Maktub”.(nombre del libro de Paulo Coelho).

……

¡¡EL ARPÓN!!

Estábamos en Bucarest, con Nacional de Montevideo, nos dice el”Tornillo” Viera, jugabamos contra la selección de Rumania, debuta en ese partido, Emilio “Cococho” Álvarez, el “Pepe” Urruzmendi sale de compras, fijate que no gastaba ni en una sonrisa, así que podía comprar cualquier cosa que vea  barata, pero el colmo de los colmos fue cuando compró un arpón para cazar ballenas, era enorme, cuando lo vimos venir cargado con semejante arco y una flecha que si la medimos, era más grande que el. ¡¡-Pepe!! ¿¿Que compraste?? ¿No sé? me dijeron que con esto parto al medio una ballena!!, -Bárbaro pero en Uruguay no hay», le responde el “Tornillo” Viera -Bueno que queres, siempre compramos lo mismo, riles de pesca y cañas, con esto les tiró desde las colleras de Sarandí, – El “Tornillo”  dice; lo probaste? -¿En donde, en la tienda? -¿Sos loco? -¡¡Queres que haga como los dibujitos animados, se los clavó en el culo alguna vieja!! -Responde el “Pepe”…-El “Chufla” Ramos dice .¿-Cuánto te costó? -¡¡Nada, una camiseta y una firma,, ¡-Bo -Vamos a probarlo, estoy que me muero por hacerlo! -¡¡Dale!! -Abren una de las puertas del placard y la parte que da a la pared el “Chufla” Ramos le dibuja tres círculos con un punto rojo en el medio. Era como los lugares que tiran con dardos para probar puntería, entre los tres lograron colocar la flecha en el arpón, haciendo un esfuerzo tremendo para estirar la cuerda,. lo apoyaron en la cama en la parte del respaldo que da a los pies y apuntó, jalo del gatillo y abrió tremendo agujero en la pared, haciendo un ruido atronador, vino todo el mundo a ver qué había pasado,  la flecha siguió su camino hasta la otra habitación que estaba Dante Cocito, leyendo el diario y tomando el mate, la flecha le pasó por delante de la bombilla, llevándose las páginas del diario y a unos centímetros de la cara, quedando clavada en el otro placard que estaba situado igual que la habitación del cazador de ballenas momentáneo. -El “Pepe” quedó blanco como un papel, Dante no tenía idea que había raspado la puerta del más allá, ¿- preguntaba qué pasó? – No entendía nada. Enseguida el “Pepe” del cagazo que tenía lo arregló, Dante te regalo el arpón, mira que es peligroso, lo estaba armando y se me escapó la flecha…

……

¡¡EL BUZO!!

Ruben Techera, tenía un aire juvenil,  se vestía siempre a la moda, la noche anterior le habían ganado a Peñarol 4 a 0, con un gol de antología de Él

Al otro día viajamos en avión y pasa Techerita en el aeropuerto, como calzón de vieja con un agrande bárbaro, venía con un buzo moderno, de la época, tejido a mano, cuello redondo, enseguida Milton Viera la dice al “Pepe” Urruzmendi,, mira lo que trae puesto “Techerita”, tenía una manga de diferente color.

“Pepe” le dice:

¿Rúben donde compraste el buzo?.

-Después te lo digo “Pepe”, sino estos “terrajas” compran el mismo…

……

LA BERMUDA

Estadio Jardines del Hipódromo., Danubio vs. Nacional.

El “Chino” Salva, gran volante de la franja,  jugábamos en su cancha, lo veo en los pasillos de los vestuarios, con una bermuda color  leopardo, y el “Tornillo” me dice, mira el detalle “Pepe”, un elefante debajo del bolsillo,

-Le digo, “Chino” que linda bermuda, ¿ donde la compraste?,

¡¡-La puta que te pario “Pepe”!,

– Me quería pelear.

– No “chino”pelea  contra el “Chufla” Ramos a el si le gusta pelear.

-¡No es un amigo el “Chufla”!
¡¡-Ah viste te cagaste!!-
-Pelea dale no seas cagon “Chino”.

