De cabeza al fútbol, 1:1