Un grueso error defensivo rompió la ilusión

22 de marzo de 2013
Categoría: Selección

Tan injusto como inmerecido, el empate que se llevó Paraguay volvió a poner de manifiesto la debilidad defensiva del equipo oriental. La retaguardia fue llevando con acierto el cotejo pero, cuando se requería serenidad, capacidad para “hacer tiempo” y jugar con el reloj, los dos zagueros –Lugano y Godín-, fueron en busca de una pelota aérea lejos del área y dejaron sólo a Benítez. ¡Increíble!

Luis Suárez intenta zafar de la marcación de Iván Píris.

Luis Suárez intenta zafar de la marcación de Iván Píris.

Pelusso no hizo cambios. Tabárez jugó fuerte y mandó a la cancha a Edinson Cavani por Cristian Rodríguez y a Egidio Arévalo Ríos por Diego Pérez. La salida del jugador del Génova obedeció a un golpe en su rodilla izquierda.

En las primeras incidencias el juego se generó con rapidez. Paraguay armó un veloz contragolpe por la izquierda con tajante pase al área cortado por Godín. Inmediatamente otro por la derecha con pelota metida al punto del penal donde estaba sólo Haedo Valdéz. Conjuró el riesgo Muslera con felíz salida. Una tercera ocasión para los guaraníes derivó en córner cuando Álvaro Pereira trabó justo al guaraní que llegaba sólo por la izquierda para rematar.

Cuando Uruguay pudo romper el asedio y lanzarse adelante llegó el claro penal cometido a Cavani. El ataque derivó en córner. El centro de Forlán y… el paraguayo Riveros que venía agarrando desde el comienzo al goleador italiano, lo siguió manoteando, lo tiró al suelo y cayó sobre su humanidad. Me acordé de “Titanes en el ring”, de Martín Karadagián, del hombre de la barra de hielo. Pero… el colombiano Roldán metió el “siga, siga”. Sugiero a todos los cibernautas que lean la columna de opinión que está “colgada” desde ayer en el sitio. Lo vaticiné. El penal fue clarísimo y el juez Roldán no lo cobró.

A partir de ese momento Uruguay aumentó la presión. Redobló el esfuerzo, aunque careció de la pausa en la mitad de la cancha y en la salida al ataque, al perder contacto con la pelota Lodeiro, de muy buen primer tiempo.

Aferrado a su tarea de rescatar un punto los guaraníes mantuvieron los mismos lineamientos de la etapa inicial. Fuerza en la marca. Intento de salir prolijamente sin pelotazos y apostar a algún contragolpe fortuito.

A los 16’ otra vez el juez colombiano Roldán perjudicó a Uruguay. Maximiliano Pereira capturó una pelota en las puertas del área grande, se introdujo en ella y fue claramente obstaculizado por un defensa guaraní. La repetición televisiva mostró claramente que hubo empujón del paraguayo y, también, córner. El Sr. Roldán, proclive a concretar el “mandado” que le conminaron a realizar, sacó tarjeta amarilla por simulación del uruguayo. ¡Otro grueso error que, además, va minando al equipo oriental para el partido ante Chile!

Paraguay se aferró a su esquema. Agregó la estrategia de hacer tiempo para jugar con el reloj. Cardozo se hizo el lesionado, el golero Barreto demoró varios minutos la reposición de la pelota y una clara pelota que se fue sobre la línea del largo de la América, no la vieron ni el línea, ni el juez…

En el minuto 22, cuando Paraguay generó un córner, Tabárez se jugó la última carta: Gastón Ramirez en lugar de Maximiliano Pereira algo sentido. Álvaro González pasó de lateral derecho y el paraguayo recién ingresado, Caballero, vio la cuarta tarjeta amarilla por otra clara y fuerte infracción a Álvaro Pereira.

Un córner generado por Suárez, desde la izquierda, pareció no traer consecuencia. Despejó en media chilena un zaguero guaraní. Forlán la paró con el pecho y la metió “a la olla”. Solo apareció Cavani. Creo que tenía tiempo para controlar el esférico. Prefirió intentar pegarle de primera y lo hizo… como un principiante. Uruguay perdía su mejor ocasión de gol. La más clara. Esa que no había aparecido hasta el momento: el goleador cara a cara con el golero…

En la jugada siguiente Ramírez metió un gran pase para Suárez que no llegó y, en la recarga, llegó la hora de Paraguay y su mejor chance. Un grave error de Álvaro Pereira al no controlar una pelota originó un rápido contragolpe por la izquierda. El centro rasante. El remate del atacante que llegaba y Muslera que salvó.

Delineado claramente el partido el juego ingresó en el último cuarto de hora. Paraguay aferrado a su esquema defensivo y la posibilidad del contragolpe. Uruguay tratando de no regalarse atrás y, a su vez, buscando el desequilibrio en la ofensiva. Dura y mayor responsabilidad para los celestes.

A los 34 minutos ¡otra vez apareció Roldán! En un rebote la pelota la controlaba con facilidad Ramírez. Llegó de atrás Caballero y se lo llevó puesto. Clara infracción para tarjeta amarilla. El paraguayo ya estaba amonestado. El juez Roldán miró para otro lado.

Insistiendo en el ataque, sin claridad pero con mucho esfuerzo y tesón, a la salida de un córner logrado por Suárez, la pelota le quedó picando a Lodeiro, por la derecha, fuera del área. La paró, le pegó con la zurda en comba y… el vuelo de Barreto la sacó afuera.