……

“EUNUCO”

El DT. de Independiente era el uruguayo Enrique Fernández, jugábamos contra Estudiantes de la Plata, estábamos en la charla antes del partido, pide la palabra el “Pato” Pastoriza, capitán e ídolo del equipo.

Don Enrique le dice; ellos tienen una jugada que levantan el centro, entra Cognilaro que era muy alto, la peina hacia atrás y entran 2 o 3 jugadores y alguno siempre convierte

El Técnico le responde, “si nos hacen un gol así, .. …..  .. …. “ (me convierto en eunuco), cerrando los dientes para marcar más sus dichos.

Independiente ganaba 2 a 0, nos empató Estudiantes con 2 goles de la jugada antes mencionada…

Íbamos empatados en 2 tantos por bando, me llama Don Enrique Fernández, un crack el técnico, me dice entra “Pepe”,

¡-No!- Don Enrique le digo, vengo de 3 despedidas consecutivas fijate que panza que tengo, hastas las tetas me salen de lo gordo que estoy.

-Entra dale y mete que son unos cagones.

-Entro y al 1’ me dice Aguirre Suárez, zaguero de Estudiantes de la Plata, “uruguayo muerto de hambre”, le meti una mano, creo que entro hasta la garganta, lo mate, me sacaron la roja. Estos nenes se peleaban, Pachamé; Malbernat, eran duros dentro o fuera del campo.

Cuando salía el “Pato” Pastoriza, me dice:

¡¡ “Pepe”-Vamos a pelearlos, dale!!.

Aguirre Suárez en el piso luego del golpe de Pepe Urruzmendi

-¡Mira Pastoriza te voy a contar una cosa, ¡¡Yo soy flor de cagon!!, los que se pelean son, el “Pepe” Sasía, el “Chufla” Ramos cuando jugaba en Nacional, nosotros acompañabamos hacíamos ruido, si estaba en el suelo le pegabamos una patada, pero de boxeo, boxeo, nada, nada…

-Paso por al lado del técnico y me dice,

“Pepe”:¿entra que te dije?,

¡-Don Enrique, me echaron!,

¡-Dale no jodas!..

-En serio.

Anda a la puta madre que te pario “Pepe”, te  mato en los vestuarios, hijo de puta.

-Don Enrique era guapísimo, flor de persona.

-Con el tiempo fue como un padre para mi…

……

“Manguinha”

– En los viajes del Nacional, siempre era habitual comer de 4 jugadores por mesa, y siempre los mismos, era hora de la cena, así es que Manga compartía la mesa con Walter Daniel Mantegazza que usaba dientes  postizos, mientras los encargados de la cocina servían los platos con sopa, el brasileño venía desde su cuarto atrasado, así que Mantegazza, aprovechó y se sacó los dientes y se los puso dentro del plato de sopa.

-Manguinha se llevó la cucharada de sopa y al ver sonriendo la cuchara voló todo, mesa, plato, mantel , dientes postizos, Manga enojado les quería pegar a quien se le parara adelante.

-”Eu no jogo com ninguém, conmigo nou se fode”. (el era uno de los más juguetones, esa no le gusto). Fue dura pero no había que quejarse..

-Igual después de pasada la tormenta seguiamos en los cuartos jugando a las cartas  (conga). Se llama diferente en otros países, es armar juegos correlativos, del mismo color.

“-Archimito,” me decía Manguinha haciendo ademanes, vamos jogar “baralha”, ahí nos juntábamos los mas hijos de puta del plantel, El “Bola” Arispe, el “Toto” Jimenez, “Palito” Mameli y Yo, le hacíamos trampa a Manga, estábamos todos combinados, miramos las cartas y el que tenía las mejores, le hacíamos el juego para que ganara, teníamos una forma de pedir las cartas que necesitábamos, cuando nos faltaba un 2, decíamos:¡Que jugador el “Chileno” Elías Ricardo Figueroa!, porque usaba la camiseta número 2, o sino Artime. ¡ que goleador! la 10 y el ¡“Loro” Morales! que zurda, la 11.

-Manga creo que desconfió, preguntó,¿Eh Archimito, Porque falan muito de “Figueroa?,

Nada Manga es  terrible “jogador”, el “Chileno” Uuuffff,¡¡ que susto!!

