X
    Categories: Columnistas

JAQUE MATE

Jorge Crosa: Columnista

Esta injerencia de la FIFA lastima, aunque sabemos que los errores de los dirigentes fueron varios, la demora en las elecciones perturbó a todos y la ya “famosa” sub comisión de control” de la Conmebol, no otorgó el Certificado de Idoneidad, a Arturo del Campo y Eduardo Abulafia.

La Conmebol se constituyó en juez supremo de la AUF.

Literalmente nos condujo a una posición muy difícil de sostener, sumamente complicada para el mundo de la pelota.

Estoy convencido que se hicieron las cosas mal y hace tiempo que no venimos nada bien.

Reconocer lo mal que se trabajó estimuló esta acción combinada, de la Conmebol y la FIFA.

OFFSIDE

Estamos fuera de juego.

Nos rigen una Comisión de Gobernanza y Transparencia por estos pagos y nada menos que los dueños de la pelota en el mundo.

Nos sancionaron.

Que no estemos de acuerdo, ¿a quién le va a importar?, si los problemas nuestros no los supimos resolver.

Pero nos rebelamos contra los “golpes de comando” porque, la democracia, nuestra doctrina política en favor del sistema de gobierno en la se ejerce la soberanía mediante la elección libre de sus dirigentes.

Hemos cometido errores. Absolutamente cierto.

Pero llegar a esta intervención, primero de la Conmebol y después de éste Comité de Regularización de la FIFA, parece exagerada y fuera de lugar.

TIEMPO PERDIDO, NO SE RECUPERA … 

Se supone que hubiese alcanzado con conversaciones previas entre ese Comité y los dirigentes para poner la casa en orden.

Quizás los uruguayos somos difíciles de convencer, de tratar, de dialogar, es posible y lo reconozco, pero antes de éste verticalazo que venga un Comité “a ver qué pasa” sin conocernos, sin saber siquiera los motivos de los pensamientos de los dirigentes, no lo compartimos, por lo menos yo, de manera alguna.

Igual sabemos que los dirigentes no actuaron céleremente, con claridad y que se demoraron muchísimo las acciones para designar una elección en la Asociación.

AQUELLO DEL “PREVIO AVISO”

Pero sancionarnos sin aviso, golpeando la puerta y aquí me siento yo hasta el 28 de febrero del 2019, parece una exageración y una intervención.

Nos lleva a pensar que el Comité regulador viene por algo más.

Es cierto y lo reconozco que los uruguayos somos de darle largas a los asuntos, que no nos ponemos de acuerdo fácilmente, que tenemos problemas, acaso cuando no los haya, pero, a fuer de sincero se hizo todo tan mal que ésta reacción,  inesperada, tiene alguna justificación.

La intervención nos choca, quieren y lo van a hacer dirigir los asuntos que corresponden a los uruguayos de la Asociación.

¿Qué asociación?, dirá usted …

Y yo le digo que es la AUF, si bien deteriorada, fuera de acción política, con soberanos problemas de todo tipo, no es un instituto fraudulento.

CULPAS COMPARTIDAS 

Por otra parte y me duele decirlo, los dirigentes, no todos, por supuesto, no han trabajado bien este momento eleccionario y trascendió, naturalmente, al mundo.

Esas nuevas normas que propuso la FIFA, el estatuto y demás artículos aquí les dimos demasiadas vueltas, es cierto.

Y parece que el “gigante se enojó” y mostró los dientes.

Uruguay para la FIFA, es como el cazador, nos tiene en la mira.

Cuando nos ve a tiro, dispara.

Igualmente, por la irregularidades cometidas, las demoras y demás problemas internos, acaso hemos cedido terreno político, justo contra el que tiene el comando del avión.

Mala señal para esos pasajeros …

Admitimos nuestra cuota de culpa, dentro del periodismo, que, acaso, erramos en algo, acertamos algunas, pero estamos dentro del sistema.

Eso es innegable y hay que reconocerlo.

Por otro lado, la Conmebol, con su pasado delictivo, y ahora quiere que le pongan “sote” en cada gestión.

La FIFA también “acompaña” con Blatter y compañía, en su momento, con hechos delictivos de amplísimo espectro.

Espero que no ahora, que Infantino quiere hacer bien los deberes y que ésto pueda solucionarse de otra manera, no así, entrando como “comando” al edificio de la calle Guayabos.

EL PORTAZO 

De allí la Comisión de Gobernanza y el informe a la FIFA.

Entonces fuimos víctimas fáciles de investigación.

Una verdadera pena que nos golpeen groseramente, en alarde de “aquí mando yo” que, aunque sea verdad, hay maneras de demostrarlo y no derrumbando la puerta a los cascotazos, literalmente,  porque, en buen romance, entran a la casa de uno, cuando se les ocurre y por el motivo que sea, pero, siempre lo hay, recuerdo que ya habíamos probado la “potencia” de este organismo con la absurda sanción a Luis Suárez del Mundial de Brasil, que, prácticamente, lo deportaron. Un abuso absoluto, que no registra antecedentes.

MOVIDA DEL “REY” 

Duro golpe, imprevisto,  que castiga a todos.

Ya en el cierre, cito al juego de inteligencia y astucia, como el ajedrez y recuerdo los matches de Spassky y Fischer, en 1972, donde ganó el estadounidense, quebrando una racha de más de 20 años de reinado soviético y que se ajusta al epílogo de nuestro pensamiento.

Aquí,lamentablemente,  se movieron mal los trebejos (las piezas de ajedrez).

Y nos dieron jaque mate.

 

Jorge Crosa: