Home   »   Fútbol Uruguayo  »  Primera

Julio Ribas a la cancha, el “enemigo íntimo” de Peñarol




Julio Ribas tiene "cancha" para afrontar la adversidad de Bella Vista con éxito. enfrentar a Peñarol.


8 marzo, 2013
Fútbol Uruguayo Primera

Julio Ribas armó a Bella Vista en el  Nasazzi para volver a escena en el Estadio Centenario, el sábado, frente a Peñarol. El entrenador, con historia en los aurinegros, asumió el desafío soñando con los buenos tiempos que logró en el “papal”.

Julio Ribas, la cancha en el Nasazzi, y los detalles finales de Bella Vista para enfrentar a Peñarol.

Julio Ribas pega la vuelta al Estadio Centenario dirigiendo a Bella Vista frente a Peñarol. El entrenador, con historia en los dos clubes, asumió el reto de volver a los buenos tiempos que forjó en el “papal” en la gran campaña del ’98 que se originó en el ascenso y la conquista de la liguilla en finalísima donde superó 1:0 a  los aurinegros con golazo de Leonel Pilipauskas –también ex carbonero-, zaguero actual del equipo.

El técnico Campeón Uruguayo ’99 –récord de goles en el Torneo Clausura- cerró su primera etapa en diciembre del 2001. Tiempos de estabilidad, ajenos a su segundo capítulo en 2009 que acabó en cuestión de meses.

La práctica del viernes, en el Estadio Nasazzi, sin testigos, repasó la táctica y estrategia a ejecutar el sábado. Los probables titulares presentarán a Diego Martínez, Federico Díaz,  Leonel Pilipauskas, Gastón Pagano, Haibrany Ruiz Díaz, Germán Pérez, Gonzalo Freitas, Simón Vanderhoeght, Matías Abisab, Gonzalo Vargas y Federico Laens.

El Torneo Apertura de 2009 (21 de noviembre) registró el último partido frente a Peñarol al mando de Fénix con derrota 1:0 en el Centenario (gol de Gerardo Alcoba). El 4 de octubre de 2003 (Torneo Clausura), en la conducción de Liverpool, también cayó 1:0 en el Centenario (gol de Luis Nunes). Antes de su desembarco en el ’99 también lo enfrentó como DT en Sud América donde inició su carrera con gran éxito.

Su retorno a Bella Vista afrontó el interrogante de los problemas financieros que hicieron peligrar la participación en el Clausura. Las caídas con Fénix y El Tanque Sisley no alarmaron desde el juego porque en el cuerpo técnico consideraron los dos partidos “equilibrados y con la diferencia en jugadas puntuales”.

A los 56 años, después de los dos años en Deportivo Maldonado, Ribas se reencontró con Bella Vista, en otra parada brava que no dejó pasar. El sábado, a la cancha en el Centenario. Una vez más, no pasará inadvertido. Julio Ribas, el “enemigo” íntimo de Peñarol.


Finales Uruguayo 2022