Borges hizo gritar a Cerro Largo