Estábamos tan concentrados en ganarle y de pedir las cartas que necesitábamos, que no le prestamos atención a las cartas que salían y que agarraba Manga.

Tan grande fue nuestro error que de pronto Manguinha corta,nos quedamos desorientados, tres contra Él y encima nos corta.

¿Qué pasó?

”Conga” fala Manga;

¿Conga que Conga? Empecé a contar pensando, este brasileño se equivocó, 1,2,3,4,5,6,7. de oro..La puta madre que lo parió, enseguida dice Manga, se paga doble la conga sin “bicho” (comodín). jajaja .-¡Eh “Archimito” voçe viu!, -Eu sou bom demais pra jogar baralha.

Pero enseguida pensamos en la revancha, Manguinha no se podía ir con nuestro dinero, Alfredo de los Santos “Polilla”, tenía un par de dados cargados y otro juego de dados buenos.

Le damos a Manga los que están bien y nosotros nos quedamos con los cargados, jajaja ahí recuperamos nuestro dinero..

Todo esto transcurría en un viaje que estábamos haciendo con Nacional por Argentina, entre Misiones, Salta, Corrientes y Entre Ríos.

Tenía  que recuperarme de cualquier manera, igual por las dudas en Misiones me compre los anillos de compromiso, no sea cosa que me quedara sin dinero. Pero con esta nueva gran idea jajaja es “pan comido”, “tudo certo” Manguinha, jajaja. “Voçe è um grande jogador de baralha”, ahora “joguemos” dados..

Empezamos bien, pero no sé en qué momento Manga se apoderó de los dados cargados, nosotros tampoco nos dimos cuenta, así que seguimos apostando todo los que nos quedaba de los premios y de los viáticos, haciéndonos trampas a nosotros mismos, -Manguinha con todos los dedos rotos, que ya tenía de haberse quebrado en sus atajadas magistrales contra duros adversarios, seguía con su suerte que nunca acababa, nos pelo, asi de facil, Nos miramos con el “Polilla” y pensamos, acá algo anda mal. Se va “Manguinha” haciéndonos bromas y pensamos;

¿Por qué no se habrá tragado los dientes postizos de Mantegazza?.

Agarramos los dados y tenía los que estaban cargados, los tramposos perdimos dos veces  en tan solo 24 horas..

Recuerdo que agarre los 4 dados y por la ventana del hotel los tire para las azoteas vecinas.

La vieja frase, “quien juega por necesidad pierde por obligación”.

……

 

«Maktub»,está escrito. Si realmente lo leemos, nos dicen poco esas palabras, pero si lo comparamos con los años que escribimos estas historias, se ve la inmensidad de ellas, que es toda una vida, vivida, “porque si aun no te fuiste, es porque no llegaste a donde debías”.  Todo tiene su rima, todo confluye, todo concluye, en un entorno misterioso, que vamos deshilachando a medida que avanzamos, ¿o retrocedemos ?…


Campeonato Uruguayo 2019

  • Clausura
  • Anual
  • Descenso

Torneo Clausura 2019

PosClubPJPts
11534.000
21534.000
31533.000
41529.000
51526.000
61522.000
71521.000
81521.000
91520.000
101519.000
111515.000
121514.000
131513.000
141511.000
151511.000
161510.000

Tabla Anual 2019

PosClubPJPts
13775.000
23774.000
33769.000
43765.000
53759.000
63756.000
73751.000
83748.000
93748.000
103746.000
113745.000
123741.000
133737.000
143735.000
153733.000
163732.000

Descenso 2019

PosClubPromedioPJGFGCDGPts
11.784741366076160.000
21.703731305872158.000
31.297741109119117.000
41.459731088919114.000
50.973731111083103.000
60.892748992-3101.000
70.9737498106-8101.000
81.0547394115-21100.000
90.730747898-2092.000
101.05474101113-1291.000
110.9737374100-2685.000
120.8117486118-3284.000
130.7307480120-4072.000
141.7033756342269.000
151.297374037356.000
160.568373952-1332.000
Destacados