Corazón celeste

Muslera, capitán al arco