«Bombazo» y punta

Santín: «Se hizo cuesta arriba pero pudimos darlo vuelta»

Racing: con alma de líder