Abrazo cargado de gloria

La amarilla a Barlocco y los hinchas arriba del ómnibus