«Joya» de goleada: ¡8:0!