Uruguayo 2022: el equipo de la gente

Borbas, el “romperedes”