Home   »   + Deportes

Mundial de Atletismo: el italiano Stano, primer campeón en marcha

El italiano Massimo Stano conquistó la medalla de oro en la prueba de 35 km marcha del Mundial de Atletismo de Oregón. El ecuatoriano Brian Pintado, finalizó en la cuarta posición.




El italiano Massimo Stano celebra al ganar los 35km marcha masculina, en el Mundial de Atletismo en Eugene (EE.UU.). EFE/ Kai Forsterling.


24 julio, 2022
+ Deportes

Redacción Deportes (EEUU), 24 jul (EFE).- El italiano Massimo Stano, campeón olímpico de 20 km marcha, se erigió en el primer campeón mundial de 35 km con una sucesión de ataques que terminaron por doblegar, con un tiempo de 2h23:14, mejor marca mundial de la historia, al japonés Masatora Kawano, que se arrojó sobre la raya para cruzar sólo un segundo después.

 

El sueco Perseus Karlstrom, con un registro de 2h23:44, ganó al ecuatoriano Brian Pintado (2h24:37) la batalla por la medalla de bronce, presea que obtiene por segunda vez en unos Mundiales.

 

A cinco días de cumplir 27 años, Pintado quiso emular a su ilustre paisano de Cuenca Jefferson Pérez, tres veces campeón mundial de 20 km, y parecía en condiciones de conseguirlo a falta de 5 km, pero le abandonaron las fuerzas en los tres últimos.

 

El colombiano Eder Arévalo, campeón de 20 km en Londres 2017, terminó octavo con 2h25:21 y el español Miguel Ángel López (oro en 20 km en Pekín 2015) décimo con 2h25:58.

 

En un día soleado, la temperatura era agradable a las 6.15 horas en el bulevar Martín Luther King Jr, escenario del circuito de un km, pero la elevada humedad (91 por ciento) iba a ser un serio hándicap para los marchadores, obligados a competir en tales condiciones durante dos horas y media.

 

Pero Daisuke Matsunaga no se arredró. El japonés, que fue aquí campeón del mundo júnior de 10 km en 2014, se escapó por delante y cuando cubrió el primer km en 3:59 abrió un margen de medio minuto sobre el grupo, encabezado por Perseus Karlstrom, bronce aquí en 20 km y ganador individual, este año, en el Mundial por equipos de Mascate (Omán).

 

Los japoneses encabezaban la lista mundial esta temporada, y Matsunaga, de 27 años, se propuso reverdecer laureles en la ciudad que le dio el oro júnior ocho años antes. Pasó por el km 5 en 20:14, ya con 48 segundos sobre el grupo perseguidor, en el que viajaban, entre otros, los mexicanos José Luis Doctor y Ricardo Ortiz, el colombiano Arévalo -campeón de 20 km en Londres 2017-, Miguel Ángel López -oro en Pekín 2015 en 20 km-, y Brian Pintado.

 

España alineaba también al balear Marc Tur, cuarto en la última prueba olímpica de 50 km, el pasado año en Sapporo (Japón) -aquí descalificado en el km 22- y al debutante madrileño Álvaro López.

 

Por el km 10 el fugado, con un parcial de 40:38, marchaba 11 segundos más lento que en los cinco primeros y su ventaja era de 52 segundos sobre el primer grupo de ocho, que se mantenía en el 15 (1h01:10), pese a que Karlstrom y Stano habían asumido la responsabilidad de liderar la caza del japonés.

 

López empezó a perder contacto con los perseguidores, y en cabeza se produjo un cambio radical en el km 21. Matsunaga entró en crisis y fue rápidamente engullido por el grupo delantero. Pintado, que por momentos había marchado descolgado unos segundos, pasó a encabezar la carrera dentro de la avanzadilla.

 

Arévalo cedió en el km 24 y arriba quedaron seis al ritmo que marcaban Stano y el chino Xianghong He. El mexicano Doctor fue el siguiente en caer: los jueces decretaron su parada de tres minutos y medio en el «pit lane» y sus opciones de medalla se evaporaron.

 

En el km 28 Pintado asestó un nuevo golpe, tirando del quinteto delantero, y en el 35 hizo su penúltima apuesta Stano, que se quedó arriba con Pintado, Kawano y Karlstrom. Sobraba uno para el podio, y fue Pintado quien se entregó en el km 32.

 

Las medallas tenían ya destinatarios seguros, a 3 km de la meta. Sólo faltaba saber la distribución del podio.

 

Stano persistió en su ataque sostenido y Karlstrom cedió unos metros poco antes del km 33. Solo Kawano mantenía el codo a codo con el italiano, que al escuchar la campana anunciadora del último mil redobló su ataque y se quedó solo camino de la victoria. EFE