El tercer paso a la última Copa