Home   »   Fútbol Uruguayo  »  Primera

La tabla del cero


Alejandro González va sobre Alexander Medina en la lucha del juego aéreo.


11 noviembre, 2012
Fútbol Uruguayo Primera

Alejandro González va sobre Alexander Medina en la lucha del juego aéreo.

La tabla del cero. Esa que multiplique por lo que multiplique, es igual a nada. Se quedaron con las manos vacías. Y acá hay que caminar por el sendero de la realidad: el resultado crucifica más a Peñarol que a Nacional, más allá de lo que pase en la tabla de posiciones. Nos referimos a ese mano a mano, a esa pulseada que marca dentro de la historia del fútbol. Nos quedamos con dos imágenes. Una es la de “Polilla” Da Silva haciendo el gesto de tirar el equipo arriba. La otra, de Gustavo Díaz marcando tranquilidad. Y esos dos ademanes se sintetiza el partido.

Peñarol es un equipo con dos identidades. Una, cuando tienen la pelota los cuatro de arriba. Otra, cuando les toca el turno a los siete restantes. Por eso Da Silva quería que se jugara donde los que tienen el gesto positivo pueden hacer daño.

Nacional llegó medio remendado. Arrastrando penurias. Pero como aquella persona tímida, que cuando camina hace sonar los tacos, sacó pecho, quiso imprimir un ritmo innecesario, porque lo que tenía que hacer era ponerle paños fríos al trámite. Enfriando, bajando revoluciones, cortando, reconstruyendo, para después ponerse en pensar de mitad hacia arriba.

Los mensajes llegaron, pero las aplicaciones no se produjeron. Peñarol perdió la efervescencia de la primera media hora. Fue cuando hizo despertar la ilusión de su hinchada. Fue el rato que impuso en la cancha la superioridad de los cuatro de arriba, tocando, poniendo fútbol, pero sintió el sabor de la soberbia. Pensó que lo ganaba al toque. Se equivocó, porque Damonte de a poco complicó a Zalayeta, que si bien manejó la pelota, se encontró con un palo en la rueda. Estoyanoff no tuvo más mano a mano. Zambrana se enchufó y desenchufó. Olivera quedó de espalda al arco, por lo que perdió efectividad, porque Peñarol se olvidó de abrir la cancha. Olivera ofició de pasador, dos pelotas de taco y adiós mi plata.

¿Qué pasó? Nacional sintió que no tenía que tener dudas. Fue ganando espacio, pelota y terreno. Cuando se quiso dar cuenta estaba jugando el segundo tiempo y tenía el trámite de igual a igual. Lo alimentaban los errores de entrega del fondo aurinegro, donde Lerda anduvo bien con las manos, pero no con los pies. Y si bien Zalayeta tuvo un tiro en el palo, no hay que olvidarse que Luna tuvo un gol hecho, que salvó Darío Rodríguez con un cruce caído del cielo, más una jugada que dejó espacio para la polémica con pinta de penal, por el cruce de Macaluso.

Todo se hizo parejo. Todo se hizo intenso. Eso sí, no vaya a pedir lujos, eso imposible. No vaya a pedir goles. Porque Nacional arriba no tuvo peso y Peñarol se olvidó de pesar. Los dos se quedaron con la tabla del cero.

PEÑAROL 0: 0 NACIONAL

Cancha: Estadio Centenario. Jueces: Daniel Fedorczuk, Mauricio Espinosa y Gerseis Gómez.

PEÑAROL: Danilo Lerda, Alejandro González, Damián Macaluso, Darío Rodríguez, Nicolás Raguso; Marcel Novick, Carlos Grossmüller, Fabián Estoyanoff, Jorge Zambrana (78′ Aureliano Torres); Marcelo Zalayeta y Juan Manuel Olivera. Director técnico: Jorge Da Silva. Suplentes: Enrique Bologna, Juan Alvez, Sebastián Cristóforo, Ignacio Nicolini,  Sebastián Gallegos y Jonathan Siles.

NACIONAL: Jorge Bava, Christian Núñez, Andrés Scotti, Alejandro Lembo, Pablo Alvarez, Santiago Romero (88′ Matías Cabrera), Israel Damonte, Maximiliano Calzada, Alvaro Recoba, Adrián Luna (85′ Vicente Sánchez) y Alexander Medina (85′ Sebastián Taborda). Director técnico: Gustavo Díaz. Suplentes: Leonardo Burián, Adrián Romero, Juan Ramón Curbelo,  Jonathan Ramírez.

Tarjetas amarillas: 8′ Damián Macaluso (P), 32′ Israel Damonte (N), 42′ Marcel Novick (P), 62′ Andrés Scotti (N), 75′ Adrián Luna (N), 85′ Alexander Medina.


Etiquetas: Nacional Peñarol