Mauricio Moreira se quedó con el Gran Premio Internacional del Douro