Home   »   Primera

Temporal de golazos

Fénix y Wanderers empataron 3:3 en el Parque Capurro, bajo lluvia. Jugaron un partidazo, que incluyó goles y emociones hasta el final. El local ganaba 2:0 y 3:2, pero el bohemio lo remontó.




Agustín Alfaro y Leonardo Pais, en el despegue por la pelota bajo lluvia en el Capurro.


25 marzo, 2021
Primera

 

 

El fútbol se asoció al estado del tiempo en el Parque Capurro, porque hubo un temporal de golazos y emociones. Fénix y Wanderers empataron 3.3 en un auténtico partidazo. A pesar de la tormenta imparable, protagonizaron un juego vertiginoso e incierto. El punto para cado lado los recompensó.

 

Los albivioletas se lamentaron, ya que estuvieron al frente en dos oportunidades: 2:0, con los dos goles de Maureen Franco, uno de ellos de penal, y luego 3:2, con el tremendo zurdazo de Agustín Alfaro, impactante e imposible para Ignacio De Arruabarrena.

 

Sin embargo, el bohemio se levantó con fútbol. Daniel Carreño se jugó a Diego Riolfo, y el volante asistió a los delanteros. La sociedad con el talentoso Nicolás Quagliata y Maxi Pérez en ataque generó llegadas y faltas.

 

La sucesión de goles y el desarrollo cambiante revalorizaron el juego. Fénix pensó en seguir su racha de triunfos desde la fantástica jugada de Agustín Canobbio y la definición de Maureen Franco –con una dedicatoria especial a Roberto Fernández, que fue operado en la semana por una fractura de maxilar-, y fortaleció su dominio en el segundo del goleador, de penal, en una falta que no se apreció del arquero a Juan Alvez, sorprendiendo en el área de enfrente. El fenomenal zurdazo de Agustín Alfaro, el tercero, vislumbró la nueva alegría. De todas maneras, el equipo también fue vulnerable en zona defensiva.

 

Wanderers creció y obligó a Casanova. Acortó en el tiro libre, desde la izquierda, y el desvío en Ángel Rodríguez.  La conexión de Alfaro y Araújo, taco lujoso en el repertorio, y el golazo de Quagliata, le dieron esperanza. Empató y, en su mejor momento, sufrió un gol de esos impredecibles, que no están en el libreto.

 

El guión en la tormenta ofreció el final en relación a la inspiración de la mañana en Capurro. Leonardo  Pais, de tiro libre, hizo celebrar a Wanderers. Lo gritó con el alma por los contratiempos sufridos, por el camino cargado de obstáculos debido a los jugadores afectados por COVID -ahora sumó a Sergio Blanco, e Ignacio González se encuentra en cuarentena por contacto directo-, para llevarse un verdadero desahogo.

 

 

 

Torneo Clausura 2021