Home   »   Uruguayos

Paolo Montero: “Esto no es una pavada, si te agarra herido te lleva y no importa la edad”

Paolo Montero envió su mensaje desde Italia, uno de los países más afectados por el coronavirus. Es el entrenador del Sambenedettese, de la ciudad de San Benedetto del Tronto.




Paolo Montero, entrenador de Sembenedettese y ex ídolo de la Juventus.


10 abril, 2020
Uruguayos

Paolo Montero está en Sambenedetto del Tronto (Provincia de Ascoli Piceno), dirigiendo a Sambenedettese, de la Serie C de Italia , en uno de los países más afectados por el coronavirus en todo el mundo. El viernes fue entrevistado en el programa “100% Deporte”, de Radio Sport 890 AM.

 

“Como decía el yugoslavo que dirigía a Peñarol –Petrovic-, en Italia y en España es ‘catástrofa’. Por suerte, en Sambenedetto la gente es respetuosa, y en este pueblo no hay muchos casos. Son ochenta en total. Tiene 40.000 habitantes. El gran problema fue en Lombardía, en Brescia y en Bérgamo, donde jugué en Atalanta: fue un desastre. Una tristeza increíble. Hace un mes estamos en familia, encerrados. Por suerte, ellos volvieron. Si no, me volvía loco”.

 

“Patricia (su esposa) hace el pedido del súper online. Es una ciudad donde todos se pusieron a disposición, porque en el norte colapsó todo. Para mí, la Serie C no se va a jugar. Fabio Cannavaro –ex internacional italiano y hoy entrenador- está en China, y leía una nota donde dijo que liberaron para reanudar las actividades y el coronavirus volvió”.

 

“Sigo en contacto con gente de Bérgamo, familias que conmigo se portaron espectacularmente. Tengo un primo que vive en España y que se agarró el coronavirus. La van llevando bien. Le digo a la gente de Uruguay que esto no es una pavada, porque si te agarra herido te lleva  y no importa la edad. Es verdad que la edad complicada es después de los 70 años, pero acá se ha llevado a jóvenes de 16 también. La gente no sale a la calle. Ahora pusieron una regla nueva que establece que podés hacer ejercicio cómo máximo a 200 metros de casa. El Gobierno se puso como debió hacerlo al principio. Hay que tener mucha cautela. Yo he hablado con el médico de Sambenedettese de la velocidad del contagio”.

 

“Por desgracia, va a tocar la economía a nivel mundial. El lugar veraniego acá lo estaban arreglando hace tres meses, y hoy no ves un alma. Es como si pasara en Punta del Este, en Piriápolis o Cabo Polonio: al trabajador lo mató. Hasta el 25 de abril seguimos en cuarentena. Se está hablando de que podrían liberar el 15 de mayo. Los chinos estuvieron cuatro meses. No es fácil”.

 

“Siento que como entrenador tengo que estar más empapado de ciertos temas. No en el manejo, porque lo he  aprendido. En ciertas cosas, tenemos que seguir mejorando. Aprendí que con los mismos once que entrás a la cancha, tenés que hacer un cambio, posicional o de sistema. Eso te hace crecer. Dirigir a la Juventus es un sueño, pero también algo muy difícil. La credibilidad con el jugador de fútbol es cuando vos en la semana le decís ‘el domingo va a pasar esto’”.

 

“Menotti y Lippi eran tipos que te adelantaban en la semana lo que iba a pasar en el partido. Era increíble. Eso no se aprende. En el entretiempo no hablás más de cuatro minutos. Son aprendizajes que tuve. Los jugadores te hacen la resonancia magnética con los ojos. Como dicen los argentinos, te miden los galones, con quién sos duro y con quién no. Es un lindo desafío entrar al vestuario. Entrás y ves los cambios. Las nuevas generaciones no digo que sean mejores o no: son totalmente diferentes”. Palabra de crack.


Finales Uruguayo 2022