Home   »   Vela

Lola Moreira: “Se empieza de cero, hay que ir al exterior para foguearse”

Moreira, de la vela al mundo, cumple con su aislamiento en Paysandú. La postergación de los Juegos, el simulador de barco y hasta el juego de FIFA para ganarle al tiempo, en diálogo con Tenfield.


"Lola" Moreira, la gran velerista uruguaya, habló desde Paysandú.


11 abril, 2020
Vela

“Estoy en casa, en Paysandú. Me vine a pasar el aislamiento con mi familia. En el patio armamos algo casero para entrenar”, comenta Dolores Moreira, Lola, la gran velerista uruguaya de 21 años, abanderada en los Juegos de Río 2016, medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y campeona en Nueva Zelanda 2016. En julio del año pasado, Moreira logró la clasificación anticipada a los Juegos Olímpicos de Tokio, que se postergaron para julio de 2021. Y sobre estos y otros temas habló con Tenfield.com.

 

-Teniendo en cuenta la paralización del deporte por la emergencia sanitaria, ¿cómo se reorganizó tu preparación?

-Con mi padre construimos un simulador de barco para tierra con un pedacito de barco, y me cuelgo como si estuviera en uno de verdad. Son unos tronquitos. Pero sirve para entrenar.

 

-Ante estas circunstancias, trabajás más lo físico…

-Es todo físico, nada de agua. Lamentablemente no podemos ir. Cuando estaba por venir a Paysandú, se podía navegar. El día que llegué se adoptó la decisión de no permitirlo ni siquiera de modo recreativo.

 

-¿Transformó tu rutina?

-Me sobra tiempo libre en cantidad. Los horarios se me cruzaron. Lamentablemente me cuesta dormir más: recién lo logro a la una de la madrugada. Me levanto súper tarde. Después entreno. Trato de hacer actividades dentro de casa, inventando. Le pedí prestado a mi tío  para jugar al FIFA: camino por las paredes (risas).

 

-¿Cómo era un día tuyo en una situación normal?

-Estaba en Punta del Este entrenando. En la mañana, un poco de gimnasio, en horas de la tarde al agua, y luego una pasada más fuerte en el gimnasio. Se completaban los dos turnos. Acá en Paysandú uso de todo, porque hasta agarré una pelota de voleibol.

 

-¿Qué pensás de la postergación de los Juegos de Tokio para 2021, teniendo en cuenta que habías asegurado tu participación en julio del año pasado?

-Me pareció bien. Nos venimos preparando cuatro años para llegar a los Juegos, compitiendo en el exterior todos los meses. Pero en febrero y marzo de este año se cayeron todos los planes. Entonces, si van tres años de entrenamiento y en el cuarto se cae todo, es un bajón llegar en esas condiciones. La decisión puso por delante la salud de los deportistas. Estoy feliz. Lo veo desde otro punto de vista, porque estaba clasificada. Es distinto para la gente que entrenó para lograr las marcas que les permitan llegar, porque pueden pensar de otra manera.

 

-Cuando la actividad se reanude, ¿cómo se reformula el plan de trabajo?

-Se empieza de cero. Hace dos meses no toco un barco. Se pierden la técnica, la estrategia y la táctica. Hay que ir al exterior para competir continuamente y foguearse. Es como volver a arrancar.

 

-Venías de los Juegos de Río, donde llevaste la bandera uruguaya. ¿Qué sentimiento te dejó?

-Sí, fue increíble haber sido abanderada. Había deportistas de élite como Pablo Cuevas y Emiliano Lasa, tremendos, y me hizo muy feliz que me hubieran tenido en cuenta. Fue una distinción.

 

-En tu último regreso al país, estabas con la cabeza puesta en la competencia…

-Volví de Australia en febrero. Llegué y no había casos de coronavirus en Uruguay. Allá tampoco. Solo los turistas en el crucero. Mi hermana -vivo con ella en Montevideo- se fue de viaje con su novio el 1º de marzo a Estados Unidos, y adelantaron el retorno para evitar el cierre de frontera. Entonces, le hice tremendo surtido y se lo dejé en el apartamento. Me vine a Paysandú, y después ella también.

 

-Hay un solo caso en el departamento. ¿Cómo se vive este momento?

-En realidad solo salgo al súper. No se ve mucha gente. Mi casa está enfrente a la playa, al paseo costero, y lo cerraron. La gente no lo está respetando, a pesar de las vallas y de los carteles que pusieron. Aparecen en autos y bicicletas.

 

-Cuando vuelvas a la competencia, ¿cuál es tu próximo destino?

-No sabría decirte, porque la única regata confirmada era en Japón antes de los Juegos, y hace tres días se canceló. No sabemos nada. Cuando termine todo esto, veremos qué países tienen campeonatos.


Etiquetas: Lola Moreira Vela

Finales Uruguayo 2020