Peñarol, vuelta a la gloria