Mucho pensaron que en esa incidencia frustrada por la acción del meta, era la última oportunidad perdida por Uruguay. Sin embargo, apenas dos minutos después llegó el gol mereció uruguayo. Un ataque oriental muy parecido al más claro de la primera etapa, generó la habilitación de Forlán desde la derecha hacia Lodeiro ingresando como puntero izquierdo. Controló el esférico. Miró al área y mandó el zurdazo alto, pasado, al segundo palo. Allí, en el ángulo derecho del área, Suárez la calzó de bolea, de primera y la mandó a guardar.

El partido estaba liquidado. Uruguay convirtió el gol que mereció largamente durante todo el cotejo. Sólo había que dejar transcurrir los siete minutos que restaban para el final. Sin errores. Con toda la atención posible.

Los parciales guaraníes festejando con su bandera patria en la Tribuna América.

Los parciales guaraníes festejando con su bandera patria en la Tribuna América.

Y llegó lo increíble e injusto. Un largo pelotazo desde el fondo del área paraguaya a la zona media de la defensa oriental. ¡Los dos zagueros celestes, juntos, fueron en busca del esférico sobre el hombre guaraní que no llegó a saltar! ¿Cómo se puede cometer ese error? ¿Cómo uno de los dos zagueros no quedó atrás, como último hombre, esperando por cualquier cosa? Lugano cabeceó defectuosamente sin poder restar. La pelota cayó en poder de Benítez que recepcionó solo. Miró y cuando salía Muslera le pegó entre las piernas del golero. Empate paraguayo. Tan injusto como increíble.

El gol en contra fue un baldazo de agua fría. El equipo celeste volvió a sentir el tanto adverso. Se cayó. Los paraguayos se agrandaron, pasaron a dominar el trámite y sobre el final, en un remate Fabbro que se fue desviado, estuvo a punto de lograr una victoria tan injusta como inmerecida.

URUGUAY 1:1 PARAGUAY

Cancha: Estadio Centenario.

Juez: Wilmar Roldan (Colombia). Líneas: Humberto Clavijo y Eduardo Díaz (Colombia). Cuatro árbitro: José Buitrago (Colombia).

URUGUAY: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira (67′ Gastón Ramírez), Diego Lugano, Diego Godín, Alvaro Pereira; Alvaro González, Diego Pérez (46′ Egidio Arévalo Ríos), Nicolás Lodeiro, Cristian Rodríguez (46′ Edinson Cavani); Luis Suárez y Diego Forlán. Director técnico: Oscar Tabárez. Suplentes: Martín Silva, Juan Castillo, Andrés Scotti, Sebastián Coates, Matías Aguirregaray, Alejandro Silva, Walter Gargano, Sebastián Eguren y Sebastián Fernández.

PARAGUAY: Diego Barreto; Iván Piris, Paulo Da Silva, Pablo Aguilar, Miguel Samudio; Víctor Ayala, Fidencio Oviedo, Richard Ortiz (65′ Edgar Benítez), Cristian Riveros; Nelson Haedo Valdez (79′ Jonathan Fabro) y Oscar Cardozo (65′ Luis Caballero). Director técnico: Gerardo Pelusso. Suplentes: Antony Silva, Tobías Vargas, Pedro Benítez, Ismael Benegas, Lorenzo Melgarejo, Marcos Cáceres, Osvaldo Martínez, Julio Dos Santos y Marcelo Estigarribia.

GOLES: 82′ Luis Suárez (U), 85′ Edgar Benítez (P).

Tarjetas amarillas: 5′ Oscar Cardozo (P), 10′ Fidencio Oviedo (P), 27′ Pablo Aguilar (P), 35′ Diego Godín (U), 43′ Diego Pérez (U), 60′ Maximiliano Pereira (U), 68′ Luis Caballero (P), 90′ Alvaro González (U).

Encuentro de capitanes. Diego Lugano queda atrás, Paulo Da Silva rechaza de cabeza.

Encuentro de capitanes. Diego Lugano queda atrás, Paulo Da Silva rechaza de cabeza.


Etapa 6

SERIE A
1 - 1
Estadio Campeones Olímpicos

TORNEO INTERMEDIO SERIE A FECHA 6 BOSTON RIVER VS. PROGRESO

1 - 0 - VTV
Parque Federico Saroldi

TORNEO INTERMEDIO SERIE A FECHA 6 RIVER VS. PEÑAROL

15:00 - VTV
Parque Artigas

TORNEO INTERMEDIO SERIE A FECHA 6 JUVENTUD VS. NACIONAL

17:30 - VTV
Estadio Luis Franzini

TORNEO INTERMEDIO SERIE A FECHA 6 DEFENSOR VS. DANUBIO

SERIE B
3 - 1
Estadio Juan Prandi

TORNEO INTERMEDIO SERIE B FECHA 6 PLAZA VS. CERRO LARGO

2 - 2
Parque Osvaldo Roberto

TORNEO INTERMEDIO SERIE B FECHA 6 RACING VS. WANDERERS

15:00
Estadio Olímpico

TORNEO INTERMEDIO SERIE B FECHA 6 RAMPLA VS. LIVERPOOL

15:00
Estadio Luis Tróccoli

TORNEO INTERMEDIO SERIE B FECHA 6 CERRO VS. FÉNIX