El empate de la polémica

Bergessio: el 9 marca la diferencia

Goleador de punta